WO FAT "THE SINGULARITY", 'OLA ESTIVAL... OLEADA DE 'STONER' 2022!!!' (PART CCXLIX), LA BESTIA SIGUE ESCUPIENDO FUEGO!!!

NOTA: 90%

Continuamos en pleno ritual calorífico estival con las 'Oleadas Stoner'. Turno para unas moles indestructibles provenientes de Dallas, Texas, como lo son WO FAT, acaban de sacar su séptimo disco en estudio tras seis años en el dique seco si obviamos su directo Live Juju: Freak Valley and Beyond (2017). Y bien, ¿qué nos tienen que ofrecer de nuevo los cafres de Ken Stump (guitar, vocals), Tim Wilson (bass) y Michael Walter (drums)?. Es sencillo, la misma mierda de siempre que no es poco para una banda que parecía haberse tomado cierto 'respiro' incluso mucho antes de explotar la pandemia. Demos rienda suelta a la 'criatura' y que se desfogue bien a gusto envolviéndonos en llamaradas Stoner...

Ingresa en la 'Cámara de Brujas', vas a ser más que bienvenido...


La séptima declaración de intenciones graníticas lleva por nombre The Singularity (2022) y vuelve a ser un auténtico 'tour de force' para oídos neófitos, pero un auténtico paraíso para amantes de los sonidos más encendidos y saturados pero también de los más psicodélicos y enclavados en épocas pasadas en donde Hendrix, Cream y Grand Funk dictaban sus propias normas a base de interminables jams y cantidades ingentes de LSD. Los 7 cortes de que se compone el disco practicamente están todos por encima de los ocho minutos por lo que entenderéis que aquí, stoner punk, bien poco. Todo se basa en dejarse llevar y fluir, con crescendos rítmicos y explosiones de FUZZ al '11', caso de "Unraveling" o acercamientos al desierto de Sky Valley en "The Singularity", pero también momentos funk y 'viajes flotantes' varios como en el caso de "Overworlder" o los generosos 16 minutos finales de "The Oracle". Queda dicho, han vuelto para seguir apisonando tímpanos y destrozar reggaetoners. El que avisa...


Es de 2018, pero por si alguien no conoce cuál es el hábitat natural de los Wo Fat, aquí tenéis una imponente tormenta desértica encima de las tablas...

No hay comentarios: