POR AMOR A LA MÚSICA: LOS HERMANOS CAVANAGH/ ANATHEMA "ALTERNATIVE 4" (1998)


Tras el 'asueto' obligado por el 'laboro' y familiares casi me re-conecto a la blogosfera con 'PAALM', menos mal que Madonna me ha hecho ganar tiempo...(ummmm...) y ponerme un poco al día con la propuesta del 'capo de la semana', el señor Carlos Tizón 'Nortwinds', del blog "Motel Bourbon". Entramos en la última ronda de la manga de 'Hermanos en la Música' y tras cuatro semanas instalados en la década de los 60's, 70's y 80's primordialmente (Bee Gees, Heart, Toto y The Isley Brothers) por fin 'Norty' nos devuelve a la actualidad con una banda relativamente joven a pesar de tener ya una discografía muy dilatada, nos propone a los hermanos ingleses Cavanagh, o lo que es lo mismo, al combo inglés Anathema hablándonos de la novedad que supone su último disco salido este mismo 2014, "Distant Satellites".


Sintámonos tristones y envolvámonos en un halo de oscura densidad y lánguida melancolía, presiona suavemente "Empty"...



Mi relación con el 'doom' y el 'gothic metal' nunca ha sido muy fructífera que digamos, sí, he seguido a los grandes del género como Paradise Lost, Type O Negative, los discos de Cathedral y algún otro más que no me viene ahora mismo a la mente pero siempre he acabado un poco agobiado por la linealidad de sus discos y por la repetición de esquemas en sus melodías, sobre todo de Paradise Lost que para mí hoy en día me resultan infumables. Con Anathema empiezo en blanco, he estado poniéndome al día de lo que han ofrecido en sus inicios, los fundamentos claves en su evolución a finales de los 90's/principios de siglo y en lo que se han convertido hoy en día estableciéndose en el 'prog rock' y me resultó bastante interesante, una banda que nunca se ha atado demasiado a nada y siempre comprometida en su afán de evolucionar y encontrar nuevas vías de expresión. Hasta aquí perfecto.

Otra cosa es que me guste la propuesta de los de Liverpool... Si bien quise escuchar su 'fase bruta' más apegada al 'death/doom metal' con "The Silent Enigma" (1995) para ponerme un poco en antecedentes y saber a qué han evolucionado después, lo cierto es que no me volvieron especialmente loco, esa guturalidad y esas melodías me recordaron lo que llegué a aburrirme de este género cuando el 'high energy' se hizo con el poder. Bien, no era este el objetivo, lo que quería era escoger un trabajo a medio camino entre sus trabajos más oscuros y las atmósferas progresivas que se han convertido actualmente en sus señas de identidad.

Considero (Carlos y Bernardo que me corrijan) que el punto de inflexión de esta banda ocurre con su cuarto trabajo que es el que elijo para hacer esta reseña, os hablo de "Alternative 4" (1998).

Este disco supone una ruptura a nivel vocal muy clara con respecto a sus anteriores trabajos, la guturalidad desaparece por completo a excepción de dos berridos aislados, la voz de Vincent Cavanagh se va a quedar ya para siempre limpía con registros melódicos a partir de este álbum; el otro cambio sustancial es el protagonismo claro de los teclados, tanto los 'hammond's' como los sintetizadores empiezan a mandar en el sonido incidiendo en el trabajo de ambientes y atmósferas lúgubres y melancólicas que se convierten en la tónica general de "Alternative 4".

Sin volverme especialmente loco y volviendo a sentir ese lastre que me producen este tipo de sonidos más densos y atmosféricos y el abuso de la épica, he de decir que "Fragile Dreams" y "Empty" son los temas que más me gustan, con un potente 'gothic rock/metal' y con riffs que se te quedan a la primera, ideales para corear en directo con la banda. "Re-Connect" es el más apegado al 'rock alternativo', con unas guitarras y melodía muy Incubus y sus calma/tormenta típicos. Las densas atmósferas de "Inner Silence" y la más setentera "Feel" no están nada mal tampoco y ojo a la calma tensa de "Alternative 4" con muy buenos momentos.

Quizás los cortes más progresivos (lo siento por los 'prog heads' Bernardo y Forrest) sean los que menos me llaman la atención y sí que me provocan más de un bostezo como el caso de "Regret" o "Lost Control" pero es que me parecen demasiado lineales y me canso de tanta épica.

Y hasta aquí amigos, no consigo conectar demasiado con el mundo de Anathema, demasiada poca sangre recorriendo las venas de los Cavanagh. Quizás en Otoño y en un triste y depresivo día lluvioso...

2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

No voy a corregir pues lo mio con Anathema es más que reciente. Pero si es IV el cual cambia de inflexion. Me gustan más el último de ellos y los anteriores que el IV pero si tiene unos buenos momentos. Reconozco que pasar del doom a lo folkie prog es un paso enorem hacía sabe Dios Dónde pero a mi me engancharon

Josi dijo...

Estoy contigo, Pupi, no me cuadran Anathema, el prog no es lo mío, ademas estamos en verano, sol, chicas, calorcito y el cuerpo me pide otros estilos de música mas "sucios", en fin, uno que es así. Un saludo.