POR AMOR A LA MÚSICA: IOMMI "IOMMI" (2000), EL DEBUT QUE NUNCA LLEGABA SE HIZO REALIDAD!!!


Que la oscuridad te lleve...¡adéntrate demonios!!!...



De nuevo volvemos al juego "Por Amor a la Música" esta semana. Recordaremos que este nivel trata sobre discos con colaboradores e invitados ilustres entre los que, el anfitrión de la semana, decide un artista o una banda que aparezca siempre entre los discos elegidos por cada jugador. Esta semana la banda elegida ha sido BLACK SABBATH gracias al 'anfitrión' de esta semana, Vinny Gonzo, del blog "Vinny, Vidi, Vici" con su apasionada reseña sobre el disco de Tenacious D "The Pick of Destiny". Y la verdad, no podría ser más acertado estando "13", el esperadísimo album de Black Sabbath sin Bill Ward, ya tan cerca (13 de Junio) de mortales rockeros como nosotros.

Mi elección ha sido clara, no me he andado con rodeos ni con indecisiones, me he ido directamente a por el arquitecto del 'Metal' en todas sus vertientes, géneros y combinatorias estilísticas, la leyenda en vida Tony Iommi. Barajé dos posibilidades, la primera fue el concierto tributo a Freddie Mercury de 1992, "The Freddie Mercury Tribute Concert: Live At Wembley" que me sé de memoria sus mejores momentos pero al que no haría justicia con una reseña al tener tan poco tiempo para asimilar/comentar los tres discos de los que se compone este homenaje. Por lo tanto mi elección ha sido su debut en solitario del 2000, su disco "Iommi".

No deja de sorprenderme que un músico tan importante y con un reconocimiento tan aplastante a partir de los 90's sacase su primer disco solista ya en el siglo XXI pero bueno, por todos es sabido que su vida siempre ha sido Sabbath -¡ÉL ES SABBATH!- en todas sus versiones y que, en algunos momentos de su carrera también le han impuesto el nombre de la banda madre por presiones de la discográfico de turno, caso de "Seventh Star" bajo el nombre de 'Black Sabbath with Tony Iommi'.



"Iommi" (el album) se compone de diez temazos brutales 'marca de la casa' con la particularidad de ser cantados por estrellas del rock'n'roll, el rock alternativo, el 'nu metal' y el Metal que en aquellos primeros coletazos del nuevo siglo estaban en el candelero de la fama y el éxito (no todos pero sí la mayoría). Los temas fueron compuestos por Tony Iommi y el productor Bob Marlette con la aportación individual de cada uno de los cantantes invitados, a excepción del tema con Billy Corgan (tenía que ser él) en el que no colaboró Marlette. De aquellas sesiones también se extrajeron algunas canciones que no fueron incluidas en el resultado final, caso de Phil Anselmo que aportó dos temas más ("The Bastard" el más conocido) además del oficial, el citado Corgan con otro tema y, aunque Iommy nunca definió número, declaró también que con Billy Idol la cosa había funcionado muy bien habiendo compuesto 'unos cuantos'. Pero había que ser justos y dar un tema para cada invitado (para no herir sensibilidades) así que aquí se dan cita gente tan dispar como Henry Rollins, Skin (Skunk Anansie), Dave Grohl (Nirvana, Foo Fighters), Phil Anselmo (Pantera, Down), Serj Tankian (System of a Down), Billy Corgan (Smashing Pumpkins), Ian Astbury (The Cult), Peter Steele (Type O' Negative), Ozzy Osbourne y Bill Ward (Black Sabbath) y Billy Idol. Esto en cuanto a los cantantes. Menudo plantel de estrellas, que no?


 Pero las colaboraciones no acaban ahí porque, a nivel instrumental, tenemos:

Tony Iommi: Guitarras
Terry Phillips: bajo en track 1
Bob Marlette: bajo en track 2
Laurence Cottle: bajo en tracks 3, 4, 5, 7, 8 y 9
Billy Corgan: Bajo y guitarra adicional en track 6
Peter Steele: Bajo en track 8
Ben Shepherd: Bajo en track 10
Ace (Martin Kent): Guitarra adicional en track 2
Brian May: Guitarra adicional en tracks 3 y 7
Jimmy Copley: Batería en track 1 y 5
John Tempesta: Batería en track 2
Dave Grohl: Batería en track 3
Matt Cameron: Batería en tracks 4, 7, 8 y 10
Kenny Aronoff: Batería en track 6
Bill Ward: Batería en track 9
Bob Marlette: Productor, co-escritor de todos los temas excepto 6


Paso a comentar el disco en sí. En líneas generales, suena tremendamente potente pero dejándose llevar por pequeños detalles de producción, soniditos y 'loops' varios muy apegados a una época en la que el rock alternativo, pero sobre todo el 'nu metal' mezclado con programaciones, mandaban a principios de siglo. Que no se asuste el lector más clásico porque se trata de simples detalles que ni enturbian, ni confunden para nada la labor de nuestro protagonista principal, Tony Iommi brilla con luz propia y las guitarras se imponen por encima de todo.

El tema de Henry Rollins ""Lauguing Man (in the Devil Mask)" es el que inaugura el album. Un corte que sorprende, de los que más se sale del estilo de Tony, para que me entendáis, es como si al guitarrista le diese por hacer de Page Hamilton de Helmet por un rato y divertirse con el experimento. De riff entrecortados y secos que empastan a la perfección con la agresiva actitud de Rollins.

"Meat" tiene a Skin como única colaboración femenina en el trabajo y, la verdad, si no me dicen que está Iommi aquí parece un tema de los buenos de Skunk Anansie exceptuando el clásico y reconocible puente 'Sabbath'. Tema muy melódico y delicado, con ramalazos guitarreros combinados con esa producción contemporanea.

El tema de Grohl, "Goodbye Lament", es uno de los que más me gustan, empieza muy 'Nu Metal' con esos 'loops' pero el 'riff Iommy' se impone, ¡Y vaya si se impone!!. Un tema que suena tremendo con un Grohl berreando en el estribillo como si la vida le fuese en ello. Uno de los 'highlights', de hecho fue el único 'single' del conjunto.



"Time is Mine", el corte de Phil Anselmo es, junto con el de Ian Astbury, mis preferidos, no sabría por cuál de los dos decantarme. En esta canción tan 'doom' tenemos a un Phil Anselmo más o menos contenido (excepto al final) y cantando realmente bien en su faceta más 'bluesy'. El tema es jodidamente tenebroso y me tengo que pellizcar para darme cuenta de que no estoy inmerso en un disco de Down. Realmente te das cuenta del sentido tributo que Pepper Keenan, Anselmo y los de Crowbar realizan con su banda de New Orleans.

Viene ahora el track del frontman de System of a Down, Serj Tankian y, a estas alturas, me empiezo a dar cuenta de que los riffs de Iommi se me hacen un poco repetitivos (no difiere demasiado del "Time Is Mine" de Anselmo). "Patterns" no es un mal tema, para nada!, Tankian aporta su marcada personalidad al tema y me doy cuenta de que su línea vocal es algo parecida a como la cantaría el mismísimo Ozzy si le hubiesen propuesto este tema al 'Madman'.

El tema de mayor duración, "Black Oblivion", es el más pretencioso, y, si se me permite, progresivo y épico. Billy Corgan no está nada mal, predomina en la primera parte del track con esos lamentos 'a lo Corgan' y su reconocible registro más furioso pero, tras un inquietante arpegio semi-acústico, la guitarra de Iommi toma totalmente las riendas con un trabajado a la par que reposado 'solo'.

Y por fin el tema del grandísimo Ian Astbury, "Flame On" que, como ya comentaba más arriba, es uno de los que me pone loquísimo. Desde luego, todo lo que toca el frontman de The Cult lo convierte en oro y en este track no iba a ser menos al imponer claramente su aura. Una canción que suena a unos Cult más oscuros y metálicos con un riff de Iommi que se sale un poco de la monotonía 'riffica' y monolítica de temas anteriores. Las programaciones son muy chulas en los descansos eléctricos. Un tema aplastante.



Vienen ahora los dos temas más discretos de todo el conjunto, el primero el del desaparecido Peter Steele que imprime esa profundidad cavernosa a "Just Say No Love". Un tema normalito con un riff que ya recuerda a muchas cosas de Sabbath. El segundo, "Who's Foolin' Who", el tema con sus compañeros de Sabbath, Ozzy y Ward es más de lo mismo pero en versión 'relax'. Un tema tradicional Sabbath con esos característicos acordes oscuros e impenetrables. Poco más.

Sin embargo, y para acabar el album, Tony y Billy Idol se descuelgan con "Into the Void". Un corte final que sigue demostrando lo buen cantante que es Idol con esa garganta aguardentosa y esos cambios de registro calma/agresividad que dan un poco de variedad a ese riff eterno y monolítico (pero menos lineal). El cambio de 'groove' le da mucha frescura a un tema que le viene que ni pintado a los grititos de Billy y esa actitud de 'outsider callejero' que le intenta imponer. El inquietante y relajado final es un excelente cierre para calmar tímpanos después de tanto decibelio y tanta guitarra saturada hasta el infinito.

Lo dicho, "Iommi" es un debut a la altura de la leyenda, quizás un poco repetitivo en cuanto a riffs pero un trabajo en donde todos cumplen a la perfección tanto vocal como instrumentalmente. Hay cortes que son un auténtico cañón y otros en los que sorprende ver a Iommi darle un toque diferente a su estilo y personalidad.

YA TARDAS!!!

Iommi & sexy friends

Y, como no, para cerrar no podía irme sin dejaros el inédito corte con Phil Anselmo "The Bastard" que, de haber sido incluido, hubiese sido el tema más potente y excesivo de todo el conjunto porque esto suena a Pantera por los cuatro costados.


12 comentarios:

Anónimo dijo...

En su momento me encantó(ahora tambien me gusta pero no lo veo tan redondo como en su dia )me sobra el tio de smashing) y el toque de peter steele le queda genial,oscuro,tenebroso..(no puedo ser muy objetivo,soy fan de peter desde carnivore jeje)¿que hubiese pasado de estar tio glenn de por medio?Henry,Ian,Billy uff!!
gran disco para una buena epoca.
por cierto,hubo un segundo disco?
t,mena

Forrest Gump dijo...

este era el disco que queria hablar en el anterior juego con Henry Rollins!!!
Esta vez menos mal..no me he decidio por el!Te ha salido un post redondo...Un disco que se hizo de eserar mucho...y que le salio muy bien al viejo Iommy!
A+

Mr. Thunderstruck dijo...

O sea este fue el álbum que aspiraba a grabar Slash y no lo que a él le salió finalmente con algunas colaboraciones vergonzantes. Saludos!!!

Chals dijo...

De todas las propuestas presentadas esta semana puede que este disco en solitario de Iommy sea la que más me atrae, más por esa pedazo de canción con Ian Asbury!!! Flame On es muy muy buena. Me encanta, le daré un tiento!
Saludos

Vinny Gonzo dijo...

No te equivocaste la semana pasada y no te vas a equivocar esta... El disco tiene pintaca, desde luego, y los temas que has puesto son tremebundos (Flame on, inconmensurable). Le debemos mucho al tito Tommy, y aunque sea simplemente por eso, hay que escucharlo, sí o sí.

Un abrazo!

Josi dijo...

Fenomenal disco el que se nos marco Tony Iommi en solitario. Me encanta como te refieres a Iommi como "arquitecto del metal" y como recalcas que !!!SABBATH ES EL¡¡¡, completamente de acuerdo contigo. Creo que todos los colaboradores de este trabajo deberian sentirse afortunados por haber pertenecido a Black Sabbath al menos durante la duración de cada una de las canciones, Gran post, Pupi, un saludo.

PUPILO DILATADO dijo...

t.mena - NO hubo un segundo disco como se especuló por ahí en aquella época. Había...Hay!! todavía varias canciones que no se editaron de Idol, Anselmo y Corgan pero ni hubo más colaboradores aparte ni el "Evil Elvis' fue llamado para hacer un dueto histórico con Iommi.

PUPILO DILATADO dijo...

Forrest Gump - Vaya!!! ja,ja,ja, entonces, era este el misterio de la semana pasada!!. Menos mal que te has hechado para atrás para no coincidir. Gracias por el piropo Master.

El viejo Iommi supo perfectamente congeniar con la generación que le dió el reconocimiento que merecía y encima salir airoso del invento con un sonido y producción más acordes con aquella época de finales/principios de siglo. Hay riffs demasiado parecidos, esa es la única pega pero por lo demás, de 'chapó'....

Y encima estaban Matt Cameron y Ben Shepperd de por medio!!!

PUPILO DILATADO dijo...

Mr. Thunderstruck - Toda la razón, llevas TODA LA RAZÓN. El de Slash es una vergüenza, un pastiche que no pega y un Slash irreconocible hasta que llega el 'solo' de cada una de las canciones. En el de Iommi todo cuadra, la 'marca Iommi' está en todo momento y los cantantes encajan todos.

La diferencia en calidad es abismal.

PUPILO DILATADO dijo...

Chals - Creo que no te va a defraudar. Es un disco que entra a la primera pero que te pide más escuchas. A mí me gustan las canciones menos Sabbath, como la de Rollins, la de Grohl, la de Billy Idol y, por supuesto, la de Astbury que es un jodido cañonazo sónico.

Me dejo la de Anselmo. No tiene desperdicio.

PUPILO DILATADO dijo...

Vinny Gonzo - Este disco no hay que escucharlo por la deuda que todos le debemos...¡sino porque es un muy buen disco!! a la altura de su leyenda y con los cojones bien grandes para ofrecer algo con una producción muy actual. Las canciones, muchas de ellas son un verdadero pelotazo. La de Ian Astbury es acojonante y parece gustar a todos, eh?

¡Te va a encantar!!. Lo sé!!!

PUPILO DILATADO dijo...

Josi - Gracias por apreciar el trabajo. Hacía mucho tiempo que no escuchaba este disco y redescubrirlo ha sido un éxito porque me gusta más que cuando lo escuché hace diez años.

Muchos de ellos se tuvieron que sentir en la gloria al lado de este GRANDE. Anselmo, Grohl, Rollins, Astbury, sobre todo estos les tuvo que suponer uno de los momentos más especiales de sus rockeras existencias.