DANKO JONES "WILD CAT" (2017), LOS DECIBELIOS Y LA MALA LECHE DE VUELTA!!!

NOTA: 85%

Pues ya está aquí el octavo disco ya de uno de los rock'n'rolers más especiales y queridos en Pupilandia, tanto por su sonido como por su mensaje festivo, divertido y desenfadado. Si de algo estoy seguro con Danko Jones es que nunca me ha fallado, siempre se ha dicho que Danko Jones se había 'domesticado' en esta década tras el cambio que supuso en 2010 Below The Belt, con un claro posicionamiento a medio camino entre el powerpop, medios tiempos comercialmente bien entendidos y una clara fijación por Phil Lynnot repitiendo fórmula en Rock And Roll Is Black And Blue (2012) y Fire Music (2015). Jones deseaba evolucionar, experimentar al fin y al cabo y no estancarse en los mismos guitarrazos sangrantes de siempre y, en mi opinión, no le salió mal la jugada pues refrescó su sonido y lo hizo más audible llegando a un público más mayoritario sin venderse ni un ápice. Prosigamos después del salto...

'Mi Pequeño RnR' de fondo para levantar calores varios...




Tras el inquietante aunque divertido videoclip de su primer single nos encontramos con una portada tan simple como efectiva como ese amenazador gato al que no te acercarías ni aunque te lo pidiesen por si las moscas. Os aseguro que resume muy bien el concepto y el sonido que se desprende de Wild Cat porque el nervio y la mala hostia han vuelto por sus fueros, sin desprenderse del todo de las nuevas sonoridades acometidas en los últimos años (ahí está el Thin Lizzy "You Are My Woman") pero dejando paso a un huracán de fiereza desenfrenada con las guitarras escupiendo decibelios como en los primeros tiempos y ahí están "I Gotta Rock", "Let's Start Dancing" o "Diamond Lady" para demostrarlo. La actitud y la pose chulesca y socarrona también son marca de la casa y el bueno de Danko de esto le sobra a raudales en pelotazos de hard rock de ascendente high energy como "My Little RnR" o "I'm Going Out Tonight", así como las acostumbradas y siempre bienvenidas referencias a las mujeres y el sexo, siempre de una forma simpática y desenfadada caso de "Do This Every Night", "Succes In Bed" o el cachondísimo epílogo con "Revolution (But Then We Make Love)" con un descojone de letra con Danko suplicando hacer 'el acto' si se compromete a la 'Revolución', jo, jo...

En conclusión, un disco muy bienvenido por estos lares, que entra como una exhalación y que es perfecto para hacerte pasar un rato de buen rollo y guitarrazos genial. Danko lo ha vuelto a hacer...

4 comentarios:

Rafa dijo...

¡Divertidísmo disco, ideal para llevarlo en el coche a todo volumen!

bernardo de andres herrero dijo...

a vuelto por sus fueros gracias a Dios . Una nueva muestra de sabiduría rock and roll

PUPILO DILATADO dijo...

Rafa - ¡Tú lo has dicho!, en el coche y haciendo kilómetros es como se disfruta más, pero muuuucho más!!!

PUPILO DILATADO dijo...

Bernardo - Para mi gusto nunca se fue, ha hecho tres discos menos desenfrenados pero repletos de buenas melodías y demostrando que puede salirse de su tempo adrenalínico para mostrar otras facetas que enriquecen al artista y a su banda. En todo caso, un disco cañero como éste se agradece que no veas!