POR AMOR A LA MÚSICA: LUCINDA WILLIAMS "CAR WHEELS ON A GRAVEL ROAD"




Mi primera aportación a la iniciativa creada por TSI-NA-PAH llamada "Por Amor a la Música" se cristaliza hoy con el disco de Lucinda Williams "Car Wheels On A Gravel Road" tomando como palabra clave 'ROAD' propuesta por CHALS del blog 'route americana'. No soy un gran seguidor de la escena folk/country/blues pero a Emmylou Harris y a Lucinda Williams, sencillamente, hay que conocerlas y adentrarte en su música sí o sí.

Este fue el primer disco que escuché de Lucinda alabado por la crítica especializada 'y sin especializar'. "Car Wheels On A Gravel Road" se editó en 1998 y la verdad, en plena era Nu-Metal, la música de esta mujer era un verdadero remanso de paz y de sentimientos a flor de piel para aquellos que buscábamos algo de tranquilidad y raices entre tanto riff machaca-cerebros y tanta garganta al límite. Seis años tuvieron que pasar desde "Sweet Old World" (UPS!, la palabra 'OLD'!!) para que todo estuviese en su sitio y la cantante empezase a ser reconocida, por fin, por toda la industria musical después de una dilatada carrera que comenzó allá por 1979. De repente, se erigió en un icono induscutible del country/folk alternativo e incluso ganó su primer Grammy por 'mejor album de Folk Contemporáneo' con este trabajo.


Centrándonos en el propio disco. WOW!! Era la primera vez que me enfrentaba a una artista de estas característica a pesar de que Steve Earle, Tom Petty, John Mellencamp y John Fogerty habían pasado ya por mis pabellones auditivos pero...¡fue un auténtico descubrimiento!. Aquí la Williams cristalizó mejor que nunca lo que había estado haciendo durante 20 años, esa generosa y expontánea mezcla de folk 60's, 'Southern Rock', Blues y sobre todo Country gestó una colección de canciones que tan sólo pugnarían con las composiciones de su siguiente LP "Essence" (2001) a la hora de decantarse por lo mejor de esta artista.

Lucinda estuvo muy bien acompañada por algunos selectos amigos y compañeros de profesión, así el mismísimo Steve Earle puso en muchos de los temas de "Car..." su guitarra y armónica, Charlie Sexton (ex-Chicago) también metió guitarras, en este caso eléctricas, y la grandísima Emmylou Harris hace las segundas voces con nuestra protagonista en el tema "Greenville" quedándoles de auténtico ensueño.

Si queréis que os hable de canciones, bufff!! Aquí las emociones se disparan con las cosas más sencillas del mundo, el amor, el desengaño, la desconfianza, la tristeza de una separación, la añoranza de épocas pasadas, etc,...todo ello aderezado con una música que huele a honestidad y a camino polvoriento, a sucios clubes oscuros y a carreteras interminables con historias baratas. Así, canciones como "Right On Time", el bluesy "Can't Let Go", las sureñas "I Lost It" y "Joy" o la que da título al album son perfectas para ilustrar todo lo que os estoy diciendo en su parte más optimista y divertida pero en su parte más intimista la Williams se sale por los cuatro costados con composiciones tan sentidas y dolorosas como "2 Cool 2 Be 4-Gotten", "Drunken Angel", la delicada "Lake Charles" (su localidad natal), la nostálgica e intimista "Jackson" o la excepcional "Greenville" con Emmylou.

El Country campea a sus anchas en todo el album pero en "Concrete And Barbed Wire" y en la famosa "Still I Long For Your Kiss" (apareció en "El Hombre que susurraba a los caballos" de Redford) se cristaliza de forma muy particular, en la primera más rural y tradicional, en la segunda enfundada entre electricidad, acordeones y el sensual registro de Lucinda.

Pero si debo acabar este 'post' de forma honesta, lo haré reivindicando una de las pocas canciones que pasaron desapercibidas, estoy hablando de "Metal Firecraker" y su excelente estribillo bien construido y su irónico y desencantado texto sobre la confianza y la lealtad entre personas. Un verdadero monumento de canción con una Lucinda de vuelta de todo añadiendo su poso y sus experiencias vitales, como no podía ser de otra manera.

Muchos de vosotros lleváis, como yo, demasiado tiempo sin prestarle demasiada atención a Lucinda (de hecho desde "West" no le seguía la pista), ha llegado ahora el momento de rendir homenaje a un disco fundamental para aquella escena Country/Folk de finales de los 90's.

16 comentarios:

Chals dijo...

Perfecto Pupilo, menudo discazo. En el mundo de los "auténticos" sobra mucho hombretón y faltan más mujeres como ésta. Todo un clásico de nustros días, su último Blessed creo que te gustaría, tiene más guitarras afiladas. Saludos Pupilo, este juego gana enteros con tu participación.

günner dijo...

A mí me mola más Essenca, pero este es cojonudo tb!

ROCKLAND dijo...

La descubrí con este disco gracias a un colega y el flechazo musical fue instántaneo.
Su mejor obra, aunque tienen discos en el pasado cojonudos.
Por cierto, tiene razón Chals, "Blessed", es muy recomendable.

Saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

Amigo me has tocado la fibra doblemente.Por este disco que amo profundamnte y por participar en mi humilde propuesta.Este disco es una joya, en su edicion deluxe es muy aconsejable por cierto.Haber visto y charlar unos minutos con Lucinda fue un momento historico en mi pequeño universo musical.
A+

Ps: Cuando te toque empezar de lo digo, creo que dentro de dos semanas!!!

Alex Palahniuk dijo...

Molan los enlaces, tendré que seguir el juego (ando muy desconectado de la blogosfera)

Anónimo dijo...

Un disco maravilloso, de esos que te hacen llorar de emoción, cantando, por ejemplo, "I think I lost it..."
Me encanta Lucinda y es verdad que el último también es muy bueno. Bendita sea!
Alejandro

PUPILO DILATADO dijo...

Chals - Se agradecee amigo!. Este disco me atrapó a la primera y sin estar demasiado acostumbrado a este tipo de género. Lucinda se me 'abrió en canal' y esa es la magia de la música de una artista genial. Espero seguir aprendiendo de vosotros con esta refrescante dinámica de "Por Amor a la Música".

PUPILO DILATADO dijo...

Günner - Tenía que decantarme!!, más que nada porque su título llevaba 'road' pero si me pusiese ahora mismo "Essence" me haría dudar, seguro.

Oye!! Sería interesante que te animases a participar en este juego, es expontáneo e interaccionas más con 'la raza rockera'.

PUPILO DILATADO dijo...

ROCKLAND - He hecho 'lo conveniente' para hacerme con "Blessed" veremos si Lucinda y un servidor volvemos a retomar aquella intensa relación de principios de siglo, jejeje. Sabía que te iba a gustar esta entrada Master!!

PUPILO DILATADO dijo...

TSI - Me sacas los colores Master!!!. Ya estamos dentro y espero no defraudar.

En cuanto a Lucinda, no me extraña que te toque la fibra sensible, llevaba mucho tiempo sin escucharlo y lo he vuelto a redescubrir como si fuese aquella primera vez. Un lujazo haber podido intercambiar palabras con ella.

PUPILO DILATADO dijo...

Alex P. - WOW Alex!! Llevas demasiado tiempo 'missing' y se te hecha de menos. Vuelve cuando puedas y participa en el juego, mola mucho descubrir cosas alejadas de los palos musicales que cada uno controla más o menos.

PUPILO DILATADO dijo...

Alejandro - Eso es!! La emoción en este disco está tan concentrada que si te pilla desprevenido y en baja forma se te saltan las lágrimas con mucha facilidad. "Blessed" no le había prestado atención pero parece que merece la pena, ¡Voy a estar en ello!.

Bienvenido a Pupilandia

Aldo dijo...

Tampoco siendo yo un seguidor prolijo de la onda country -pero admirando profundamente a Emmylou Harris- veo que tengo q dedicarle una escucha esmerada a e´sta chica.. Obviamente ya tengo por donde empezar, asi q gracias! Saludos

PUPILO DILATADO dijo...

Aldo - No te va a decepcionar, te lo aseguro. Este tipo de sonido 'de raices' me lo tomo en pequeñas dosis porque tiendo a saturarme y a desear algo más adrenalina y nervio pero con Lucinda (y Emmylou) es todo un acierto abandonarse a sus grandes canciones.

paulamule dijo...

Mi disco preferido de esta mujer. Una maravilla de principio a fin. Buena forma de comenzar su carrera.
Salud Pupilo.

PUPILO DILATADO dijo...

Paulamule - Bueno, supongo que ya sabrás que esta mujer ya llevaba 19 años en la música, je,je,je. El reconocimiento masivo era más que merecido y lo que publicó con "Car..." es una joya de la música contemporánea sin discusión.