POR AMOR A LA MÚSICA: BILL SUMMERS & HARRY CONNICK JR. "SMOCKEY MARY" (2013), DESENFRENO RÍTMICO EN NEW ORLEANS!!!



Se nos acaba casi la manga de instrumentistas Jazz en discos de Rock'n'roll/Pop y hay que disfrutarla amigos porque pronto será historia. Bernardo de Andrés, del blog "Mi Tocadiscos Dual", propone algo curioso, que me ha sorprendido, porque quizás el/los instrumentos es/son de percusión podría parecer que son los que más pasan desapercibidos, como esos actores de reparto que siempre están pero que nunca te enteras de lo importantes que son en una obra de teatro o en una película para cubrir la realidad de un guión y el desarrollo de una trama cinematográfica, bueno pues lo mismo pasaría en el jazz dándome de morros con algo que no esperaba y es la relevancia de estos percusionistas, no ya sólo en el jazz sino en la música en general, a pesar de que se encuentren 'al fondo' en muchas ocasiones. El caso es que LA CLAVE de esta semana es LA PERCUSIÓN E INSTRUMENTISTA/PERCUSIONISTA JAZZ. El colega Bernardo (¡cómo te admiro amigo!) nos ha sorprendido con, no uno sino dos!, discos de Jim Capaldi, "Oh How We Dance" y "Short Cut Draw Blood" con la reseñable colaboración de Rebop Kwaku Baah que a buen seguro hará las delicias de todo aquel que tenga una mente inquieta y libre de perjuicios estilísticos y sonoros.


La lista de percusionistas vuelve a ser inabarcable (no voy a citar a ninguno por la facilidad para encontrarlos, de verdad) y te vuelves a dar cuenta de lo insignificante que eres a la hora de controlar de música y saborear tantos y tantos estilos en donde esta gente ha estado involucrada. Un caso que viene muy bien para reafirmar mis palabras es el del percusionista que he elegido para Pupilandia, el genio privilegiado de Bill Summers...


Ya os comenté la semana pasada que estuve a punto de elegir a Herbie Hancock y su disco con The Headhunters "Headhunters" ('73) pero me heché para atrás por la inclinación claramente jazz del combo. No dejé de escucharlo ni un momento, así os lo digo (me tenía 'tontito', ¿Recordáis?), combinándolo con el "Off the Wall" de Jacko y "Last Patrol" de Monster Magnet...¡Menuda combinación!!!. Bueno pues, quién me iba a decir a mí que Bill Summers, elegido (casi) al azar después de otras opciones sin éxito, era uno de los componentes de los Headhunters y hacedor principal de uno de los ritmos más reseñables y reconocibles de aquel álbum con Hancock, en concreto "Watermelon Man". Os cuelgo una actuación de los Headhunters en 2007 en donde Summers se recrea gustosamente para todos, ya veréis...



HANCOCK, abajo a la izquierda, SUMMERS, arriba a la izquierda
Bill Summers nació en la ciudad del ritmo, Nueva Orleans, fue un visionario de la percusión y el ritmo, de hecho se dice que ha sido tan estudioso y perfeccionista con la mezcolanza de ritmos africanos, caribeños y americanos que tiene en su haber, tras más de treinta años de carrera, un registro de más de doscientos ritmos distintos paridos con los intrumentos de percusión conocidos por el mundo occidental pero también con cualquier instrumento tradicional cubano y africano...¡Cualquiera!, además de dominar la rítmica en botellas de gaseosa, cerveza ("Watermelon Man" Pupilos!), soda, etc,...

Saltó a la fama de bien jovencito con aquel combo de 'cazadores de cabezas' maquinado por Herbie Hancock y ese celestial debut homónimo del que no paro de babear siendo, hasta el día de hoy, uno de los miembros fundadores que todavía mantiene el nombre de The Headhunters vivito y coleando en las diferentes giras que realizaron en 2001, 2007 y 2012 sacando el que creo que debe ser un Live Album tremendísimo con "Survival of the Fittest/Straight from the Gate" en 2012.

Entre aquellos primeros años en los 70's con Headhunters, unos diez discos en solitario rodeado de la 'creme de la creme' de la percusión mundial y las innumerables, interminables e infinitas colaboraciones externas que se cuentan por miles trabajando para Stevie Wonder, Quincy Jones en las O.S.T de "El Color Púrpura" y "Roots", Michael Jackson, Stanley Clarke, Sonnie Williams, Barry White, Lenny Kravitz, Miles Davis, Janet Jackson, Miles Davis, Billy Cobham, Sting, Ella Fitgerald y 200 o 300 artistas de renombre más, este hombre volvió a la palestra a finales de los 90's formando, junto al trompetista Irvin Mayfield y el baterista Jason Marsalis, el combo 'Los Hombres Calientes'. Así de claro y en la lengua de Cervantes. ¡Cómo me gusta este nombre!. Marsalis fue sustituido por otro grande de los parches, el baterista cubano Horacio "El Negro" Fernández.

Como comentaba al principio del texto de Bill Summers, llegué a él probando y ya me quedé con la boca abierta colaborando con tanta estrella pero si entre tanta luminaria te das de morros con la última colaboración de Summers en los dos últimos discos de Harry Connick Jr., "Smokey Mary" y "Every Man Should Know ¡la decisión estaba tomada!, estaba esperando que llegase la Navidad para escuchar las dos últimas obras de uno de mis artistas favoritos fuera de los dominios de la música del diablo. ¡Qué grande es Harry Connick Jr.!


 
Conocí a este hombre con aquel maravilloso "Come By Me" (1999) que me alegró la vida en multitud de ocasiones en pleno 'boom' del 'neo-swing' y las 'big bands'. Combos como Brian Setzer Orchestra, Royal Crown Revue, Squirrel Nut Zippers, Big Bad Voodoo Daddy, Big Sandy y Harry Connick, entre otros muchos más, me dieron muy buenos momentos a finales de los 90's combinados todos ellos con el 'high energy' escandinavo y, DIOSSS! volví a vivir la excitación de la música y la frescura de nuevos sonidos artito como estaba de bandas seudo-grunge y nu-metal hasta en la sopa.

No he seguido la prolífica carrera de Harry al dedillo pero sí os contaré que fue un niño prodigio de Nueva Orleans que ya con seis años empezó a dar conciertos con su piano, a los diez grabó su primer disco con una banda de jazz local para luego estudiar en diferentes centros de primer nivel entre Nueva Orleans y New York. Será en la ciudad de los rascacielos cuando contacta con Columbia (o más bien la productora contacta con él) para grabar en el '87 su primer disco profesional, de corte instrumental y con 'standars' tocados por él solo al piano. Dos años después alcanza la popularidad y la fama con la grabación de la O.S.T. de la película "When Harry Mets Sally" (1989) también llena de 'standars' románticos pero ya con una orquesta cubriéndole las espaldas. A partir de aquí la carrera del artista despega con joyitas como "Blue Light, Red Light" ((1991), "She" (1994) o "To See You" en donde coquetea claramente y sin prejuicios con el funk, el pop, el blues, el R & B, el swing siempre con una base jazzística.

¿Hablaba de coquetear?, porque Jr. también le gusta moverse en el mundo del celuloide y, bueno, todo el mundo lo recordará en aquella inquietante "Copycat" ('95) dándole la réplica psycho a Sigourney Weaver pero este hombre se estrenó delante de la cámara con "Memphis Belle", aparte de participar al lado del 'príncipe de Bel Air' en "Independence Day", dar la voz al gigante de hierro en "The Iron Giant" y otros films más actuales como "P.S. I Love You" o "Basic" y series como "Will & Grace" o "Law & Order". Últimamente se ha dejado querer por la parafernalia televisiva porque ya lo han reclutado para la nueva edición 2014 de "American Idol" participando ya en los castings....Harry, Harry,...

El estilo y la base de Connick es, obviamente, el jazz pero no se puede catalogar sus discos de los 90's como ortodoxos dentro de este estilo. Su segunda etapa ya en el nuevo siglo y a partir del citado "Come By Me", sí que se nota un retorno claro al Jazz y a las orquestas 'Big Band', a los recitales con su maravilloso piano y su excepcional voz aterciopelada. Esta ya no la controlo tanto, pues tan sólo he escuchado "Oh, My Nola" (2007) pero no debería dejar escapar ninguno de ellos porque la calidad de este hombre está fuera de toda duda.

Y llegamos a "Smokey Mary", por fin....



He de confesar que el miércoles también escuché "Every Man Should Know" a sabiendas de que Summers participaba también pero lo ví un disco más instrospectivo, más 'crooner', más Sinatra y "Smokey Mary" es mucho más optimista y festiva por lo que me decanté por él enseguida.

El concepto del álbum realmente es un homenaje al 'Smokey Mary' el tren iluminado que sale en el carnaval de New Orleans, el Mardi Gras, pero sobre todo al 20º aniversario de la 'Cofradía de Orfeo' que el propio Harry inauguró en 1993 para celebrar esta fiesta por todo lo alto en la ciudad americana.

Se podría decir que el álbum es la vuelta a las composiciones propias tras unos cuantos años lanzando discos interpretando de nuevo standars e incluso discos de versiones de las canciones que el mismo escuchada cuando era niño, "Your songs" (2009). Pero "Smokey Mary" es otra cosa, es la vuelta de Connick al funk, claramente os lo digo. De este disco y de sus canciones emana un optimismo y una alegria por vivir y disfrutar de la vida que me retrotrae a aquel "Come By Me" aunque tengan estilos distintos. Según declara el artista quiso impregnar al álbum del espíritu de superación y la ganas de vivir y divertirse de su ciudad natal...¡Y vaya si lo ha conseguido!! porque este disco es una fiesta con algunos momentos más tranquilos.



Las canciones que más me gustan son las más rítmicas y dinámicas y, por supuesto, nuestro segundo protagonista, Bill Summers, aquí se le nota claramente. Os hablo de temazos como la 'groovie' "Coddina Done It" mezclando funk y swing y quedándose Harry tan ancho, "The Preacher" que es más swing/jazz/ (atención al solo de órgano!) y te hará agitarte sin remedio o la acojonante "Mind On the Matter", funkarra y sucia que hasta me hace dudar que sea cantanda por Harry por ese registro tan sucio y tan alejado de la limpieza vocal a la que me tiene acostumbrado. Un temazo totalmente New Orleans, hueles la ciudad, la palpas, como si estuvieses en la calle rodeado de músicos en pleno Mardi Gras. El corte "Wish I Where Him" es en donde escuchamos esas percusiones más afrocubanas de Bill Summers en una atmósfera más relajada pero muy divertida.

El disco comienza con la canción que habrá inspirado, seguro, todo el álbum; la homónima "Smokey Mary" ya te inyecta la diversión, el buen rollo y la fiesta a las primeras de cambio con un piano de Connick a mil por hora, pero "Hurricane" no se queda atrás con ese bajo tan 'groovie' y un saxo de la hostia, aquí el funk se empieza a desperezar en un álbum con muchos momentos funkys como también lo son "Dang Your Pretty" o la citada "Mind on the Matter".

Encontrarás también gospel con atmósferas jazzys en "S'possed to Be" cantada a medias con Tara Alexander y el Frontline Vocal Movement acompañándolos en otro temazo a destacar...y a disfrutar.

"Angola (at hte Farm) y "Nola Girl" son los temas más bluesys, con slides y querencia sureña el primero y más campestre pero con alma funky/pop el segundo.

"Beneath the Sea" cierra "Smokey Mary" de la mejor manera, es la balada poppie del disco, una belleza orquestada reservada para el final, un auténtico tesoro imaginándote que estás en uno de los muelles de Nueva Orleans y divagando sobre lo bella que es la música de Harry Connick Jr. Unos meses después vendría el último trabajo de Harry "Every Man Should Know" con, de nuevo, Bill Summers colaborando y enriqueciendo el producto final desde atrás. Un disco recién horneado y calentito al que me voy de cabeza ya mismo.

Pero vamos a acabar como dios manda, con fiesta y diversión, ¡No te vayas! porque debes sentir el ritmo y el empuje funk del guaperas de Harry...

'PRESS, PLEASE!!! PRESS THE JAZZ/FUNK PLEASURE!!!

Mind on the Matter by Harry Connick, Jr. on Grooveshark

6 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Ante todo gracias. Amigo. De entre estos nuevos chicos del jazz vocal o mejor como bien reseñas son m´ñas pop que jazz Harry es de los que mejor me cae Probablemente Buble es más versátil , capaz de imitar a cualquier artista que se precie (recuerdo un programa de Chris Isaak que lo entrevistaba que demostraba que era todo un imitador o Showman)pero connick tiene algo más que el resto CARISMA, ALMA Y UN SABER que supera al resto. me alegra lo de este disco y elr escate de connick ahora un poco dejado atrás siendo uno de los iniciadores de este boom. Volvere a sacar sus discos del pequeño olvido y me tomare un whisky a tu salud con los aires de Connick en mis oídos.

Chals dijo...

Excelente Pupilo, magistral post. Desconozco a ambos, beuno a Harry Conick aun le he oido de refilón alguna vez. La verdad es que desconozco el mundo de la percusión.

Saludos

Carlos Tizón dijo...

Wow, vaya entrada Pupi, de nota, aun estoy flipando con cosas que desconocia. Harry nunca ha sido alguien a quien haya seguido a conciencia, pero si que he disfrutado de su música, y mucho, porque tiene ese, como llamarlo, utilizaré una palabra muy del sur del sur, duende, cuando toca, que te llega dentro

Josi dijo...

Buena entrada, querido Pupi, una gozada, me encanta lo que has puesto de Harry Connick Jr., lo tenia en otro concepto, como un buen crooner y poquito mas. Me ha llegado "Smokey Mary" y ahora mismo me pongo con este álbum. Respecto a Bill Summers lo que a mi me toca es aprender, aprender y aprender sobre las obras y milagros de todos los percusionistas de esta ronda, dada mi ignorancia de cualquiera de estos monstruos de la música. Un saludo y una gozada leerte, colega.

Forrest Gump dijo...

Junto a Peter Cincotti , Harry es que mejor sabe cantar el swing old school!En cuanto a Bill Summers no lo conocia..seguro que tengo mas de un disco donde aparece!Por ello hay que leer los creditos!!!
A+

Vinny Gonzo dijo...

Nueva Orleans, Mardi Gras, luces de colores, neo-swing!! Ingredientes más que suficientes para que este disco pase a engrosar mi lista de favoritos. Soy más de Bublé, pero Harry tiene pinta de ser buen tío también, amén de un músico mucho más completo!!