SOUNDGARDEN "BADMOTORFINGER", LOCURA PESADA Y CAOS GRUNGE

Más vale tarde que nunca pupilos, en plena fiebre Soundgarden (y con el disco de Temple Of The Dog en mente para volver a introducirme en sus dolorosos surcos) era de recibo no hacerle en pupilandia su merecido homenaje a pesar de que hace ya casi dos meses que cumplió su 20º aniversario.

Para empezar, debo confesaros que fue el tercer disco que escuché de una banda de Seattle porque el primero fue el mega-exitoso disco de Cobain y el segundo fue...."Ultramega OK"!!!. Puede parecer extraño, incluso hasta imposible haber accedido en tiempos en donde 'la red de redes' no existía a este disco pero mis 'contactos', a los que les agradezco mi introducción seria en el mundo del rock'n'roll, fueron una pieza clave para entender (de verdad) el 'Grunge' sin dejar de lado a Melvins, Mudhoney, Mother Love Bone, Tad, Temple Of The Dog y alguna que otra rareza más, además de empezar por el principio con los cuatro grandes 'jinetes' del movimiento que todos tenéis en mente.

Sí, "Badmotorginger" se editó un 8 de Octubre de 1991 cuando yo todavía mojaba mis calzoncillos al escuchar a los Héroes de "Maldito Duende", visionar el épico video de "Sweet Soul Sister" y alucinar con el 'heavy metal' de AC/DC (¿???) en "Thunderstruck" en una discoteca valenciana. No fue hasta finales de 1992 ( y habiendo hecho los deberes rockeros en ese mi primer año de facultad) que conocí la existencia de Soundgarden y de su primer y tercer disco en cuestión de dos meses. El cambio de sonido con "Badmotorfinger" era considerable, el salto en calidad compositiva y en pegada guitarrera gigantesco y, a pesar de que Cornell ya cantaba como un puto demonio rodeado de ángeles negros en "Ultramega OK", aquí maceró como nunca sus melodías y armonías vocales a la par que las torturó hasta límites insospechadamente sádicos, de hecho siempre se ha dicho que Chris ya nunca volvió a cantar tan excesivamente porque se jodió sus cuerdas vocales en la gira de "Motorvision" hasta casi peligrar su carrera.

Todo en este disco suena a clásico inmortal, no en vano fue considerado por la revista "Guitar World" como uno de los 100 mejores albumes de rock de todos los tiempos en el puesto 45 y siendo nominados a los Grammy del 91 como "mejor representación metalera" (¡Incluso teniendo a todo unos Metallica reinando con su album homónimo!).

Recordando aquellas primeras escuchas siempre tuve y siempre recordaré una sensación extraña porque tenían una pegada descomunal recordando a veces la enfermiza muralla pesada de Black Sabbath, conseguías ver la influencia de Zeppelin en muchos momentos pero, a su vez, tenían un trasfondo maligno y peligroso a la par que unos riffs extraños, retorcidos, rarísimos y que estaban muy alejados de la comercialidad de un "Nevermind" o de la influencia clásica que siempre tuvieron Pearl Jam....¡Eran condenadamente frikis!!!

En cuanto a las canciones en sí, tengo tan machacadas "Rusty Cage" ("...this is for the 'man in black'..."), "Outshined", "Jesus Christ Pose" o "Searching With My Good Eye Closed" que creo que hasta formaría parte de mi ADN en la misma posición que "Welcome to The Jungle", "Black Dog" o "For Whom The Bell Talls" por citar clasicazos.

Pero también destacaría y defendería con mis puños las canciones más pesadas, lentas y oscuras de este sacro-santo disco, caso de "Room A Thousand Years Wide", "New Damage" o "Slaves & Bulldozers" (mi favorita del disco) con el infierno llegando tanto a la garganta de Cornell como a la guitarra de Thayil, el bajo de Shepperd o la mastodóntica pegada de Matt Cameron.

El disco también tenía su apego 'Grunge' con esas mediáticas "Holy Water" o "Mind Riot" entroncadas directamente con aquellos primeros Pearl Jam (no en vano la publicación del disco de Temple Of The Dog se adelantó tan sólo seis meses al disco que nos ocupa) y con el sonido más típicamente Seattle.

Pero tampoco voy a dejar pasar dos temas como son "Face Pollution" y "Drawing Flies" que muestran la rabia existencial y la urgencia punk en donde las excepcionales baquetas de mi amado Matt Cameron más me recordaban a la expontánea pegada que tenía Dave Grohl, que tenía Bonzo, que tenía Keith Moon.... Joder! Si no hubiese estado la retorcida "Jesus Christ Posse" y su polémico video (el que más me ha impactado de toda la época MTV que estuve enganchado) "Face.." y "Drawing..." se hubiesen convertido en los dos pildorazos PUNK de este disco.

Por cerrar un texto en el que podría explayarme y explayarme, hacer mención especial a todos y cada uno de sus miembros, la capacidad vocal extrema de Cornell con esos aullidos hasta el infinito ("Slaves.." y "New Damage") y su recien estrenada vena más POP en algunos temas, las retorcidas líneas de bajo del nuevo miembro, Ben Shepperd, que dieron más oscuridad si cabe a esta banda (¿Qué me decis de "Slaves & Bulldozers?), los magníficos contra-tempos y la genialidad acompasada de Cameron y, como no, como no, lo dejo para el final, al diabólico Thayil, al 'pequeño saltamontes' de Tony Iommy, al hacedor de riffs más extraños pero endemoniadamente efectivos que existió en toda la década de los 90's.

La banda en plena ebullición, creando y explotando en disco pero también en directo, su habitat natural y que quedó perfectamente demostrado en su demencial y salvaje "Motorvision".

11 comentarios:

Mr. Self Destruct dijo...

Uno de los discos básicos de los noventa. Quizás SuperUnknown sea mejor, pero es que aquí sonaban a todo lo que quisieran, joder xD.

Cornell se sale. Saludos Pupilo!

Nortwinds dijo...

un disco enorme de la historia del rock muy por encima del grunge al igual que pearl jam porque lo suyo era una evolucion del hard rock mas clasico

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Nunca les había visto como los "frikis" de la clase pero visto así la verdad es que tiene sentido.

El disco es brutal, con una de las mejores producciones que he escuchado en mi vida en el hard rock. Así es como tiene que sonar un disco de hard rock. Normal que Chris Cornell casi perdiese la voz con rugidos como el de 'Room A Thousand Years Wide'. Brutal.

paulamule dijo...

Una bestialidad de disco como una casa de grande.
Salud.

PUPILO DILATADO dijo...

Mr Self Destruct - La entrega de Cornell en este disco fue descomunal, el relevo del "metal god" hablaban todos y desde luego que no tenía nada que envidiarle a Mr. Halford.

Norty - Lo has clavado amigo!! poco vi del sonido Grunge en los surcos de sus discos más allá de letras cenizas y algún pantalón bermuda por parte de Cornell. Estaban a otro nivel, claro que sí!!

PUPILO DILATADO dijo...

Aitor - Si has llegado a ver entero "Motorvision" te habrás dado cuenta de esa entrega al límite de sus cuerdas vocales.

En cuanto a lo de 'raritos', pues sí!, para mi Thayil siempre fue el que marcó la diferencia para que Soundgarden tuviesen una personalidad tan definida.

Paulamule -...yo más bien diría "...como una catedral...de GRANDE!!.

Pasarán los años y las décadas y todavía se nos pondrá la piel de gallina con "Outshined".

Da Muzz dijo...

Abrasivo, demoledor...todos los adjetivos que se le puedan colocar son pocos.
Un saludo

Anónimo dijo...

J.C.Pose me tuvo obsersionado una temporadita... lo ponía a diario y era pura terápia adrenalínica. Pero es que hay más, mucho más. Este trabajo ha de ser redescubierto por las generaciones venideras sí o sí. Porque además creo que gana con los años como los vinos bien curaos...
Pupi, macho...¡¡ tú sí que sabes !!

RII

ROCKLAND dijo...

Yo me inicié con éste y me dejó tocado para el resto de mis días, ja,ja,ja.
Brutal y bestial en todos los sentidos. Yo creo que nunca sonaron tan brutotes y la voz de Cornell es sencillamente de otra galaxia.
Con "superunknown", sus dos obras cumbres.
A ver qué pasa con este nuevo álbum que verá la luz en el 2012.


Saludos.

PUPILO DILATADO dijo...

Da Muzz - Se me olvidaron esos dos adjetivos "...abrasivo, demoledor.." que muy bien describen un disco creado en el mismísimo infierno. Esa atmósfera tan maligna que recorre el album siempre me hizo imaginarme un perfecto hogar para el diablo.

RII - ¡Vaya si gana con los años querido y amado respondón!!, por culpa del directo que ya comenté unos post más atrás me he vuelto a encontrar con Soundgarden y con este disco tan perfecto y enfermizo.

PUPILO DILATADO dijo...

ROCKLAND - ...pero, ¿Será cierto lo de nuevo disco o sigue siendo una manera de marear para seguir rentabilizando la carrera en solitario de Cornell?. Se me acaba la paciencia aunque, con tu última frase, voy a poder seguir con las esperanzas puestas en ese jugoso lanzamiento.