POR AMOR A LA MÚSICA: STIV BATORS/DEAD BOYS "WE HAVE COME FOR YOUR CHILDREN" (1978)


De nuevo en el juego señores!!. Bienvenidos otra vez a PAALM en su versión más cruda y ceniza, mirando de cara a la siniestra señora de la guadaña, sin tapujos, sin censura y con dosis muy elevadas de oscuro morbo que esta semana se nos va a mezclar con el asfalto. El capo semanal esta semana es 'Josi', del blog "67rockbiker", y su propuesta 'de muerte' es la siguiente CLAVE: MUERTES POR ACCIDENTE DE TRÁNSITO O CARRETERA. Su propuesta es 100% Josi, pues ha elegido a Cozy Powell, por supuesto muerto por accidente automovilístico, y dos de sus imprescindibles singles como Cozy Powell's Hammer, os hablo de "Dance With the Devil" y "Na Na Na" publicados en 1974.

En mi caso, esta semana me sigo decantando por el punk del de verdad. Si bien es cierto que la polémica historia de 'Razzle', el batería de Hanoi Rocks, me llamaba mucho la atención por el dramático accidente que sufrió con Vince Neil al volante y todo el amarillismo y las acusaciones que se generaron entre unos y otros, he pensado que era un suceso demasiado trillado por todos y, aunque la muerte del protagonista de hoy no sea excesivamente espectacular y mediática hoy en día me apetecía volver a escuchar a los....¡¡DEAD BOYS!!!





Je, je, después de semejante instantánea icónica vamos a ponerle un poco de rabioso y mortecino fondo para ir abriendo boca...




Stiv Bators, sí señores, uno de los iconos punk por excelencia, uno de los frontman's más excesivos y extremos escuela Iggy Pop y un provocador nato que encima sabía componer, ¡y muy bien!. Conocido por haber estado en bandas del calado y la importancia de Dead Boys y Lords of the New Church, no fueron las únicas, pues este 'punkrocker' de la vieja escuela también militó brevemente en Rocket from the Tombs, Frankenstein, Hormones, y lideró The Wanderers y The Whores of Babylon con Johnny Thunders y Dee Dee Ramone. Éste último, junto a Joey Ramone, se convirtieron en colegas de farra y amigos inseparables entre finales de los 70's y principios de los 80's. Ellos fueron los verdaderos abanderados del PUNK en América, más en concreto en N.Y. City, y así lo dejaron bien claro en sus históricos conciertos en el desaparecido CBGB's con gente como Television, The Damned, Blondie, Talking Heads,The Plasmatics, etc,...Ellos fueron parte protagonista en documentales independientes sobre el fenómeno 'punk' como "Live at the CBGB" (1977), "Crash'n'Burn" (1977) y "Punking Out" (1978)

En solitario tuvo una carrera más que breve pues en 1980 y tras la disolución de los Dead Boys, saca "Disconnected" del que tengo pendiente su escucha ahora que me he puesto con ellos de nuevo. Sacar algo en el período comprendido entre Dead Boys y los Lords desde luego que no se debe dejar pasar ni por un momento. Además, en este período fue cuando hizo labores de actor en la película de John Waters "Polyester" (1981) continuando, siete años después, haciendo un cameo en la comedieta "Tapeheads" con John Cusak y Tim Robbins como protagonistas.

La carrera de los Lords iba bien, muy bien, hasta que Bators se jodió la espalda de gravedad y tuvo que dejar la actividad en directo por lo que, al buscar Brian James (The Damned) sustituto para Stiv, a éste le jodío sobremanera y decidió finiquitar la carrera de la banda en un último concierto en el que se puso una camiseta con el anuncio de periódico que puso Brian buscando su sustituto.

La vida de Bators cayó en el más oscuro de los infiernos, entre las drogas, el alcohol y 'La Boheme' de una ciudad como París, en la que encontró a su última pareja y con la que convivió hasta el 2 de junio de 1990, fecha ésta en la que yendo con un pedal espectacular (en aquellos días era normal noche tras noche) fue arrollado en una avenida parisina por un taxi.

En un primero momento, el propio Bators, que fue atendido inmediatamente por una ambulancia, consiguió llegar relativamente despierto y consciente al hospital acompañado de algún colega de farras pero, por lo que parece, tardaron mucho en atenderlo y se marchó a su casa falleciendo aquella madrugada mientras dormía. La causa de su muerte se le certificó por 'conmoción cerebral por politraumatismo craneal' añadiéndose a la extensa lista de célebres muertos por accidente de tráfico en via urbana o en carretera...¡y son muchos!!, más de los que me esperaba!. En fin, otro 'martir' del punk, un verdadero 'tocapelotas' que llevó hasta sus últimas consecuencias aquella frase que él mismo acuñó así: "Live Fast, Die Young".


Centrémonos ahora en la música...



El disco elegido para el juego es el segundo y último álbum que finiquitó la carrera de la banda, "We Have Come For Your Children" (1978). Si os soy sincero, tan sólo había escuchado el debut y no éste por lo que le tenía ganas, además de escuchar un álbum nuevo para mi 'apunkarrada' oreja. A simple vista, ya se aprecia un cambio sustancial de uno a otro porque "We Have..." está mucho más pulido y enraizado en la efervescente escena 'post punk', al menos en el tratamiento del bajo, y es algo menos crudo y rabioso que "Young, Loud and Snotty" (1977). De hecho, este cambio hacia sonoridades siniestras y 'new wave' en algunos momentos hace que no sea considerado un referente 'punk' tan claro como "Young...". Lo cierto es que la banda tuvo muchos problemas con el planteamiento de la producción porque Felix Pappalardi (ex-Mountain) no estaba acostumbrado al tipo de producción que la banda estaba demandando por su intensidad y sus directos acabando productor y músicos casi a hostias. Se plantea que el mismísimo James Williamson (The Stooges) se encargue de todo y se vuelva a regrabar pero esto no sucede por culpa de la discográfica Sire Records, que pretende que la banda modifique su imagen y sonido y los acerce a los parámetros del punk inglés de finales de los 70's. Por supuesto Bators y la banda al completo no están dispuestos a pasar por el aro y deciden mandar a tomar por culo a la discográfica llevándose también por delante a la banda que se disuelve en 1979.

Por mucho que en wikipedia, allmusic, y algunos blogs en donde me he ilustrado se pongan pesadísimos en que este es un disco que no está a la altura del debut por culpa de la producción yo no pienso lo mismo, son dos discos diferentes en su concepción y concepto sónico pero no en la fuerza y el gancho de sus canciones o si no, ¿Qué me decís de la sucia inmediatez de temazos como "3rd Generation Nation", "(I Don't Wanna Be No) Catholic Boy", "Flame Thrower Love" o "Dead and Alive" llenos de agresividad, rebeldía y excesos a pesar de un sonido más nítido?...


Luego están esos temas que anuncian algo de lo que más tarde serían los Lords of the New Church con temas más elaborados, más trabajados, pero nunca faltos de la sangre e intensidad inigualables de los Dead Boys, ¡joder, son los Dead Boys!!!. Incluso Stiv Bators se le nota cuidando la interpretación y ofreciendo otra faceta más melódica en su interpretación vocal con tracks como los poppies "I Won't Look Back" y "Calling on You", el buenísimo cover de los Stones "Tell Me", muy 60's al final con esos coros de Joey y Dee Dee Ramone, la putrefacta postal de N.York en "Big City" que me recuerda lo que The Hangmen han mamado de los Dead Boys, el archiconocido "Ain't it Fun" gracias al "Spaguetti Incident" de los Guns, me encanta esos dos timbres vocales tan distintos de Bators, el susurrante y melódico predominante y el áspero y desenfrenado del estribillo. ¡Los pelos como escarpias señoras y señores!.

Pero el más elaborado a nivel de producción, el de intención visual, casi cinematográfica, por sus sonidos y atmósferas es el claramente post punk "Son of Sam" con Bators de nuevo dejándose la garganta al final pero ofreciendo otra interpretación vocal sorprendente para alguien que se dejaba la piel y las cuerdas vocales en cada show. Destacaré también la excelente labor de las líneas de bajo de Jeff Magnum, como en todo el trabajo, pero aquí brillan de forma más clara anunciando ese post/punk-new wave inminente.



Y ahora dos documentos visuales que no vais a dejar pasar (je,je), el primero es un impresionante "Catholic Boy" en el CBGB, el último concierto que la banda ofreció, de hecho ya lo dicen ellos en el comienzo del tema...¡Esto es jodido PUNK!!!



Y ahora, para entreteneros de cara a este fin de semana lluvioso y (parece ser) friolero, os dejo con una actuación completa de los Dead Boys en el CBGB's sin todavía haber sacado "We Have Come for your Children" pero es igual, aquí ya están "I Won't Look Back" y "Flame Thrower Love" y los clasicazos del debut...


ENJOY THE RAW BABIES!!!...



8 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Siempre me cayo bien Stiv mucho más auténtico que los Pistols. Esa cara de niño travieso con una discografia sublime. Por cierto el Disconnected es magnifico algo más pop pero superrecomendable

Lou Bishop dijo...

Son of Sam es brutal.

Johnny J.J. dijo...

Ahí estamos, my friend. Inolvidable Stiv Bators, uno de mis héroes de mi añorada juventud, tanto con los Boys, como sobre todo con los Lords o en solitario. Imagino el pedal que llevaría por las calles de París. Abrazo.

Carlos Tizón dijo...

Que grande eres Pupi, Bators, si señor, adoro a este tipo, ya sabes que tengo mi ramalazo punk, y Thunders, Bators y Richard Hell son mis referencias, toda una vida de losers y vividores

TSI-NA-PAH dijo...

Como me molaba los Dead Boys y Lords of New Church...en Francia fueron muy grandes! Russian Roulette forever!QUE PUÑETERA LASTIMA DE ATROPELLO!
A+

Chals dijo...

Muy grande Pupilo, sobretodo por cagarte en los allmusic que a veces pecan demasiado de tópicos y clichés, la historia oficial comete esos errores, y por las pocas canciones que he escuchado aquí este disco me gusta, si señor, gran post. Saludos

Josi dijo...

Buen post, Pupi, una de las figuras mas importantes de su época. Yo conocía más la de Lords of the New Church pero esta de los Dead Boys me ha parecido autentica de cojones, Muy buen trabajo, un saludo Pupi.

Vinny Gonzo dijo...

Lo siento mucho Pupi pero ha llegado un momento que llevo temiéndome unas semanas... Me has empachado de punk xD

La verdad es que nunca había escuchado a los Dead Boys, aunque conocía de sus correrías. Y estoy totalmente de acuerdo con Bernardo, mucho más auténtico Stiv que el imbécil de Vicious.