SCOTT WEILAND "THE MOST WONDERFUL TIME OF THE YEAR", ¿TE TOMAMOS EN SERIO SCOTT?

Surfeando por la red hace un mes en busca de 'cosas prohibidas' para nuestra sacro-santa SGAE me encuentro con este artefacto que se ha sacado de la manga el único, el inimitable, el grandilocuente, el sobrao, el pesao' y el chulo de Scott Weiland. Quién iba a pensar que este tipo se iba a currar un disco de standars navideños para acompañar estas maravillosas fiestas y esas 'cenas de compromiso' rodeado de polvorones, piques, poses de buen rollo más que forzadas y el turrón más tradicional.

Pensándolo en perspectiva y para un tipo que siempre ha sido problemático y polémico por norma pero también por la necesidad de una pose, este disco le viene que ni pintado para que relaje su 'ego', expulse sus demonios dejándose imbuir por el espíritu de Santa Claus y saque algo de pasta en solitario en estas Navidades ahora que Velvet Revolver están en el limbo.

¿Y qué nos encontramos aquí? O más bien, ¿Qué nos ofrece como novedoso el Sr. Weiland enfrentándose a los 'standars' de siempre?. Pues más bien poca cosa, eso sí, se ha puesto las pilas a la hora de recrearse haciendo gorgoritos con sus cuerdas vocales y le ha puesto todo el empeño para que el producto salga bien a la hora de recrear esas atmósferas tan características en este tipo de discos ....otra cosa es que haya salido bien, porque no todo le ha salido a pedir de boca aunque seguro que 'ombligo' Weiland pensará lo contrario.

Los cortes baladísticos orquestados, caso de "The Christmas Song", "White Christmas" o "Have Yourself a Merry Little Christmas" no le han quedado nada mal todo hay que decirlo, buen acompañamiento de cuerdas y un Scott bastante acertado en este nuevo registro vocal al que no nos tenía acostumbrados.

No faltan tampoco los aires Jazzys de "What Child Is This?" que no me dice demasiado y "Winter Wonderland" que, este sí, se convierte en uno de los temas más conseguidos del album con esa mezcla irresistible entre el Swing más festivo y el Jazz más accesible.

El Swing no podía desaparecer y cristaliza de nuevo en "It's The Most Wonderful Time Of The Year". Buen tema, buena interpretación pero que le llega a la suela de los zapatos a cualquier standar navideño que Brian Setzer pueda haber acometido.

Y ahora vienen los temas que más me molestaron en un principio a pesar de tenerlos ya asimilados con las tardes que paso en compañía de mi hija escuchando este disco y otros de su mismo estilo. Estoy hablando del soso Bossa Nova "Happy Christmas and Many More" y del inaguantable reggae de "O Holy Night" (¡menudo truño!!!), temas que me chirrían de la leche a pesar de tener el tradicional registro vocal de Weiland sin forzar hacia registros más "Crooner".

Pero si hay un tema que me jode por lo pretencioso de su propuesta vocal es "I'll Be Home For Christmas" en donde Scott Weiland falla desde un primer momento en su interpretación vocal intentando llegar a registros operísticos imposibles para este personaje. Imperdonable y desangelado corte navideño que pasa a ser para mí uno de los temas más 'frikys' del año.

En fin, un album para descubrir una faceta de Weiland muy alejada de la que nos tiene acostumbrados... aunque siempre teniendo muy cerca los discos navideños de Elvis, Setzer, Sinatra, Isaak o Royal Crown Revue.

Os dejo aquí el impactante video de "Winter Wonderland" en donde te das cuenta perfectamente que nuestro protagonista se ha tomado muy en serio la recreación de esa atmósfera navideña con ese look tan 'vintage' y ese clip tan bien ambientado. ¿Podríamos tomarnos en serio a Weiland viendo este video?, supongo que no con esas caras tan amorfas y anodinas mirando a la cámara pero es todo un puntazo verlo 'de esta guisa' con todo lo que le ha pasado.

No tiene desperdicio, joder!!!, hacer un esfuerzo y recrearos hasta el final con la Navidad vista bajo el punto de vista del egomaníaco Scott...¡Es toda una experiencia!!!

ENJOY IT!!

10 comentarios:

Da Muzz dijo...

Creo que podré vivir sin él.
Un saludo

TSI-NA-PAH dijo...

La droga que daño hace!!!
un abrazo

ROCKLAND dijo...

Buff, hace tiempo que no me creo nada de este personaje. Encima se atreve con standards de Navidad que son intocables.
Prefiero escuchar esos temas con la voz de Elvis, Sinatra o incluso Setzer con su orquesta.
Su tiempo ya ha pasado hace mucho.

Saludos.

paulamule dijo...

Yo también paso.
Salud.

Il Cavaliere dijo...

Jajajajajaja...es que no tiene desperdicio jajajajaja....lo de este tipo ya ni tiene remedio. Está irreconocible,fisicamente. Lo de la ida de olla ya es muy antiguo...jajajaja

Gracias, no tenía ni idea de esto jajajaja

PUPILO DILATADO dijo...

Da Muzz - ¿Cómo? ¿SÍ?...¡Te estás perdiendo uno de los discos del añooooo!!!, JAJAJJAAAAA!!!

TSI - Y que lo digas Master!!, este colega definitivamente o ha perdido el norte o quiere 'purgar' sus pecados rindiéndose a Santa Claus.

PUPILO DILATADO dijo...

ROCKLAND - Como ya comento en el post, ya aviso que hay que tener cerca los discos navideños que tú comentas porque este, para mí, sólo tiene de interesante el ver a este personaje 'de esta guisa'. Nada más.

Paulamule - Pues su puntito friky lo tiene y como curiosidad bizarra es muy cachondo....¡Yo le daría sólo una escucha y ya!!!, jejeje!

PUPILO DILATADO dijo...

Il Cavaliere - Casualidades de la vida, me la repanpinfla la discografía en solitario de este egocéntrico redomado y de lo que ha hecho con Velvet Revolver pero, oye, en pupilandia se AMA las salidas de tono y FRIKADAS como esta.

zangief dijo...

Me recuerda al tema que cierra el purple! Que jodia es la droga!

PUPILO DILATADO dijo...

zangief - Ahora que lo dices, algo de parecido si que guarda (por el guiño clásico más que nada) en aquella canción escondida después de "Kitchenware & Candybars".

Yo creo que la droga no ha hecho que este tipo se decida a hacer este disco....¡Ha sido su alargado e interminable EGO (The Living Planet)!!! jejeje!