POR AMOR A LA MÚSICA: PETE JOLLY & TOM WAITS "SWORDFISHTROMBONES" (1983), LA 'MÁQUINA DE HUESOS' SE GESTÓ AQUÍ!!!


¿Quien iba a pensar que el final de esta ronda de 'P.A.A.L.M.' llegaría tan rápido?. Si, es cierto, al principio se nos atragantó a algunos de nosotros, y un servidor se pone el primero, pero para adquirir nuevos conocimientos y controlar un poquito de Jazz hubo que sufrir y sudar en un principio (¡ya lo decía aquella profesora de "Fama"!) y cambiar la estrategia a la hora de decantarte por la opción semanal elegida. Tocaba buscar más y mejor, había llegado el momento de hilar fino y aventurarse en mundos y submundos desconocidos para muchos de nosotros. Desde luego, y creo mis compañeros de juego estarán de acuerdo conmigo, el aprendizaje ha sido brutal pero la asimilación de nuevos sonidos,que pensabas que nunca te entrarían tan bien lo ha sido mucho más...¡Y eso que nos hemos quedado en la superficie!!. Este nivel ha sido tan importante y crucial que hasta tuve que pasar una crisis 'P.A.A.L.M.' (je,je) en la primera o segunda ronda (estuve a punto de tirar la toalla) para darme cuenta después del ancho mundo que se me abría ante mis ojos y oidos.

 Estas tres últimas rondas ha sido para mí un crucero muy placentero (agobios externos aparte) que me han hecho sentir más que nunca que, cuando la música y sus intérpretes son buenos y despliegan su arte desde las tripas, cualquier estilo y género musical es bello y atractivo como la música del diablo que tanto amo.

Pero vamos al lío Pupilos, que ya estáis esperando el tradicional 'PRESS BUTTON' para ilustraros...



El 'Capo' lider de esta semana es Carlos/Nortwinds, del blog "Motel Bourbon", proponiendo como instrumento jazz: EL ACORDEÓN, como su instrumentista jazz a Jack Emblow y como álbum pop/rock en el que colabore éste el disco de Chris Spedding "Hurt", que me ha dejado literalmente babeando. Siempre se aprenden o se descubren cosas nuevas en este juego, ¡bendito juego!.

Mi opción, si bien es cierto que mis primeras opciones serias fueron Art Van Damme y Richard Galiano con colaboraciones en discos que me apetecían mucho escuchar, al llegar a Pete Jolly y encontrar su colaboración en el crucial "Swordfishtrombones" de Tom Waits el mundo se paró, de verdad os lo digo, este disco me señaló con el dedo acusador, me estaba pidiendo ser escuchado, 'ven a mí, ven a mí' -me decía-. Hacia años que no escuchaba este disco y tenía muchas ganas de volver a meterme entre sus retorcidos surcos con el poso que uno tiene con los años. Sentí que no lo había apreciado lo suficiente hace diez años y tenía que hacerle justicia a este trabajo y a Waits (por enésima vez).

Vayamos a PETE JOLLY Pupilos, un privilegiado del acordeón y el piano, nació con un pentagrama en su ADN, os lo aseguro, porque ya con tres años dominaba con bastante destreza el acordeón. Pero es que seis años más tarde tocaba el piano con una maestría inusitada para su edad y, a los 12 años se convirtió en profesional publicando su primer disco. Se dice que pertenece al 'estilo West Coast' cuando aterrizó definitivamente en Los Angeles, no sé qué diferencias habrá con el 'East Coast' en tanto en cuanto al acordeón o piano se refiere pero su magistral manera de tocar los dos instrumentos es, sencillamente, mágica.


Instalado en L.A.,  no tarda en codearse con grandes del Jazz formando parte de las bandas de Art Pepper y Buddie de Franco y empezando su carrera en solitario al lado de Shorty Rogers o Lennie Liehaus en 1954-55. Como era obvio, ya en el '64 forma su propio trio, 'Pete Jolly trio', junto a Chuck Berghofer y Nick Martinis teniendo una extensa discografía y actuando durante tres décadas, sobre todo en L.A., pero también hay que añadir que lo combinó con multitud de colaboraciones, bien tocando en directo o grabando en estudio al lado de gente tan importante como Terry Gibs, Buddy Collette o Jack Sheldon además de abrirse a finales de los 60's al jazz rock con, entre otras, la colaboración en uno de los discos clave de Frank Zappa "Lumpy Gravy" (1967) poniendo piano y acordeón.




Pero aparte del mundo de Jazz y alrededores, una cosa que me ha llamado mucho la atención es que, sobre todo en los 70's y parte de los 80's, se decanta por la composición de bandas sonoras para largometrajes y series tan famosas y mediáticas como "The Love Boat" ("Vacaciones en el Mar"), "M*A*S*H*", "I Spy" o "Dallas" por citar tan sólo las más conocidas por el españolito de a pie.

Quizá quiso hacer un inciso en su exitosa carrera de compositor de O.S.T.'s y con su Pete Jolly Trio, pero el caso es que en 1983 es reclutado por el genio de Pomona, es alistado para formar parte del renacimiento musical de TOM WAITS en su crucial disco "SWORDFISHTROMBONES" ('83)...

Le toca el turno a TOM, 'PRESS WAITS'!...



Como os estaréis dando cuenta ahora mismo, suena un delicado acordeón aquí en este bello tema instrumental y no es ni más ni menos que el de nuestro acordeonista Jolly. Faltaría más...

Ya os he apuntado más arriba que "Swordfishtrombones" fue el crucial renacimiento como artista que necesitaba Waits, fue una ruptura con todo, no sólo con el sonido y la instrumentación sino también con su anterior sello, Asylum Years, y con su productor de aquel entonces, pues fue el primer álbum 'as a producer' que Tom firmó.

Lo que nos encontramos en "Sword..." es una verdadera montaña rusa de sonidos, de texturas, de emociones generadas por esa decidida intención de desmarcarse de su anterior etapa con Asylum, en donde el piano, los arreglos orquestales y el humeante y alcoholizado jazz de club nocturno de mala muerte eran el denominador común de su música hasta "Heartattack and Vine" (1980) o "One from the Heart" (1982).

No empecé a escuchar a Waits hasta bien entrados los 90's con aquel rompedor (también) "Bone Machine" que generó el apodo por el que se conoce su música hoy en día pero cuando por aquel entonces escuché "Mule Variations", que confirmó mi atracción por su arte, y, sobre todo, "Swordfish..." me dí cuenta de que todo partía del disco de una de las portadas más FREAKS de la historia, y no es para menos teniendo a Waits al lado de Angelo Rossitto y Lee Kolima.


El sonido y la atmósfera general del álbum es deliciosamente 'retro' y jodidamente primitiva y, en muchos momentos, claramente experimental a pesar de la variedad de estilos con los que se atreve Waits. Los temas en los que colabora Pete Jolly serían el mencionado instrumental "Just Another Sucker on the Vine" con el acordeón como instrumento protagonista y "Town with no Cheer" de fondo en una composición triste y depresiva, para consumados perdedores. Muy adecuada la 'intro' con otro instrumento que no era habitual en la música de Tom, la Gaita.

Pero las que han perdurado en el tiempo en su repertorio y en la memoria colectiva de los amantes del frikazo de Waits son, por supuesto, la estremecedora y folkie "In The Neighborhood" con esos trombones y tubas dando ese toque tan característico irlandés, "Underground" sonando tan tipicamente 'vintage' y de vodevil, la locura instrumental (cuasi industrial) de "16 Shells in a Thirty-Ought-Six", el tango/'spoken word' de "Swordfishtrombone" o el sucísimo blues de "Down, Down, Down" con los rugidos de Waits en pleno estado de gracia y un acojonante órgano (otro instrumento nuevo en el bestiario del artista).




La verdad es que, no porque las de arriba sean más conocidas, quiere decir que sean las mejores porque de este disco es disfrutable todo por igual, desde la primera hasta la última canción, desde la circense "Dave the Butcher", "Shore Leave" con otra acojonante 'spoken word' en un tema experimental, muy freak, que acaba con unos alaridos de Waits simulando un 'solo' de trompeta. También son imprescindibles para entender este disco "Frank Wild Years" (futura O.S.T.) con otro 'spoken word' acompañado de organo, o el también bluesero y fronterizo "Gin Soaked Boy", toda una vacilada de Waits berreando por todas partes aunque no de forma tan furiosa como en "16 Shells..." o "Down, down..." y, por último, "Trouble's Braids", una composición más tribal y primitiva en donde comprobamos, claramente que la 'maquina de huesos' se gestó aquí y no en el "Bone Machine" del '92.



No quiero acabar esta reseña sobre el genio de Pomona sin alabar tres temas que suenan al Waits de la primera época con Asylum, el Waits del piano y la balada, el artista sacando su lado más romántico pero también intimista y afectado alejado de excentricidades y frikadas sonoras, os hablo de los bellos "Johnsburg, Illinois", el solitario "Soldier's problems" o la instrumental "Rainbirds" con una linea de piano muy suave imaginándote a un etílico Waits tocándole a una pareja de borrachos que todavía se aguantan en pie bailando en el maloliente y oscuro club de turno.

Por lo dicho y apuntado, supongo que notaréis que este disco es algo más que un cambio de estilo, es una ruptura en toda regla, arriesgando, provocando incluso a los ortodoxos del Waits jazzístico y borracho. Todo nace de aquí, el jodido germen que hizo que Tom llegase al status de artista rompedor e innovador que tiene hoy en día con una carrera admirable y envidiable a partes iguales.

Una jodida maravilla...


8 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Uno de los trucos habituales en mi caso para pasar rondas de Por Amor ...es mirar los discos de Tom Waits casi simpre aparece algo que permitía seleccionar a artista de e instrumento, además la calidad e sus trabajos es tan alta que incluso había varias posibilidades. en esta ronda estaba ofuscado con el tema del acordeón y volvi a utilizar el método Waitsy este disco salio de primeras. Al final no cai en él. a puntito estuve . solo una casualidad lo impidó pues tanto el disco que es sencillamente excepcional (mi segundo disco de que adquirí de Waits ), como interprete de acordeón eran apetecibles . Me alegro de que haya alguien que lo haya comentado

PUPILO DILATADO dijo...

bernardo - Buenísimo método bernardo, ójala lo hubiese aplicado en las tres primeras rondas porque sudé de lo lindo hasta adaptarme al nuevo nivel.

Si hubieses elegido "Swordfish...", lo tenía claro, no hubiésemos coincidido pues al publicar tú siempre de los primeros tenía el "Lumpy Gravy" de Zappa preparadito en la recámara, y luego uno de Peggy Lee.

Este disco lo escuché casi en paralelo con "Bone Machine" y me volaron ambos dos la cabeza, quizás más "Bone..." en su momento pero ahora vuelvo a apreciar muy mucho esta gran colección de canciones.

Forrest Gump dijo...

Bueno amigo Pupilo!Te has lucido con este post, y es que semejante disco lo merece.Yo lo descubri cuando salio...y sinceramente no me gusto.Fue tras mas escuchas que le pillé el truco.Esa atmosfera de feria de los monstruos.Una mezcla de Freaks de Tod Browning y de Elephant Man.Como bien dices es una vuelta de tuerca y un cambio en la direccion musical por parte de Waits.Mencionas a Art Pepper y soy fan , tanto de su saxo como de su vida!Recomiendo siempre leer su biografia...El tipo mas destroy de todos! Keith Richards a su lado un niño bueno.Pete Jolly no lo conocia..no siempre se lee los creditos, grave error!
Ese "Lumpy Gravy" de Zappa preparado espero leerlo en breve!
A+

Carlos Tizón dijo...

amigo, me quito el sombrero y lo que haga falta, si sacas a colación a Tom Waits y a este disco, madre mia, si alguna vez me he sentido con la sensación de, donde he estado metido para no escuchar esto, fué cuando descubrí a Tom. Y que decir de esos ambientes que cubren este disco, de esa sensación de, que se joda el mundo ahora mismo, que con esto tengo suficiente, a tus pies my friend

Josi dijo...

Coincido contigo en tus primeros párrafos, vaya lecciones semanales de aprendizaje mas duras, sobrado colega. Respecto a tu propuesta le has currado un post tremendo pero por una lado mi desconocimiento total del mundo de los acordeonistas y el que nunca, nunca, le haya cogido el punto a Tom Waits hace que poco mas te pueda decir, Pupi, un saludo.

PUPILO DILATADO dijo...

Forrest Gump - Bueno, Master, lo de preparado era un decir con el "Lumpy Gravy" de Zappa, me refería a que combiné escuchas de Waits con Zappa y Peggy Lee para reaccionar por si bernardo o tú mismo, que soléis ser los primeros en publicar, me 'arrebatábais "Swordfishtrombones". Si hubiese sido así, estaba preparado para atacar con "Lumpy Gravy" y escribir un texto para llegar a tiempo. Viendo tu interés, me veo motivado para hacerlo, será en breve, estate atento...

Con respecto a "Swordfish..." si lo compraste cuando salió, no me extraña que no te molase pues venías de la etapa de Asylum y entiendo que tuvo que costar, en mi caso, fue una flipada absoluta con lo que adoro "Freaks" y habiendo escuchado "Bone Machine" y "Mule Variations".

PUPILO DILATADO dijo...

Carlos/NOrtwinds - Me alegra que te hayan gustado mis palabras pero más me alegra que FLIPES con este crucial disco de Waits. Todo en "swordfish..." está en su sitio y el viaje a otra época y a otra dimensión de locura están asegurados.

PUPILO DILATADO dijo...

Josi - Yo empezaría por "Bone Machine" o "Mule Variations", de verdad, dále otra oportunidad, este hombre es grande, grande, está loco pero es un iluminado, un tio muy rompedor con unas canciones absolutamente hipnóticas y una personalidad realmente arrolladora.

Lo de sufrir ya pasó, al menos hasta que mañana mismo Forrest Gump nos vuelva a sorprender con el siguiente reto a superar, ja,ja,ja.