MARILYN MANSON "THE PALE EMPEROR" (2015), EL REVERENDO SE DESPRENDE DE SU FOTOCOPIA!, AL FIN!!!



De unos 'completos desconocidos' para la gran mayoría como los LO-PAN a un 'completo conocido' como Marilyn Manson. En este blog se es así, se pasa en un instante del más absoluto de los 'undergrounds' musicales al 'mainstream' más decadente e inflado de 'ego'.

Vaya por delante un reconocimiento, una confesión, quizás un 'confieso que he pecado', quizás no, pero reconozco que me tengo que tragar (casi) todas mis palabras y moderme la lengua para con las vertidas en los avances que os he ido colgando del nuevo trabajo de 'El Reverendo'. Si bien es cierto que no me bajo del burro con respecto a sus tres 'cutre-clips', incluido "Deep Six" (aunque éste tenga un pase), he de confesaros que las escuchas de su nuevo "The Pale Emperor" (2015) han pasado del excepticismo más absoluto y una impostada indiferencia por mi parte a una digestión más que placentera, a una especie de sentimiento de paz con un tipo al que siempre miro con lupa (quizás demasiado) y que me tenía más que decepcionado con su música, a pesar de que "Born Villain" (2012) me hizo empezar a reconciliarme con él un poquito.

Así es, en líneas generales, "The Pale Emperor" con el tema que cierra el álbum, un muy interesante "Odds Of Even"...



Qué lejos quedan los tiempos de "Get Your Gunn", "Rock'N'Roll Nigger" e "Irresponsible Hate Anthem" Pupilos, aquel Manson que daba miedo y 'escocía' a partes iguales a la doble moral bien pensante del 'american way of life'. Fue aquel Brian Warner el que me voló la cabeza, el que me instó junto con otros músicos, artistas y escritores (estos los menos, hay que reconocerlo) a plantearme cosas más allá de lo politicamente correcto, a pensar por mí mismo y a cuestionar muchas de las cosas 'correctas y establecidas por otros'.

Pero, qué lejos quedan esos tiempos, y me repito, Manson consiguió lo que siempre anheló, a pesar de que se criticase a sí mismo, y no es más que ser una 'rockstar' y pertenecer a esa 'beautiful people' que también retrató en el tema más celebrado de su discografía. Hasta aquí todo bien, era lo más lógico pero, musicalmente, la cosa empezó a decaer muy mucho tras la partida de su compositor más brillante, Twiggy Ramirez, después de "Holy Wood" (2000). A partir de aquí, las irregularidades se han sucedido constantemente, incluso publicando bazofias deprimidas e infumables como "Eat Me, Drink Me" (2007), en resumen, 'La Madonna Manson' se había convertido en una parodia de sí mismo, fotocopiando su sonido una y otra vez, auto-plagiándose cada vez con menos gracia y desinflándose, al menos para este que os escribe, casi definitivamente. Se había convertido en un producto sin rumbo, sin más.

Dejando los prolegómenos de lado, lanzaré hasta un titular con este 'Emperador pálido' y creo que hasta puedo acertar un poquitín y es que pienso que, (ahí va!) 'El Reverendo ha sacado su mejor disco desde aquel "Holy Wood" del 2000'.

Es esto lo que siento Pupilos y mira que no lo tenía fácil con el fallido single de adelanto como lo es "Third Day of a Seven Day Binge" y los cutre-clips que ya he criticado en otras entradas pero creo sinceramente que "The Pale Emperor" es hasta un buen disco. Como siempre, apoyándose en su tradicional 'mano derecha' que le compone la música (como Twiggy, John 5 o Chris Vrenna), esta vez se ha hecho acompañar del solicitado compositor de música para cine, TV y videojuegos, Tyler Bates, que junto con él, han producido el trabajo y editado bajo su propio sello 'Hell, etc'.

Y bien, podríamos decir que nos encontramos, salvando las distancias claro está, ante el 'disco blues' de Marilyn Manson, con una presencia de bajos muy predominante, con guitarras eléctricas muy diseminadas y con acústicas que le aportan un sentimiento más desnudo a estas nuevas canciones. Pero esto no es un "Eat Me, Drink Me" amigos, a pesar de que no es un disco redondo y la mitad del álbum se me atragante un poco desde que "Third Day and the Seven Day Binge" hace acto de presencia, estamos ante un disco realmente tenebroso y oscuro, siniestro pero DE VERDAD, nada impostado y sobre-producido para las masas como los últimos trabajos del Reverendo, los arreglos son sutiles y exquisitos y las atmósferas están muy conseguidas, por fin.

"Killing Strangers" empieza con esa guitarrita que evoca ese sentimiento bluesero del que os hablaba y que refresca y evoluciona, ¡de una puta vez! el sonido de Marilyn Manson aunque me evoque en las guitarras aquella ambigua época de "Mechanical Animals". Le sigue "Deep Six", el único pelotazo eléctrico del álbum con las guitarras en primer plano, un muy buen tema cañero y pegadizo que ya se ha convertido en obligado en su 'setlist' de directo...



A partir de aquí, empiezan los altibajos para mí con el mencionado "Third Day..." (buena línea de bajo a pesar de ello), "Warship My Wreck" y el electrónico "The Devil Beneath My Feet". Me sigue sin atrapar ese Manson deprimido y despechado. No para mí.

Pero hablando de los momentos interesantes, "The Mephistopheles of Los Angeles" no está nada mal pero no me mola nada que utilice la base rítmica de "The Beautiful People" a pesar de tener un estribillo muy resultón y ser un tema que realmente funciona. La sorpresa la tenemos en los teclados con el piano que aporta ni más ni menos que...¡¡Roger Joseph Manning Jr. (Jellyfish, Imperial Drag...) en "Slave Only Dreams To Be King" que junto con el mismo Manson aportan unas atmósferas siniestrillas como en los tiempos de "Portrait of an American Family". Pero yo me quiero quedar con dos temas que me gustan mucho en el tramo final, de hecho son las dos últimas canciones del 'Emperador Pálido', la primera de ellas es "Cupid Carries a Gun" con ese oscuro sonido semi-acústico que tan bien le está sentando a estas canciones y ese tenebrismo pegadizo tan conseguido...



Para finalizar, "Odds Of Even", un inquietante medio tiempo que me convence, que me seduce con esos arreglos siniestros y esa atmósfera decadente (que no deprimente) y esos graves de ultratumba al final.

Pero esto no acaba aquí, si bien es cierto que Manson siempre colaba una media de catorce temas (muchos de relleno) en sus trabajos, otro cambio sustancial en este renovado Reverendo es el recorte a diez tracks con la inclusión como 'bonus tracks' de tres covers en acústico de "Third Day...." como "Fall Of The House of Death" que me gusta mucho más que la original, "The Mephistopheles of Los Angeles" como "Fated, Faithful, Fatal" y "Odds Of Even" como "Day 3" que no es que aporten mucho más a lo escuchado pero que me sorprenden con ese cambio de registro más 'desnudo' acostumbrado a miles de filtros vocales en la voz de Warner y la saturación sónica industrial de siempre.

Me despido con la buena salud en directo que tienen dos de los temas clave de "The Pale Emperor". A Manson se le nota con ganas, con actitud, creo que cree en lo que canta más que nunca en los últimos quince años, a pesar de que su garganta y sus registros vocales no sean tan extremos como en los tiempos de "1996"...



4 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Imaginaba que te gustaria pese a tus reticencias iniciales lo baje hace unas semanas y pese a que no es santo de mi devoción el Sr Mason si que el lp me pareció interesante y en algun momento excelente Recapacitar es de sabios.

JLO dijo...

QUE BUENA noticia, fue uno de los que rompieron el molde de lo establecido así que mr Manson, bienvenido de vuelta...

PUPILO DILATADO dijo...

Bernardo - Me he equivocado Bernardo, hay que reconocerlo, me esperaba un disco de despechos y rechazos 'emo' como aquel Eat Me, Drink Me y me he encontrado con un nuevo camino para El Reverendo. Tu ya me avisaste...

PUPILO DILATADO dijo...

JLO - Puedo confirmar que me he reconciliado con Manson, por fin, ha hecho algo que refresca su propuesta con esos toques Bluesys y con atmósferas lúgubres de verdad. Ya era hora de que dejara de auto- plagiarse!