CATWOMAN PFEIFFER: A LAMETAZO LIMPIO!!


 Hace dos semanas volví a revisionar, al lado de mi hija, "Batman Returns" (1991) y, siendo sincero, lo único que me sigue atrayendo de esta película es la interpretación de Michelle Pfeiffer como Catwoman porque sí, Danny DeVito estaba muy bien caracterizado y Christopher Walken siempre es una apuesta segura, pero ver las últimas innovaciones en la tecnología de 'batmóvil' y presenciar una Gotham llena de pingüinos-misil y 'clowns' criminales nunca me llamaron demasiado la atención. Aquí lo que manda es la gatuna Pfeiffer por encima de todo...


"Batman Forever" (1992) es la película en donde más me pone la Pfeiffer, joder!!. Para el papel de 'Catwoman' se barajaron dos nombres de mucho peso a principios de los 90's como Demi Moore o Nicole Kidman pero lo rechazaron por ser un personaje demasiado supérfluo y secundario, así que, antes de que Michelle accediera compitieron por el papel Briget Fonda, Susan Sarandon, Cher (!!!), Jennifer Jason Leigh y algunas actrices que estaban pegando fuerte en el año del "Nevermind" de Kobain...¡incluso hasta Raquel Welch!!! pero fue Annette Benning la que se llevó 'el gato al agua' en primera instancia. Tuvo que dejar el rodaje en los inicios por encontrarse embarazada.

Y aquí es donde la Pfeiffer, que venía del rodaje de "Frankie & Johnny" con Pacino, se hizo con el papel con tan sólo una entrevista con Tim Burton y quedar éste fascinado con su magnetismo y su perfecto y atractivo rostro (la Peiffer era conocida como 'El Rostro' en los 90's). Su papel en el film es deliciosamente bipolar total pues pasa de ser una torpe e insegura secretaria al servicio de Max Shreck (Walken) a una agresiva y psicótica 'mujer gato' hambrienta por lamer, manipular y destruir a su presa, que no es otro que el 'hombre murciélago' (Keaton).

Hay dos escenas que me ponen muchísimo porque me alteran las hormonas y me las ponen del revés; la primera es la escena del lametazo de Catwoman a Batman con un diálogo de los más tórrido por parte de Michelle y una lengua 'de muuucho recorrido'; el otro momento también tiene que ver con su lengua, en este caso, en la escena de cama con 'Pingüino DeVitto' babeando litros de baba con frases como 'Batman me hace sentir sucia' y otras, así como cuando se da varios y generosos lametazos en su 'zarpa' para limpiarse cual gatita en celo...



Como curiosidades, comentaré unas cuantas, por ejemplo que para la actriz, "Batman Return" supuso un buscado e intencionado cambio de registro en sus personajes pues no quería ser conocida tan sólo por ser una actriz demasiado seria como en "Las Amistades Peligrosas", "La casa Rusia", "Frankie & Johnny", etc,... por lo que buscó un papel 'a lo grande' en donde se riese de sí misma y forzase su caracterización al máximo, incluso exagerando y sobreinterpretando en vez de mostrarse tan contenida como siempre.  Huelga decir que uno de sus objetivos declarados era hacer un largometraje descaradamente palomitero y forzar su caché al máximo, cosa que consiguió cobrando la nada despreciable cantidad de 3 millones de dólares (¡uno más de lo que iba a cobrar Annette Benning y acercándose a los megasueldos de actrices como Meryl Streep, Demi Moore y Julia Roberts aunque siempre muy por debajo de los actores masculinos, como sigue siendo costumbre en el mundo machista Hollywoodiense.

 Otro detalle, quizás el más destacable, es el recargadísimo maquillaje y el ceñidísimo traje (se inventaron aquí los 'leggins' ultra-ceñidos?) de Catwoman que la convirtieron en un icono sexual y mediático de por vida siendo considerada la mejor Catwoman de la historia - ella siempre reconoció que fue un auténtico calvario rodar con un traje tan apretado y una poco transpirable máscara-. Otra ruptura, en este sentido, para con respecto a su personaje de 'Frankie' en "Frankie & Johnny" en donde llegó a afirmar que se ponía a rodar tal y como venía de casa, sin nada de maquillaje.


A Michelle Pfeiffer poco tiempo le faltó en volver al 'cine serio' con "La Edad de la Inocencia" (1993) y ser destronada (algo que le debió importar tres pimientos) de terrenos tórridos y sexuales por Salma Hayek y su bailecito con la 'traviesa serpiente' de "Abierto hasta el Amanecer" (1996). La era Hayek en Pupilandia habia comenzado...

4 comentarios:

John P. Maaaula dijo...

Yo soy de gatos. Y de Michelle Pfeiffer. Pobre Batman, espero que el traje fuera lo suficiente rígido para ocultar la "alegría" que seguro sentía cada vez que se le ponía delante, jeje.

Un saludo

Carlos Tizón dijo...

Pupi, gracias por la invitación, en estos dias iré dejando comentarios en los blogs participantes, y si no te importa, me incorporó la semana que vien.

PUPILO DILATADO dijo...

JOhn P. Maaaula - Pues yo soy de perras...¡Y no va de coña! porque tengo dos, pero bueno, me conformo con la gatuna más caliente del cine porque Michelle desprendía 'fuego' por todo su ultra-ajustado traje. Hale Berry está también muy buena pero su personaje no está a la altura como sí está el de la Pfeiffer.

PUPILO DILATADO dijo...

Carlos Tizón - Ok, no te preocupes, ninguna presión, esto es un juego para divertirse y descubrir nuevos sonidos y bandas con relajación y la mente abierta, presiones y agobios fuera!.

Te esperamos la semana que viene, haces bien en avisar a los demás para que lo sepan.