POR AMOR A LA MÚSICA: ALAN WILDER, DESAPROVECHADO EN LO MÁS ALTO, IMPRESCINDIBLE EN LA MÁS OSCURA INTIMIDAD!!!


Volvemos al juego rockers!, PAALM abre de nuevo sus puertas para mostrar en este nuevo nivel/reto a músicos privilegiados con su instrumento y su arte en dos facetas lo más antagónicas posibles a nivel de sonido y/o estilo. Bernardo de Andrés, del blog "Mi Tocadiscos Dual" es el que gobierna y comanda el juego esta semana y se decanta por, ¡atención! CLAVE: EL ÓRGANO O TECLADOS escogiendo en su propuesta personal a Peter Bardens mostrándonos dos de sus facetas más dispares como los salvajes y garageros Them en contraste con su básico trabajo en los progresivos Camel.

Increible los descubrimientos continuos que siempre se encuentran en 'Mi Tocadiscos Dual'. Siempre aprendiendo de tí, Bernardo, al igual que del Master Forrest/TSI.

Mi propuesta semanal, wow! como siempre es un suplicio decantarse, pensé primero en Roddy Bottum y comparar su trabajo en Faith No More con Imperial Teen pero, ¡hay que joderse! ¡no toca teclados en esta banda! a la que le tengo muchas ganas. Le siguió, cómo no, Trent Reznor, no me pareció correcto porque Trent es ombliguista en sí mismo y sus propuestas alternativas a NIN no difieren demasiado de su trabajo en la banda madre. Por aquí no podía seguir. Luego le siguió el cojonudo teclista George Duke que descubrí en la ronda de 'músicos de formación jazz tocando en discos pop/rock' pero, a pesar de que lo tenía todo de cara con sus dispares propuestas, no me ha parecido bien volver a repetirme porque tomaría un poco el pelo a mis colegas de juego repitiendo un trabajo ya hecho.

Bueno, que no me enrollo, pongamos fondo musical a la entrada ya, que comience el juego...



Me he decantado por Alan Wilder, una de las mentes creativas más interesantes en tanto en cuanto a sonidos y atmósferas experimentales y 'avant garde', un creador y compositor nato. Alan, todos lo sabéis, se hizo famoso por pertenecer a Depeche Mode en el período comprendido entre 1983 y 1994, o lo que es lo mismo, la gran etapa de gloria a nivel compositivo, mediático y ventas de la banda de Basildon.

Siempre fue el miembro más preparado y con más conocimientos musicales de DM, no en vano, su formación musical clásica le viene desde niño por tradición familiar. A finales de los 70's, en plena adolescencia se muda a Londres para intentar encontrar trabajo en los estudios de grabación de la ciudad y consigue ser 'chico de los recados' en los estudios DJM con el privilegio de poder utilizarlos cuando las grabaciones profesionales acababan. Para un amante de la música electrónica y flipado como estaba con el trabajo de Kraftwerk, digamos que se explayó a gusto para conocer en profundidad todo tipo de controladores y experimentar con todo tipo de sonidos.

Fue en el '81 cuando ingresa en Depeche Mode, en principio como teclista sustituto para los directos tocando las partes del huido Vince Clark. A pesar de que en "A Broken Frame" no le dejan meter baza y que aporte ideas, será ya en "Construction Time Again" cuando le integran realmente como el cuarto miembre oficial de la banda a la vista de su clara creatividad e ideas visionarias en tanto en cuanto a arreglos, utilización de samplers y gusto por las melodías oscuras utilizando siempre las partes más graves de teclados y pianos. El sonido clásico de Depeche Mode se empezó a pulir definitivamente con su trabajo.

Su etapa de gloria en Depeche Mode hasta su marcha en 1995 fue aumentando exponencialmente a nivel del éxito en álbumes, ventas y reconocimiento popular pero nunca siendo realmente considerado entre sus compañeros entre los que los perfiles siempre quedaron claros con un compositor principal indiscutible (Martin Gore), un frontman todavía más indiscutible (Dave Gahan) y un advenedizo que estuvo ahí desde el principio y que nunca jamás ha aportado nada al sonido y las canciones más allá de ser un buen gestor y 'manager' no reconocido de la banda (Andrew Fletcher). Por lo tanto, el trabajo de Wilder siempre quedó en un segundo plano, ¡a priori!, pues él es el verdadero creador del 'sonido Depeche' en obras maestras tan fundamentales como "Black Celebration" (1986), "Music For The Masses" (1987), "Violator" (1990) y "Songs Of Faith And Devotion" (1993), o lo que es lo mismo, los mejores y más clásicos trabajos de Depeche Mode.

La crisis definitiva (una de tantas pero que fue la gota que colmó el vaso) se desarrolló con la grabación de mi disco favorito, "Songs of Faith And Devotion" en donde un Dave Gahan poseído completamente por las toda 'sustancia'  que se le pusiese por el medio pero también por el egocentrismo y el estrellato americano, y un Martin Gore, también en menor media 'enganchado' y claramente mermado creativamente, no estaban al 100% para darlo todo para Depeche por lo que fue Alan Wilder el que se ocupó de dar un poco de cordura y parir algo que continuase por la senda del exitazo que la banda había tenido con "Violator". Si a todo esto le añadimos que fue obligatoriamente relegado a tocar la batería en las giras del "Devotional Tour" cuando había parido prácticamente él solito todas las atmósferas del disco, dice mucho del desigual papel que le tocó jugar a pesar de merecerse todos los elogios.

La primera de mis propuestas tiene que ver con la segunda obra maestra de DM, el disco que les empezó a abrir las puertas del mercado americano, que entre "Music For The Masses"...


Que entre también uno de sus temas insignia, el primer bombazo de Depeche en la tierra de las barras y las estrellas, "Strangelove"...



"Music For The Masses" es, para el que suscribe, el primer disco REDONDO de los de Gore & Cia., si bien no quisieron desprenderse del todo de los sonidos oscuros y claustrofóbicos de su anterior "Black Celebration" las intenciones artísticas se dirigieron a hacer mucho más digerible su sonido tras el fracaso comercial del disco más 'cenizo' de su discografía.

Aquí ya aparecen pelotazos techno-pop por todas partes encabezados por los archiconocidos "Never Let Me Down Again", "Strangelove", "Little 15" o "Behind the Wheel" pero pienso que sus 10 canciones son realmente magníficas y perfectamente ensambladas en todo el conjunto, desde las más mediáticas como las ya citadas, a las más intimistas como la depresiva "The Things You Said" o "I Want You Now" cantadas por Gore. También hay un hueco para la experimentación y, joder, como no, Alan Wilder tuvo la batuta para arreglar con sus secuenciadores y samplers composiciones mucho más arriesgadas como el oscurísimo "To Have and To Hold" (una de mis favoritas) o el instrumental y sinfónico "Pimpf" que cerraba el trabajo con una épica brutal.

Hay que poner atención también a las dos magníficas composiciones que se quedaron fuera, porque la instrumental "Agent Orange" y la desenfadada y bailonga "Pleasure, Little Treasure" (que anticiparía "Personal Jesus") merecen ser parte importante del mismo pastel 'para las masas'.

A partir de aquí el subidón en ventas, giras multitudinarias, crítica y público rifándoselos, y nada mejor para demostrar la fiebre 'Depeche' que uno de los 'Live's' más imprescindibles y significativos de la música, el grandísimo "101: Live" que los llevó (prácticamente ya) a la cima.



Pasemos ahora a la opción antagónica y de contraste, la justificada decisión de Alan tirando la toalla con DM en el '95 no hace sino continuar con un proyecto que él estaba llevando en paralelo a Depeche desde el año del "Black Celebration" en el '86, os hablo de Recoil, su proyecto personal, incluso yo diría que hasta claramente individual porque, al igual que 'Trent Reznor es NIN'...

...¡¡'Alan Wilder es Recoil'!!...



WOW!!, uno de los videoclips más inquietante a la par que sugerentes que he visto en los últimos meses, ¡menuda estética tomando el mundo de los samurais 'japo' como contexto!.

¿Y qué es Recoil?, en los tiempos de DM simplemente era el desahogo creativo de Wilder que basaba sus trabajos en temas instrumentales en los que experimentaba más allá de donde le dejaba Martin Gore. Sus discos "1+2" (1986) e "Hidrology" fueron completamente instrumentales y un alivio creativo necesario para el genio. Pero fue con "Bloodline" (1991) y el disco que os comentaré ahora con los que Alan Wilder terminó de pulir y madurar su oscura propuesta sónica ahora ya contando con vocalistas y basada sobre todo y ante en la oscuridad y la perversidad humana, utilizando sintetizadores y secuenciadores de forma completamente experimental, formando canciones de manera improvisada, como si de una jam se tratase, en donde todas las sonoridades del 'lado oscuro de la fuerza' tienen cabida con multitud de sampleos y ruidillos inquietantes y fusionando todo tipos de estilos y géneros.

Llegamos, por fin, a nuestro destino final, "Unsound Methods" (1997)...


Muchas veces le he comentado a mi cuñado ('die hard fan' del mundo Depeche') sobre mi curiosidad por Recoil y muchas veces también él me ha recomendado que me meta con los discos de Alan a sabiendas de mi 'devoción' por "Songs Of Faith..." pero el rock'n'roll siempre es la prioridad en mis pabellones auditivos y nunca le llegó el momento hasta ahora mismo en el que babeando me hallo en un disco treméndamente hipnótico y adictivo, una colección de canciones que se alejan en dirección contraria al 'techno pop' de DM para adentrarse en sonoridades 'ambient' y 'trip-hop' cercanas a Porstishead y Massive Attack siendo mezcladas con todo aquello que a Wilder se le pone por el medio sin sonar deslabazado ni desorientado, en donde las melodías 'poppies' cantadas por Gahan dan paso a susurros depravados y perversos a cargo de varios colaboradores de lujo como Douglas McCarthy (Nitzer Ebb) en los depravados y perversos "Incubus" o "Stalker", la artista de 'spoken word' Maggie Step en los sexualmente explícitos "Control Freak" y "Luscious Apparatus"...



...y Hidia Campbell (corista de DM en el "Devotional Tour") en "Red River Cargo", el único tema redentor de la culpa de los instintos más bajos y depravados del ser humano que desprende todo el trabajo en clave gospel/soul a lo "Songs Of Faith...".

Y digo bien "Songs Of Faith..." porque reconozco muchos sonidillos y atmósferas que Wilder esbozó ya en aquel que en "Unsound Methods" son desarrollados en un contexto más experimental y claramente anti-comercial, el tema que más me lo recuerda es "Last Breath" que por momentos me retrotrae a "Walking In My Shoes" y "Condemnation" en su parte final. El tema que finaliza el trabajo, "Shunt" es jodidamente bueno también, una suerte de 'drum 'n bass' excitante y cañero para cerrar este carrusel de excesos que es "Unsound Methods".

Un recomendable álbum Pupilos, perfecto para combinarlo con la peli "Eyes Wide Shut" de Kubrik, de hecho hasta parece que sean y formen parte del mismo todo, no sé vosotros pero yo no puedo parar de asociarlos.


7 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Maestro tu vaya elección me habia olvidado de recoil que dicho sea de paso simpre me ha fascinadao mas que los Depeche ( al Gaham no me ce nada bien con ese aire a lo dico jim Morrison que pretende). voy a buscar sus discos por ahñi y empaparme de ellos ahora que he recuperado a Souxie y Japan . Por cierto el songs of masees tambiñen es el que mas me gusta del los depece con el primero

King Piltrafilla dijo...

Demasiado "ambient" para mi gusto... para sonidos oscuros prefiero a Reznor. El clip de Luscious apparatus me ha encantado, eso sí. Y la entrada entera, muy currada y súper interesante. Saludos ;D

Carlos Tizón dijo...

Wow, nunca mebhe acercado demasiado a DM mas allá de ciertas canciones y es que ya sabes lo que decía Biff Bifford, fuck Depeche Mide, por lo que Recoil es una interrogante para mi.

Forrest Gump dijo...

Genial post amigo1Me gustan por igual Depeche como Recoil.Por cierto amigo Carlos los Depeche fueron aun mas destroy que Biff Bifford, las bancanales de putas y drogas de DAVE junto a los Guns son antologicas!
A+
Ps: Creo que he dado contigo en Facebook!Te he mandado una solicitud de amistad!!

Luis cano torres dijo...

Que de vueltas da la vida,wilder dejo dm,porque su música y producción era muy buena y no era reconocida, y toda la razón del mundo,pero le pudo la soberbia,pensó que con su marcha dm acabaría y el crearía un nuevo sonido electrónico impresionante, pues zas en toda regla, dm siguen aguantando con bastante decencia,y wilder acabó arruinado,de echo hubo rumores que por él estaría encantado de volver a producir a dm,han habido un par de acercamientos,el remix de in chains,y la actuación junta en directo del somebody después de 15 años creo,pero mira por donde ahora son los dm los que parece que ya no lo necesitan,y wilder ha acabado haciendo subastas de todo lo relacionado con dm,pues eso que la vida da muchas vueltas,y el genio musical sin duda de dm acabó arrepentido toda su vida de dejar a los dm

Josi dijo...

Curiosa la historia que propones del teclista de Depeche Mode. Siento diferir de todos los comentarios, ni me gusto en su momento Depeche Mode ni me gusta el grupo Recoil de Alan Wilder, no soy de ese tipo de música ambiental. Pese a eso gran post, enriquecedor, Pupi, un saludo.

Vinny Gonzo dijo...

Esto... wow, no te imaginaba fan de Depeche Mode querido Pupi! jajaja Personalmente siempre he tenido una relación amor odio con estos tíos, no termino de aclararme si me gustan o no. Aunque, obviamente, me sé casi todos sus grandes éxitos a fuerza de horas y horas de M80.

Y Recoil... creo que me convence bastante más. Ese rollito trip-hop me pone mucho y hay que reconocer que Wilder crea atmósferas como nadie. Le daré una escucha más detenida, que estas cosas necesitan su tiempo.