SERIES: BANSHEE (4º SEASON), EPÍLOGO PERFECTO PARA UNA FICCIÓN BÁRBARA!!!


NOTA: 90%

Por fin he dado por finalizada una de las series, en mi opinión, más sorprendentes de los últimos años por su factura y su falta de escrúpulos a la hora de dar dos cosas que nunca parecen ir juntas en un trama de ficción serial yankee, es decir, violencia y sexo. Creo que junto con Game Of Thrones se podría catalogar de tener estos dos ingredientes que parecen ser un tabú (sobre todo el folleteo) en el 80% de las series americanas y las europeas y es de agradecer que no les importe parir un producto que se sabe de antemano que no va a estar en horario de 'prime time' por su virulencia y salvajismo supino.

Pero que nadie se confunda, Banshee, a pesar de una primera temporada un poco confusa y centrada en los aspectos más viscerales y salvajes (en todos los aspectos), se superó claramente en la segunda temporada con una historia y unas tramas muy bien cuajadas para, en la tercera, seguir subiendo enteros con una de las temporadas más excitantes que recuerdo en mucho tiempo si exceptuamos la última de S.O.A. y Breaking Bad.

Cuando me enteré que la 4ª temporada iba a ser la última no daba crédito, ¡y encima tan sólo iba a tener 8 capítulos en lugar de los 10 acostumbrados!. Se podría pensar que la serie cerraba así por falta de audiencia pero no, ¡todo lo contrario!, esta ficción se ha retirado en el momento más alto de seguimiento y popularidad y es que los creadores Jonathan Tropper y David Schickler han tenido siempre las gónadas bien gordas a la hora de ofrecer la serie que han ofrecido y de retirarla en el mejor momento sin estirar tramas sin sentidos y personajes que ya no podían dar más de sí.

En estos últimos 8 capítulos, Lucas 'Hood' (Antony Starr) se encuentra retirado y hermitaño rendido ante la imposibilidad de encontrar a Job (Hong Lee). La muerte del bombonazo de Rebecca Bowman (Lili Simmons) le hace salir de su letargo para investigar el caso a sabiendas de que ella estaba embarazada, así como el incentivo sobre las nuevas pistas que se tienen del paradero de Job. Como no podía ser de otra forma, en cada temporada aparecen siempre dos 'jamonazas' increíbles y en ésta última los hacedores de la serie han contado con la agente del FBI, Veronica Dawson (Eliza Dushku), con muchos demonios personales y con un sex-appeal brutal, y la agente de doble rasero Nina Cruz (Ana Ayora) que se convertirá en algo más que en una policía para el mafioso Kay Proctor.

Aparte de la trama principal, en Banshee todo está jodido, se meten por el medio los 'narcos' con el hambre insaciable de poder de Proctor, los neo-nazis también saben dar mucho por culo, las sectas y los 'retorcidos' también rayan a un buen nivel y, bueno, como no, la ultra-violencia, las peleas y los revolcones (en esta temporada muy reducidos a la mínima expresión) son los ingredientes que han hecho de esta serie algo tan bestial y extremo pero a su vez tan especial y excepcionalmente bien rodada.



Un regalito final, que hace tiempo que no pongo 'jamonas'...


6 comentarios:

Manuel Uve Ele dijo...

Banshee ha sido un chute de adrenalina y además ha sabido terminar a tiempo, lo cual es todo un mérito.


Saludos

bernardo de andres herrero dijo...

la tengo para el epriodo vacacional donde me la vere de cabo a rabo seguida ahora que ya dijo fin

günner dijo...

Queda pa ver...
Ya oí de todo.

PUPILO DILATADO dijo...

Manuel Uve Ele - No suele ser normal saber donde acaba una serie Yankee (las inglesas y las suecas son otra cosa...) pero Banshee lo ha cerrado muy bien.

PUPILO DILATADO dijo...

Bernardo - Vas a fliparlo!!, trata de tener a tu mujer y a tus hijos más 'tiernos' lejos porque es brutal, ya sabes...

PUPILO DILATADO dijo...

Günner - Vas a disfrutar de la hostia, una seria muy bestia pero muy bien llevada y filmada.