MARILYN MANSON "HEAVEN UPSIDE DOWN" (2017), EL REVERENDO SE CABREA AUNQUE SIN PERDER EL NORTE!!!

NOTA: 75%

Última 'Parada de Monstruos' que hacemos en estos siete días previos a la festividad de Halloween. Os recuerdo que todo empezó el miércoles pasado con el Horror garage de The Dahmers, continuó el viernes con el psychobilly demoníaco y el harcore punk de The Hellfreaks en la sección 'Criaturas Salvajes' y es ahora que llegamos al clímax en este vuestro túnel del Terror particular y enfermizo con un icono estadounidense en estas lides tenebrosas y lúgubres como Marilyn Manson como excusa para hablar de su recientemente publicado décimo disco en estudio, Heaven Upside Down (2017) que ya ha despertado todo tipo de opiniones encontradas como, por otra parte, siempre es tradicional cuando Brian Warner saca una nueva colección de canciones. Coloca tu 'Cielo del revés' y salta!!!...
Escóndete en otro sitio porque El Reverendo sabe donde vives...y las 'monjitas' también...



Todo el que me conozca un poco desde los inicios de este blog sabe de mi amor/odio hacia M.M., aquellos comienzos, desde el minuto '1', os lo aseguro, con Portrait... (1994), Smells... (1995), Antichrist... (1996) y Mechanical... (1998) fueron toda una revelación para quien suscribe en muchos sentidos y estados vitales, defendí en muchos debates universitarios su posicionamiento y el verdadero objetivo vital de nuestro protagonista que nunca fue otro que ser una estrella del rock'n'roll levantando ampollas con su espléndido sentido de la provocación y su capacidad crítica ante el sistema social, político y de doble moral de Yanquilandia. Hasta aquí todo bien. Pero, como todo, las musas (y la implicación musical de Manson) nunca podían estar al máximo nivel a pesar de discos tan solventes y con tanto single potencial como Holy Wood (2000). A partir de aquí me debatía entre mis sentimientos/fanatismos y la sensación de 'deja vú' que me dejaban los discos que le sucedieron, sobre todo un Eat Me, Drink Me (2007) que me sigue pareciendo una bazofia infumable y sensiblera (lo único bueno fue ver a Dita Von Teese en los clips).

Pero ete aquí que llegó 2015 y Warner se saca de la manga The Pale Emperor, su disco más diferente, en el que se posiciona, por fin, lejos de la fotocopia/caricatura en la que se había convertido en la última década y que me hace reconciliarme con su decandente sombra gracias a un listado de canciones más 'desnudo' en instrumentación que nunca, dejando que el blues y la música gótica campen a sus anchas en unas canciones que estaban muy bien planteadas.

Llegados a 2017, M.M. confundió un poco al personal al adelantar la fecha de SAY10 (título original del disco) a febrero y tener que ser retrasada al no sentirse a gusto con las canciones que tenía. La llegada de Tyler Bates (guitar) fue crucial en The Pale... y gracias a éste (Twiggy se ha quedado ya en segundo plano) volvió a replantearse su material para ofrecer algo más cohesionado dentro la variada paleta de sabores y olores que se plantea en el, ahora sí, definitivo Heaven Upside Down (2017). Para empezar, tenemos uno de los discos más agresivos y crudos que ha parido en más de diez años, se nota que ha querido sentir las sensaciones de Portrait... en, por ejemplo, "Revelation#12" y de Antichrist... en "We Know Where You Fucking Live", que ha querido revivir al ambiguo alienígena 'bowiano' de Mechanical... en pasajes de "Tattoed In Reverse" y "SAY10" haciéndolo con solvencia, pero no ha querido perder de vista la credibilidad recuperada con The Pale Emperor y la segunda parte del disco vuelve de nuevo claramente a los medios tiempos de guitarras tirando a blues con atmósferas oscuras y goticismo 'a la Bowie' bien planteado. El disco tiene altibajos, ¡joder si los tiene! con dos canciones infames, una "Kill4Me" sonando a unos Depeche Mode de segunda y el bluff de la sobrante e impostada "Jesus Crisis" que bien podría haberse ahorrado. Menos mal que antes, la larga y extrañamente bien desarrollada "Saturnalia" compensa errores en un disco entretenido y creíble explotando los puntos fuertes del Reverendo sin caer en la autoparodia.

Con todos ustedes y para despedirme, Johnny Depp peleando por el trono del 'Cielo del revés'...



4 comentarios:

victor dijo...

Nunca he sido muy seguidor de este hombre. Disfrute moderadamente con su Antichrist y luego con su Mechanical. De ahí pasé a olvidarme de el hasta hace como 3 años, que empecé a oír lo que había publicado después.......El Emperor es un disco al que no le he cogido el punto. este nuevo si me gusta más. Aunque todavía debo oirlo más.
Un saludo

Antonio dijo...

Cero talento, un gran bluff con ínfulas al que el tiempo se encargará de poner en su sitio. De hecho, creo que ya lo ha hecho.

Saludos

PUPILO DILATADO dijo...

victor - Pues yo te aconsejaría que le dieses una oportunidad a Portrait porque es un disco tremebundo, sin la seriedad y el dramatismo costroso de Antichrist, así como su E.P. en donde sale "Sweet Dreams", ver al Manson cachondo pero más visceral y psycho es todo un puntazo. A The Pale Emperor también me costó cogerle el punto pero luego acabó gustándome mucho.

PUPILO DILATADO dijo...

Anónimo - No opinamos lo mismo amigo/a, lo que Manson hizo a nivel letrístico y conceptual hasta Mechanical Animals no es de una persona con nulo talento a pesar de que se apoyase en compositores musicales para darle forma a su mensaje, otra cosa es que se quedase sin ideas después y recurriese a fotocopiarse sin gracia una y otra vez, cosa que ahora está sabiendo rectificar para volver a encontrar su propio camino.

Identifícate la próxima vez, ok?