THE GITS "ENTER: THE CONQUERING CHICKEN" (1994), UNA MUERTE QUE ESCONDIÓ UN ÁLBUM...


Estoy enganchado a The Gits desde que el fin de semana pasado me decantase por Mia Zapata para el juego de 'PAALM'. Tengo algunas cosas también por ahí, pululando y refrescando el oido (ya veréis, je,je,je), para no cansarme y saturarme del rabioso 'punk rock' que facturaban la banda de Mia, pero mi dieta musical de estos días pasa por la discografía de un combo que por fin he descubierto como debía.

Tras el juego me planteé que no era justo dar carpetazo a The Gits porque su segundo disco es tan bueno, o más, que el debut que os reseñé para 'PAALM'. Lo cierto es que cuando preparaba la entrada no me podía concentrar en un sólo disco, el cuerpo me pedía escuchar los dos y, de hecho, estuve a punto de hablar de éste del que os hablaré hoy porque tiene una estructura y unos matices más claros para ilustraros, pero me decanté finalmente por "Frenching..." porque quería mostrar un fondo musical rabioso como escenario de su desafortunada desaparición.



Damas y caballeros, 'punk rockers', 'grungers' y todo el jodido mundo bloguero, ¡The Gits!...



Con una portada original la mar de extraña (la de la derecha) y un título del álbum bizarro como pocos, "Enter: The Conquering Chicken" se publicaba ocho meses después de la muerte por violación y brutales vejaciones de Mia Zapata.

La putada de este disco es que, a pesar de ser el más variado y el que más amplitud de miras ofrecía para ese futuro exitoso que podía avecinarse en cualquier momento, pasó practicamente desapercibido con la conmoción que generó su muerte, las investigaciones sobre el crimen que se comenzaron, las hipótesis sobre posibles sospechosos, el movimiento y organización "Home Alive" que gestó el disco tributo "Home Alive: The Art of Self-Defense", los conciertos benéficos etc,...Qué injusticia Pupilos...

Y la verdad es que, cuando Mia vivía sus últimos días el disco estaba a punto de terminarse, tan sólo faltaban unos retoques y dos o tres tomas de voz y fuera, pero la mala suerte quiso que un enfermizo violador se le cruzase para truncar una vida y una carrera que estaba comenzando a dar sus frutos.

El disco es tremendo, revelador, con una fuerza descomunal y arrolladora, Mia Zapata canta incluso mejor mostrando en algunos momentos sus influencias más clásicas del blues, el soul pero también dejándose querer por el sonido y la actitud del momento en Seattle pues la explosión del 'grunge' ya estaba rompiendo esquemas en la Industria y la mal llamada 'Generation X'. No quiero decir con esto ultimo que la cantante se dedicase a copiar la forma de cantar y la actitud de Kobain o de Vedder, simplemente que era normal que se influenciasen los unos a los otros pues compartían en muchas ocasiones escenario y The Gits estuvieron desde mucho antes de que "Smells Like Teen Spirit" o "Even Flow" lo pusiesen todo patas arriba.

El disco comienza con uno de sus temas más famosos "Bob (Cousin O.)" que sigue con ese 'punk' tan machacón pero mucho más matizado, más pegadizo con la melodía vocal de Mia, al igual que "Guilt Within Your Head" que es mucho más bruta y desenfrenada, al igual que otro temazo como "Seaweed" directo al grano, sin florituras ni jodiendas.

Le siguen ahora dos temas que se salen de los esquemas de esos Gits cabreados y furiosos, hay que recordar que "Enter:..." fue un disco póstumo y no se sabe si realmente la a-co-jo-nan-te cover de Sam Cooke, "A Change is Gonna Come", o el intenso medio tiempo de "Precious Blood" hubiesen sido incluidos pero realmente demuestran que estos Gits eran mucho más que guitarrazos punkis y que el registro vocal de Mia era riquísimo y con una cantidad de matices quizás insospechados hasta ahora. De la primera destaco el 'crescendo' intrumental y el vozarrón de la cantante, de "Precious..." podemos apreciar cierto deje vocal 'a lo Vedder' en algún momento si se quiere.



"Beauty of the Rose" y "Drunks" vuelven a poner las cosas en su sitio tras el 'descanso' eléctrico. Auténticas andanadas de energía furiosa y cabreada; más punkarra "Beauty...", más hardcore/punk la 'casi' instrumental "Drunks" ¡¡pero qué ostiazos!!!. "Italian Song" es un tema coñero, bailable y exótico con esas cachondas líneas vocales en italiano cantadas por Joe Spleen (guitar) y Matt Dredner (bass) que dan descanso a la fiereza de Zapata.

La calma acústica vuelve a apoderarse de los surcos de "Enter:..." con la versión 'unplugged' de "Social Life" para seguir demostrando que The Gits apuntaban muy alto con una Zapata en estado de gracia vocal recordando, entre otras, hasta a Janis Jopli. La versión eléctrica que le sigue es todo un subidón también. Curioso cambio.

Llegamos a "Daily Bread" y la crudeza y la furia se apoderan por completo de The Gits, algunos de los fraseos de Zapata pueden recordar al Kobain más cabreado pero, como ya dije más arriba, las dos bandas compartieron giras y escenario cuando no eran nadie por lo que es normal que se influenciasen la una a la otra.

Para la recta final del álbum preparaos porque vienen curvas...

El hardcore/punk crudísimo y atronador de "Sign of the Crab" con unas guitarras que echan humo y una garganta que escupe sangre y mala baba...



Una "Drinking Song" que comienza cachondísima pero que muta a un bailable pero sucísimo punk en donde la voz de Mia vuelve a ser protagonista por derecho propio aunque no rasgue tanto sus cuerdas vocales. ¡Diosss, qué chorro de voz!

"I'm Lou" vuelve a encabritarse con una esencia 'Stooges' de lo más acertada pero acelerada al 200 %. Si "Spear and Magic Helmet" me volvía loco, "Drunks" y este cabrón "I'm Lou" me ponen a mil.

Cerramos con el corte instrumental y hardcoreta "New Fast One" que no he llegado a saber si fue uno de los que Mia Zapata no llegó a colocarle la voz o si estaba concebido así pero, en cualquier caso, cierra "Enter: The Conquering Chicken" con una mala baba y unos cojones que debían asolar los 'pogos' que me imagino que generaban en directo.

Otro discazo que no puede faltar en vuestra biblioteca más extrema, The Gits!!


6 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Después de leer tu post me entro mucha curiosidad sobre el tema y ya tengo unos disquillos para disfrutar de la señorita Haber si entre el trabajo y los menores me permiten un poco de mala baba para disfrutar en condiciones

21st Century Schizoid Man dijo...

No tengo ni puta idea de la banda. Es más, la confundí en su día con The Germs, la banda ésta a la que los de Offspring le rendían un tributo en 'Self Esteem'. He estado escuchando enlaces y la verdad molan... ¡Un abrazo, Pupi! PD: Soy Alex, el ex-fundador de Appetitte For Prostitution, aquí te dejo mi nuevo blog, ¡un abrazo!

http://ourgodsaredead.blogspot.com.es/

Josi dijo...

Esto suena mejor, para mi gusto, que el primero, le hace mas justicia al vozarrón de Mia, suena brutal. Buena y necesaria continuación, Pupi, un saludo.

PUPILO DILATADO dijo...

Bernardo - Encuentra el hueco aunque sea complicado, The Gits te van a atrapar y Mia más!!

PUPILO DILATADO dijo...

21st - WOW!!! ALEXXXXXXXX!!!! Menudo alegrón que me das con esta nueva andadura alejado de otras redes sociales que no me aportan nada. Ya te he enlazado en Pupilandia.

Cosa curiosa, cuando sacaron aquel recopilatorio "Home Alive:..." con Nirvana, Pearl Jam, etc,... yo también los confundí con The Germs pero The Gits me gustan mucho más son brutos y musculosos cuando quieren pero saben explotar otros 'tempos' y Mia, sencillamente Mia era una frontman acojonante.

PUPILO DILATADO dijo...

Josi - Muchas gracias bro'. Era necesaria como dices porque no pude parar de escuchar los dos discos, uno seguido del otro, pero quise ser más 'punk' para la entrada del juego. Este suena un poco más 'grungy' y matizado. Mia, en cuestión de un año, evolucinó muchísimo a la hora de cantar de otras maneras y mostrar influencias clásicas y aquí está la prueba.