THE AFGHAN WINGS "DO TO THE BEAST" (2014), UN RETORNO COMO 'LA BESTIA' MANDA...NO COMO OTROS!!!


Además de las típicas bandas y movimientos que explotaron y lo pusieron todo patas arriba en la rica primera parte de la década de los 90's, uno siempre tuvo unas cuantas bandas 'especiales' que se salían de la tónica general imperante porque no eran incluidos en ningún movimiento musical, que eran admirados por minorías y que su etiqueta de 'bandas de culto' les acompañaría sí o sí durante toda su carrera.

Me vienen a la cabeza tres de estas bandas que os hablo que, sorprendentemente y cuando nadie lo esperaba, han decidido continuar con la carrera que empezaron y por la que son realmente conocidos, tres han sido, en estos dos o tres últimos años, los 'comebacks' más especiales para mí con el retorno de Urge Overkill, Redd Kross y la banda de la que venimos a hablar hoy, The Afghan Whigs.

...lo de los Pixies, en fin, todavía no sé qué pensar...


'Aparca fuera' porque Greg Dulli quiere desplegar las alas e invocar a la bestia...



Que Greg Dulli siempre ha sido un culo de mal asiento eso lo sabemos todos, proyectos tan interesantes como minoritarios con nombre de The Twilight Singers o Gutter Twins o sus incontables 'cameos' y colaboraciones con todo tipo de artistas dicen mucho de un artista que no para de tocar y que no quiere dejar de moverse. Pero de The Afghan Whigs nada se sabía desde aquel maravilloso funk/soul de "1965" que fue el broche de oro a una carrera en los 90's incuestionable y tremendamente rica con discazos como "Congregation", "Gentleman" o "Black Love". Amé estos discos, ¡¡os lo juro!! vivía dentro de ellos.

En fin, no esperaba un retorno discográfico en toda regla, lo cierto es que pensaba que esto se parecería al cuestinable 'comeback' de los Pixies -'all for the money'- en aquella gira de reunión de los Whigs en 2012, pero los astros se han confabulado para brindarnos el regreso de Dulli con su criatura y ya la tenemos aquí. No sabía quién era el puto Usher pero si hay que darle un poquito las gracias es por haber hecho que Dulli vuelva a extraer lo mejor de sí mismo para que la 'esencia afghana' siga intacta.

Este revulsivo con Usher ha hecho que Greg no se rodee de cualquiera, que no huelas a 'mercenarios a las ordenes de...' pues se ha rodeado de músicos tan interesantes como Marc McGuire (Emeralds), Alain Johannes (QOTSA, Gutter Twins, Eleven) y Clay Tarver (Bullet LaVolta) además de John Curley que ya le acompaña desde 2012. Ahí es nada.


Y el disco. ¿Pero qué tendremos entre manos?. Para empezar, ahora mismo y para este servidor, ¡¡es mi disco favorito del año!!, así, 'a pelo' y por el momento. Creo que este "Do To The Beast" (2014) nos desvela claramente que las musas han vuelto a sonreir a Dulli, que sigue ofreciéndonos pedazos descarnados de su atormentada alma pero con una nueva piel más refrescante y expontánea. El álbum es una colección de canciones compacta como ella sóla, como una historia que te va llevando por diversos parajes pero por la misma senda para no perderse, es decir, tenemos a los Afghan Whigs de siempre pero con un trabajo de texturas nuevas y renovadas, de experimentación pero sin perder el norte en ningún momento.

¿Alguién se pensó que Dulli rebajaría el trabajo de guitarras ardientes? porque ya con el excelente comienzo de "Parked Outside", con las guitarras por todo lo alto, deja bien a las claras que no se ha olvidado de la fiereza de los Afghan de "Congregation" o "Gentleman". Un riff brutal, denso y atmosférico y una interpretación vocal desgarrada, llena de ira anticipa el triunfo casi antes de catarlo.

Rapidamente llega "Matamoros" con esas bases electrónicas y esa línea vocal más 'groovie' de Dulli. Un tema de contrastes para cuando las guitarras se hacen sitio entre sintetizadores, baterías programadas y ritmos arábigos. Todo un sorpresón en este disco...a pesar del 'puto Usher'...



Se cuela en nuestro corazón y nuestra alma "It Kills", que me lleva a la introspección y el dolor que sentí con "Black Love". El desgarrador soul de corte épico se despliega en la parte final con Dulli y Usher entrando en un éxtasis vocal tremendamente bello. Viene ahora el primer single, "Algiers", que tras el guiño al "Be My Baby" de The Ronettes, comprobamos que es una composición preciosa también, de susurrantes melodías y acústicas suaves y maestras que sólo se rompen cuando irrumpe el 'solo' distorsionado y denso de guitarra. ¡Qué belleza Pupilos!.

El oscuro piano inicial de "Lost In The Woods" sigue la tónica contenida de "Algiers" pero se convierte en intrumento principal en un tema de corte atmosférico que poco a poco va incorporando cuerdas por aquí y por allá añadiendo la tónica épica que estaba pidiendo la canción. Un tema para redimirse de los malos momentos.

Guitarras hirientes y electrónica vuelven a verse las caras en el potentísimo "The Lottery" con murallas de potencia emocional y sónica y con unas texturas que elevan más si cabe la categoría de uno de los temazos de este álbum. ¡Cómo me sigue poniendo que Dulli se cabree y desahogue sus neuras!. Pero llega la calma y las atmósferas oníricas e hipnóticas de "Can Rova" y la introspección nos envuelve por completo. La parte final me suena muy U2 con esas programaciones, pero bueno...

"Royal Cream" es la hostia!!, ¡así de simple!. Un temazo como la copa de un pino, con un 'groove' guitarrero genial y una base rítmica poderosa y obsesiva. La canción explota en varias ocasiones, con distorsión, furia, frustración, todo vomitado de forma cruda por Dulli y los suyos que nos quieren quitar el aliento en un tema con una tensión emocional y sónica que no escuchábamos desde hacía más de 16 años. "I Am Fire" se solapa a "Royal Cream" como su epílogo, "I Am Fire" es un tema en el que la percusión de corte 'urban' predomina, con tímidos punteos de guitarra, con alaridos de Dulli por aquí y por allá. No es el mejor pero encaja en todo el conjunto.

Y llegamos al final del siempre tortuoso viaje por el alma del artista, siempre acabo los discos de The Afghan Whigs con una sensación liberadora, de pecados perdonados, de nostalgia aliviada a flor de piel, de la que duele y eso es lo que me trasmite el atmósférico "These Sticks", un caos ordenado de emociones, un 'crescendo' intrumental pero más emotivo y descarnado con metales, cuerdas, guitarras, percusión y garganta hasta la mayor de las catarsis. El perfecto orgasmo del alma, os lo aseguro.

"Do To The Beast" te pide lo que todos los discos de The Afghan Whigs piden a gritos, que los escuches con calma y atención, que los saborees por la noche o en una fría tarde lluviosa cerca de un paraje montañoso. El viaje será más placentero a pesar de la rabia y las lagrimas...

Lo dicho, unos de los discos del año, uno de los álbumes que están llamados a quebrar almas pero a engrandecer la belleza de nuestra música, porque Greg Dulli me ha sorprendido, sigue estando ahí, sigue siendo ese cabrón escondido en aquellas gafas de sol 90's, envuelto en humo, sigue siendo ese crápula perfecto que saca oro y piedras preciosas de sus miserias y neuras...



6 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Tdavia no lo he escuchado pero visto lo visto debe ser remediado ipso facto. lo del los Pixies un fiasco a mi modo de ver muy flacido. Gracias por recordarme el 1965 que ya tenía perdido en la memoria

21st Century Schizoid Man dijo...

Siempre me gustó mucho 1965, me parece uno de los mejores discos de los noventa, pero, partir de ahí, he visto más sombras que luces en una banda que, definitivamente, creo que lo puede hacer mejor. Escucharé este disco para ver qué tal. Un abrazo, Pupi.

PUPILO DILATADO dijo...

Bernardo - NO hay de qué, "1965" a priori se dijo que era algo inferior a su discografía anterior pero es que, tras "Black Love" era complicado sacar algo a la altura. Este "Do To The Beast" es jodidamente disfrutable, en cada escucha encuentras una sensación nueva, una textura nueva. Discazo directo al podio!

PUPILO DILATADO dijo...

21 st - Lo de 'a partir de ahí' te referirás habiendo escuchado lo anterior porque tras '1965' llevaban sin sacar nada hasta ahora. Bueno, no estoy para nada de acuerdo "Black Love" y "Gentleman" son dos obras enormes, al igual que "1965" o más.

Anónimo dijo...

Hola,
siempre que comento en tu blog, esporádicamente, es para agradecer lo que me gusta. Muchas gracias.
En el lado que toca, a mí también me ha parecido muy bueno el de Afghan Whigs. Muy muy bueno. Escuchar Can Rova y Royal Cream a oscuras y con unos buenos auriculares es toda una experiencia...
Su época de los 90 es increíble. Pero personalmente he seguido a Dulli en todas sus formaciones, y siempre me ha parecido espectacular. Derrocha talento por todos lados. La peor canción compuesta por Dulli, es mejor que muchas de las canciones buenas de otros grupos.
Un saludo y muchas gracias por el estupendo blog.

PUPILO DILATADO dijo...

Anónimo - Pues se agradecen un montón los elogios, motiva mucho que te reconozcan, aunque sea un poquito, de vez en cuando. Eres bienvenido/a y sigue comentando cuando quieras...o siempre!!!!

Con respecto al de Afghan, bufff! me sigue pareciendo un 'comeback' grandioso, con unas canciones que están a la altura y con una actitud perfecta, es decir, mantengo el alma de Afghan Whigs pero meto un sonido más fresco. Lo sigo diciendo, de momento, mi disco del año.