POR AMOR A LA MÚSICA: WENDY O. WILLIAMS/THE PLASMATICS "BEYOND THE VALLEY OF 1984" (1981)


“El acto de quitarme la vida no es algo que decida hacer a la ligera. No creo que nadie se quite la vida sin antes haberlo reflexionado profundamente durante un largo periodo de tiempo. De todas formas, estoy convencida que el derecho a poder hacerlo es uno de los derechos fundamentales que alguien puede llegar a tener en una sociedad libre. Pienso que la mayoría de lo que hace el mundo no tiene ningún sentido, pero el sentimiento con respecto a lo que estoy haciendo suena alto y claro en el interior del oído, en un lugar en el que no hay nadie, sólo la calma. Amor eterno, Wendy”

Wendy Orlean Williams (1949-1998)




Ready?..."1, 2, FUCK YOU!!!..."...



Las últimas palabras escritas por Wendy Orlean Williams, más conocida por Wendy O. Williams, cantante y frontwoman de The Plasmatics, son realmente sobrecogedoras dentro de la paz que pareció haber alcanzado para tomar la determinación de pegarse un tiro y dejar este puerco mundo...

Y hablando de tiros, de esto trata la nueva ronda necrófila de esta semana. Me exlico, esta 'new shit' va de  desapariciones fatídicas por ACTO SUICIDA y encima, rizando el rizo como sólo sabe hacerlo el gran Vinny Gonzo, POR MEDIO DE UN ARMA DE FUEGO. La propuesta personal de Vinny es bestial, una de las reseñas más extremas que he leido nunca hablando de las aventuras y desventuras de los frikazos de Mayhem, Death y Euronymous, y su sangriento y explícito 'bootleg' "Dawn of the Black Hearts".

Barajé dos opciones para este 'nuevo caso de investigación', el primero fue David Savoy Jr. de Husker Du, pero cuando me enteré que lo que más realizó fue labores de 'management' para la banda en lugar de estar implicado realmente en aspectos creativos y compositivos fue descartado aunque tenía muchas ganas de hablar de un disco de este gran combo. La otra opción era la más sabrosa, la más extrema, la que más pegaba con esta Vinny-ronda semanal, esta semana, en 'PAALM' a la que le toca reinar por todo lo alto (pero también por lo más bajo) es a la excesiva y absolutamente deseable, Wendy O.


Nacida en Rochester, Nueva York, muy pronto destacaría en las artes escénicas pues ya de pequeñita tomó clases de danza y de claqué debutando con tan sólo seis años en televisión en un programa de baile. Su actitud rebelde y antisocial la llevaba ya en su ADN desde niña pues no llegó a graduarse en ninguna 'High School' pasándose inmediatamente a adoptar una vida nómada que la llevó a vivir la vida al límite y el 'make yourself' por lugares tan dispares como Colorado, Florida, L.A. hasta que decide dar el salto al gran charco y mudarse a aquel Reino Unido infestado de punks y Thatcher's aunque, paradójicamente, ella se dedicase a currar en un restaurante de comida macrobiótica además de hacer de 'stripper', sobre todo en el apartado de 'danza árabe' (!?!?!).

Su regreso a EEUU y a NYC. en el '76 estaba cantado y no tardó en encontrar una salida artística extrema y acorde con sus ideales cuando se presentó al 'Captain Kirk's Theatre', el teatro antisocial y experimental de Rod Swenson, su futuro marido, que buscaba 'anti-artistas' radicales para tocar bastante los cojones a las directrices de la sociedad y el sistema yankee. Rod además de convertirse ya en su esposo 'hasta que la muerte los separe', decide dar rienda suelta a sus inquietudes musicales y compone en 1978 el primer embrión serio de la banda The Plasmatics formado por Wendy, Richie Stotts, Chosei Funahara y Stuart Deutsch.

Por todos es sabido que las intenciones de la banda y las de Wendy no eran tan sólo tocar punk rock con tintes hardcore sin más, lo que la Williams siempre quiso era llevar el 'shock rock' y la provocación hasta el extremo y cargarse todas las normas establecidas por el sistema U.S.A. con unos espectáculos llenos de sierras mecánicas, provocadores cortes de pelo a lo 'mohawk', coches destrozando muros de televisores, sexo simulado mezclado con nata y cinta aislante, bates de beisbol, toneladas de kaos destructivo y, sobre todo, mucha mala hostia contra políticos, periodistas, fuerzas de seguridad y todo lo que a esta mujer se le pusiese por delante para denunciar y sacarles los colores.

No tardaron en sucederse altercados y confrontaciones con las fuerzas del órden y fue detenida en incontables ocasiones desde aquel primerizo "New Hope for the Wretched" (1980) por simular la cópula en el escenario, meterse con todo cristo habido y por haber e incluso golpear a los propios policias por lo que se llevó unas cuantas hostias por parte de los 'cops' aunque, curiosamente, nunca ingresó en prisión. Eso sí, esta foto policial de aquí arriba es una de las más beneradas y conocidas en el mundillo 'punk' y la iconografía rockera del mundo mundial.

Con The Plasmatics sacaron tres discos más, entre ellos el aclamado "Coup D'etat" (1982), y un E.P. "Metal Priestess" (1981). Pero gracias a "Coup..." Wendy empezó a ser conocida y respetada en todos los círculos rockeros haciéndose especialmente colega de pesos pesados como Alice Cooper, Mr. Lemmy Kilmister y la plana mayor de KISS, es decir, de Paul Stanley y Gene Simmons siendo, 'la lengua más larga del rock'n'roll', productor del debut de Wendy en solitario "W.O.W." (1984) y teniendo a la formación completa de KISS en aquel "Creatures of the Night".

Una de las más famosas colaboraciones que Wendy hizo fue con su colega de juergas, el sr. Kilmister, grabando el E.P. "Stand By Your Man" (1982). Lemmy, además de ser un juergas siempre tuvo muy buena visión del negocio y aprovechó el tirón de su E.P. con Girlschool para hacer otro con su amiga y pasárselo en grande yendo juntos de gira y reventando cualquier club que osase tener a estos dos monstruos escénicos en el mismo cartel.


La carrera de The Plasmatics y la de la propia Williams le quedaba poca vida a pesar de un exitoso E.P. "Fuck'N'Roll" y de su última publicación en solitario "Kommander of Kaos" (1986) y con Plasmatics en el experimental "Maggots: The Record" (1987).

Wendy O. Williams se retiró practicamente de la vida pública en 1991 mudándose a Connecticut y volviendo a sacar ese lado más calmado y comprometido con el medio ambiente y los animales dedicándose a su negocio de comida vegetariana y a rehabilitar animales abandonados o perdidos.

El drama de la Williams fue que poco a poco fue cayendo en depresiones teniéndo varios intentos de suicidio, el primero con un cuchillo en el '93 pero todo iba demasiado lento y llamó a Rob para que la asistiesen en un hospital. Cuatro años más tarde, en el '97, lo intentó sin suerte con una sobredosis de Efedrina y un año después el tiro de gracia (nunca mejor dicho) cuando el 6 de abril de 1998 se pegó un tiro con una escopeta en una zona boscosa cercana a su casa. Otra injusta desaparición que nunca sabremos si se debió a que no soportó su retiro o si, más probablemente, estaba harta de la hipocresía de la gente, la falsedad de una sociedad impuesta y de muchos falsos hipoputas.


Pero ahora vayamos al lío musical comenzando por esta portada del segundo disco de The Plasmatics "Beyond the Valley of 1984", acojona, sin contemplación alguna, directa al grano con esta panda de 'mohawks' punkarras con ganas de armarla...

"Beyond..." sigue la estela punkarra con tintes hardcore de su debut, "New Hope for the Wretched", pero aquí empezamos a ver, a pesar de tener una producción mejorable (Rob Swenson así lo quiso), una intención por ofrecer una música un poco más elaborada y menos ruidosa, aunque los dos primeros temas después de la extraña y diabólica 'intro' inicial así no lo pareciesen.

¡Prueba esto!!

)

Como decía, esa intención por ofrecer algo más elaborado y con un mensaje más directo y cristalino pasa por añadir teclados a algunas de sus canciones como la inicial "Incantation", "Living Dead", su famoso "Sex Junkie" o el piano de "Summer Night".


Pero todo aquel que piense que aquí se va a encontrar sólo ruido y poca composición se equivoca de pleno porque "Beyond the Valley of 1984" es un disco muy variadito con temazos directos a la yugular como el aplastante "Masterplan", el sucio himno a los 'headbangers' de "Headbanger" muy Stooges ella con unos alaridos finales de Wendy antológicos, "Nothing", la speedica y harcore/punk "Fast Food Service", la descarga en directo del machacón "Hitman" o uno de los temas más famosos del punk, el vicioso y guarrísimo "Sex Junkie". No os perdáis esta actuación de Williams...por diosss!

)


Por otra parte tenemos los temas que sorprenden, los que nunca el 'neófito' se esperaría encontrar con una portada tan brutal como la de este álbum y con una banda tan extrema. Cortes como el pop/soul de cloaca de "Summer Night", "Living Dead" con unas líneas de bajo hipnóticas (incluido 'solo') muy alejadas del género 'punk' y una guitarra más rockera y la sorprendentemente larga "Plasma Jam" de, atención, ocho minutos!!! dicen mucho de como estaba evolucinando la propuesta musical de la banda que se negaba a aferrarse a los dos minutos de un clásico corte 'punk'.

Por cierto, "Plasma Jam" les debe gustar mucho a Uzzhuaïa porque su "Una historia que contar", tema inicial de su último "Santos & Diablos", tiene un riff inicial que es clavadito al tema de Wendy y sus secuaces...



Cerramos con "Pig is a Pig", de primeras te sorprende con ese 'spoken word' country en el que la Williams lanza cuchilladas a periodistas y policias, a gente que se esconde tras un uniforme o una máquina de escribir para explotar el tema como ese salvajismo punk acostumbrado después de la advertencia final antes de la música: "...because...a Pig is a Pig!!!!...". Otro tema que me recuerda a The Stooges pero más retorcido, más agresivo y ultra-violento, o si no, comprobadlo encima de un escenario con una banda que, literalmente, DABA MIEDO!!!...



8 comentarios:

JLO dijo...

buenisima entrada... me hacés conocer algo que parece la pena de conocerlo, voy a ver esos videos cuando pueda, eso es seguro...

una rubia striper con musica rock y suicida, combinación imperdible... salu2...

21st Century Schizoid Man dijo...

Ella y Lemmy, ¡joder, qué grandes!

bernardo de andres herrero dijo...

Lo sabia esta era la tuya que conste que baraje la del Husker Du pero me paso lo que a ti las laboes de músico era más bien nulas por lo que algun día caeran los huskies de otra forma. Rwcuerdo un Vibraciones , si esa revista de hace milenios, y es que soy muy viejo dónde habalanab por primera vez de Wendy en aquyellos años mozos me quede con su seno al aire con la cinta aislante. Luego ya me fije más en su poderío musical que durante yo diría tres lps fue bien encaminado luego demasiado heavy sin pulso. Vivan las chicas duras

Josi dijo...

Que bueno Pupi, de verdad, recortaba todas las fotos que salían de ella en el popular 1 y me las pegaba en mi carpeta como acto de rebeldía, esos senos con la cinta aislante pegada irán conmigo forever. Todo un icono de mujer, la verdad. Estas petardas de ahora que buscan el escandalo ridiculo y artificial no le llegan a Wendy ni a la suela de sus botas punkarras, toda una lección de actitud, que tuvo un triste final, la verdad. Buenisimo el post, pupi, un saludo.

Ofersan dijo...

Gran articulo, la verdad no he profundizado lo suficiente en la discografía de WOW, pero todavía recuerdo el impacto de ver un video de Plasmatics en una cinta VHS que tenia mi hermano en casa allá por los 80,s. Saludos

TSI-NA-PAH dijo...

Me dio mucha pena cuando murió Wendy.Viví la época de Plasmatics en pleno y siempre fue una mujer que me caía muy bien.Tengo aun en vinilo su disco Kommander Of Kaos, es el único que me queda de ella.Gran post!
A+

Johnny J.J. dijo...

Qué interesante. No sabía nada y había oído poco. Me ha gustado. Abrazo.

Vinny Gonzo dijo...

Pero QUÉ PEDAZO DE PORTADA!!!! Madre mía, es tan... tan... NO PUEDO NI DESCRIBIRLA

Este es el tipo de punk que me gusta a mí, el que va directo a la yugular pero en el que se nota que los intérpretes juntan más de dos neuronas.

Gran descubrimiento y, desde luego, una pérdida trágica la de Wendy. No obstante, me gusta como pasó sus últimos años, dedicada a tratar de hacer el mundo (o un pequeño rincón del mismo) un poquito mejor.

Bueno post Pupi, nunca decepcionas.