POR AMOR A LA MÚSICA: EMMYLOU HARRIS "WRECKING BALL" (1995), LANOIS AL SERVICIO DE LA DIVA!!!


No hay mejor comienzo que éste, profundiza y métete dentro...



Pues ya estamos aquí otra vez con el juego "Por Amor a la Música", ¡el tiempo pasa volando babies!. Dejamos atrás los dominios de las dunas de Palm Springs y su "Rancho de la Luna" para adentrarnos en otras atmósferas, muy particulares y densas también, pero otros parajes se desentrañarán aquí. El turno para proponer 'clave' corre a cargo de Vinny, del blog "Vinny, Vidi, Vici", en la ronda de productores/músicos-músicos/productores. Su opción y clave semanal no podía haber sido más exquisita y rica, el elegido ha sido el grandísimo productor y músico Daniel Lanois. El álbum elegido por él ha sido el de Rocco DeLuca and the Burden con "Mercy". Un interesante descubrimiento, quizás inesperado para mí, te lo digo ya desde Pupilandia Vinny.

Daniel Lanois, Daniel Lanois, otro productor visionario e innovador como pocos. Ya se ha pasado en dos ocasiones por Pupilandia, cuando hice la reseña de Black Dub "Black Dub", su último proyecto con una vena marcadamente soulera, con su acojonante cantante Trixie Whitley. Os lo recomiendo a todos, de verdad!. Pero también os recomiendo, encarecidamente el debut de Jim Wilson "Jim Wilson" del que también 'dejé señal' en este blog.


Con respecto a la carrera de Lanois, os lanzo unos breves apuntes para los que no os hayáis pasado por el blog de Vinny Gonzo. Este canadiense desde luego que se ha hecho famoso por sus remarcables trabajos para U2, Dylan, Peter Gabriel, Neil Young y colaborando en mil y una ocasiones con Brian Eno, pero se ha sacado el solito de la manga unas cuantas bandas sonoras, entre ellas la de "Dune", y tiene una carrera musical como solista muy interesante con ni más ni menos que trece trabajos de los que yo destacaría el último con Black Dub, "Belladona" (2005) y "For the Beauty of Wynona" (1993), más que nada porque han sido los únicos que he escuchado de este genio de los controles y las guitarras.

Pero para este Pupilo lo realmente interesante y por lo que yo realmente lo conocí (por su nombre, no por U2) fue, quizás, por sus trabajos menos mediáticos como sus constantes incursiones y colaboraciones con Mother Superior (la banda de Jim Wilson y Marcus Blake) convirtiéndose practicamente en el 'cuarto miembro' de la banda dejando el precioso y recio "Grande" (2007) como 'testamento' del combo angelino y, curiosamente, el cuestionable "12 Bar Blues" de Scott Weiland que todo el mundo criticó y que a mí no me parece tan malo.

El hecho de haberme decantado por el "Wrecking Ball" de Emmylou Harris es la cuenta pendiente que tengo con esta gran mujer y artista. Le tenía muchas ganas y cuando he descubierto que Daniel Lanois le había producido uno de sus discos definitivos me he ido a por él de cabeza... a pesar de haberme dado cuenta hace minutos que ¡¡¡'bernardo de andrés' ha escogido la misma opción que yo!!!.

La carrera de Emmylou a finales de los 80 y, sobre todo, a principios de los 90's no pasaba por su mejor momento de éxito y ventas (aunque sí de crítica), había triunfado en los 70's y había mantenido el éxito en la década de las hombreras y los cardados pero la industria le jugó una mala pasada cuando fijó su objetivo en artistas más jóvenes debido al cambio generacional que sufrió la música en aquellos años de 'hard rock angelino', grunge y el establecimiento del término 'alternativo' para presentar la música 'indie' como nuevas opciones para un nuevo público. El mercado 'country' tampoco ayudó, la búsqueda de un público más joven y la intención de producir unas canciones forzadamente comerciales la relegaron a un segundo plano a pesar de seguir manteniendo el 'status' de 'The Queen of Country'.

La Harris se replanteó en tiempo record su carrera y se hizo con uno de sus mejores colegas del negocio para ofrecer algo fresco, distinto, lleno de alma pero también de cuerpo. Daniel Lanois ya estaba dentro.

De sobras sabemos todos o, por lo menos los jugadores de este juego, que Lanois imprime a todo lo que hace unas atmósferas muy especiales y unas texturas musicales que dotan a la música de una profundidad estremecedora y, desde luego, con Emmylou no iba a ser de otra manera estando hambrienta como estaba de experimentar con el sonido y las texturas y salirse de su 'casilla' acústica y ortodoxa. "Wrecking Ball" es una jodida maravilla, con una belleza tal que emociona desde el primer instante, desde el primer segundo, o si no probad en directo el 'cover' contenido en el álbum de "Goodbye", la canción de Steve Earle. En esta interpretación no sólo aparece la protagonista y Lanois, también el mismísimo Steve Earle y Jim Wilson haciendo labores de 'bass player'. ¡Qué gozada!...



Y si gozada ha sido el de arriba, de visión obligada es el de aquí abajo con otro "Goodbye" pero en acústico y tan sólo con Emmylou y Steve en el escenario. Esta vez Earle llevando más el peso vocal...



Menudo pedazo de alma es esta canción en manos de estos dos monstruos. WOW!

"Wrecking Ball", el álbum, se nutre principalmente de composiciones de otros...¡pero qué otros!, aquí Emmylou saca más oro si cabe de Dylan "Every Grain of Sand" (supera la original incluso), de Hendrix "May This be Love", de Neil Young con el track que titula el álbum, de la impresionante Lucinda Williams con una impresionante también "Sweet Old World", de Julie Miller con la afectada y sentida "All My Tears", de Steve Earle con la citada "Goodbye" (¡menudo cover!!!) y de Anna McGarrigle con una "Goin' Back to Harlan" profunda y etérea, casi celestial. En cuanto a Lanois, joder, es lo bueno de este hombre, que participa no sólo tras los controles sino en la composición, en este caso aporta la declaración de intenciones de Emmylou para este disco que es "Where Will I Be", mi favorita "Deeper Well" con esa suciedad acompasada y reptante y "Blackhawk".


Si hablamos del plantel de invitados es, como no podía ser de otra manera, para quitar el hipo y la respiración, porque ya sólo en el cover de Lucinda "Sweet Old World" se juntan, ni más ni menos, que su autora, Neil Young (armónica y segundas voces) y Steve Earle (acoustic guitar), ¡Ahí es nada!!!. En el cover de Earle, "Goodbye", éste vuelve a aparecer, así como Young en "Wrecking Ball" en la segunda vozde nuevo. También hay que resaltar que todas las baterías fueron grabadas por Larri Mullen (U2).

El álbum, a pesar de no ser demasiado radiado tenía tal fuerza que la voz se empezó a correr y el boca a boca a funcionar, tal es así que acabó ganando un año después el Grammy a la mejor grabación de Folk Contemporáneo ("Best Contemporanean Folk Recording"). La nueva piel de Emmylou Harris le dió otra vida alcanzando el reconocimiento perdido y llegando a ese público más joven que la Industria le negó en un principio.

"Wrecking Ball" with Lanois...



6 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Obviamente parece que estamos de acuerdo en que una de las mejores producciones de Lanois es esta. Quién puede resistirse a la Harris. Yo no pude. Estuve tentado al Oh Mercy para mi antecedente claro de este pero Dylan requiere un estudio enorme para poder ofrecer algo minimamente novedoso o un enfoque atractivo. por eso estando la diva la elección era obvia. El tuyo si que es una pasada. Del mio el documental esta muy bien

Carlos Tizón dijo...

No puedo evitarlo, Emmylou junto a Lucinda Williams, son dos mujeres, cuyas voces son capaces de extraer y alojar en mi todos los sentimientos que sus voces atesoran. Evidentemente Daniel Lanois le dió es sorbo de comercialidad bien entendida que Emmy necesitaba, o quizás no, pero que no le vino nada mal. Yeah, cojonudo.

TSI-NA-PAH dijo...

Gran post amigo...Y que disco.La bella Emmylou y Lanois!Su sello es tan fuerte aqui que practicamente es un disco suyo. Soy Fan de los dos a tope!por lo que este disco es una maravilla para mi.Por cierto "12 Bar Blues" de Scott Weiland a mí tambien no parece tan malo.
A+

Josi dijo...

Joder, Pupi, la verdad que he disfrutado leyendo este post. Mis unicas referencias de la Harris son de oidas y de los 80, nada que ver con la opción que tu planteas. El tema que propones de intro me gusta. Estoy teniendo problemas con este turno debido a mi desconocimiento, no solo de Lanois, sino de los artistas con los que ha trabajado o producido. Un placer leerte, gran post.

Chals dijo...

Este era uno de los discos candidatos que tenía en la recámara para comentar, menos mal, con este postarro me hubiera quedado frito. Grande es usted. Y un grandísimo disco, una colaboración donde la palabra sobreproducción no es una desventaja. Saludos, gran post.

Vinny Gonzo dijo...

Y ahora es cuando llego yo y digo que... ni puñetera idea de quien era esta mujer. El country y un servidor no se llevan nada bien.

Pero oye, esa mezcla con las atmosferas etereas de Lanois se me ha ganado (con "Deeper well" ha llegado un momento en el que creía que iba a aparecérseme el chamán de la tribu a pedirme que subiera a una montaña o algo asi xD)

Buena elección Pupi!