UNA NIÑA, UN RITMO IRRESISTIBLE Y "BILLIE JEAN"

Ayer volví a flipar. Mientras paso las tardes con mi hija de dos años en un mundo paralelo de Heidi's, Blancanieves y Bob Esponja's rodeado de piezas de construcción, puzzles y muñequitos (y un servidor que les hace de ventrílocuo), suelo poner de vez en cuando algún disco relativamente asequible para ella antes de que me vuelva a machacar con Cantajuegos o la enésima escucha del segundo disco de Duffy (le encanta qué le vamos a hacer!). Pues bien, después de días teniendo de fondo "Croweology", un 'best of' de Nina Simone y "Fire For Hire" de Supagroup le tocó el turno a "Off The Wall" y "Thriller".

Con el primero, la reacción siguió siendo la indiferencia acostumbrada como la de los otros tres discos antes citados, pero cuando llegó "Thriller" y en concreto "Billie Jean" sucedió algo que me dejó boquiabierto.

He de reconocer que, quizás, 'sobreexpuse' a mi hija (cuanto tenía alrededor de un año) a visualizar los videos del "disco más vendido de todos los tiempos" durante una temporada. Lo reconozco, pero la muerte de JACKO estaba muy reciente en aquel momento y también consideré un estímulo escuchar y visionar "Beat It" y "Billie Jean" (tanto en clip como su sagrada actuación en Motown) dejándome "Thriller" para no crear miedos innecesarios y así incentivar de alguna manera su ritmo y su sentido musical y visual.

Volviendo a la escucha del disco y en concreto a "Billie Jean", lo que mi hija me brindó ayer fue un instante mágico en el mismo momento en el que esa batería acompasada y tan reconocible y esa línea de bajo tan irresistible abrían el tema. Mis ojos no podían creerlo pero dejó rapidamente el puzzle de Minnie Mouse para posicionarse delante de mí y empezar a golpear cadenciosamente el suelo con el pié. De verdad pupilos, no daba crédito a lo que estaba viendo cuando sus ojos se plantaron en los míos buscando el reconocimiento de algo que sabía (¡ella lo sabía!) que me iba a sorprender. El compás casi lo seguía a la perfección y la demostración del estímulo del que os hablaba en el párrafo anterior (aunque sólo sea un ejercicio de retentiva y memoria) quedó más que demostrado. La actuación de Motown había hecho su efecto y ella estaba recordando algo que hacía ya más de un año que no había visto. Inmediatamente cambié el CD por el DVD y volví a ponerle aquella mágica actuación a lo que ella respondió con un ligero movimiento de culín y unos ojos clavados en la pantalla hasta que no acabó el show. Volví a flipar, volví a flipar (sí, lo repito) con mi hija (porque estaba claro que se acordaba perfectamente) y de nuevo con aquel momento irrepetible que encumbró al rey del pop tanto a nivel compositivo como a nivel de show con un tema básico en el mundo de la música.

Luego volví a poner el CD de nuevo y continué con el soso "Human Nature" haciéndome recordar lo rematadamente baboso que se ponía Michael cuando hacía baladas y en lo irregular que me sigue parenciendo un disco como "Thriller" por culpa de tres bombazos como "Billie Jean", "Beat It" y el archiconocido video de los Zombies...más alguna colaboración con algún Beatle que se perdió por allí....


12 comentarios:

günner dijo...

Joder, no me extraña! la pobre debía de estar hasta el ojete de Nina Simone y Supagroup, y oyó el Billie Jean y chifló! como pa no...

Anónimo dijo...

¡ Gran anécdota papi ! Y me ha hecho recordar aquella en la que, cuando mi hijo tenía un año, Police le hacía sentarse, apoltronado en el sillón, a escuchar o visionar más de media hora sin decir ni " mu " los mensajes en la botella o los do do do da da da... ¡ hasta walking on teh moon !
--llegó a saber, a esa edad, enchufar la cadena musical ( ecualizador, amplicicador, cd ) buscar entre los cds a Police y ponerlo en solito. Estas criaturas nunca dejaran de sorprendernos.
Disfruta de esos momentos, que para nosotros, musiqueros de pro, se van a quedar en nuestro recuerdo forever... Sure.

EL RESPONDÓN II

Mr. Thunderstruck dijo...

Qué bueno!!! Esos momentos son mágicos. Está muy claro que los niños son muy listos y aprenden rápido. Saludos!!!

Johnny dijo...

Qué bonita anécdota, amigo. Me he sentido muy identificado con situaciones similares. Saludos.

TSI-NA-PAH dijo...

Magia para el recuerdo! Suerte la tuya, yo no tengo hijos!!!
un abrazo

PUPILO DILATADO dijo...

Günner - no iban los tiros por la Simone y por Supagroup...más bien mostró desagrado y aburrimiento por "el disco de los píos" refiriéndose a las ilustraciones de los cd's del "Croweology", ahí sí dijo: "Pios no!!!", jejeje!

RESPONDÓN II - ¡Grandiosa anécdota "señor de las cumbres"!!! viniendo de usted me lo creo a pies juntillas y, la verdad, tanto los hits de Jacko como los de Police eran y son muy asequibles para el oído de un pequeñín. Mi hija llegó a ver tres veces seguidas (porque lo pedía, ok?) los videos del "Thriller" mientras su todavía torpe culete se movía a ritmo.

Mr. Thunderstuck - Queda demostrado, ¿A que sí?. Son, atención al tópico, verdaderos bob ESPONJAS a la hora de sentir estímulos nuevos, y Michael me enorgullece que fuera uno de ellos.

PUPILO DILATADO dijo...

Johnny - Gracias colega, espero que me cuentes algunas de las tuyas y hagamos comuna de padres rockeros en pupilandia, jejeje!.

TSI - Tú lo has dicho, fue algo muy especial, un recuerdo imborrable de un instante y, ejem...¿No te animas tú?

günner dijo...

Es que ese disco de los "píos" es bastante pesado!
Ponle el By your side, ya verás como se anima!

ROCKLAND dijo...

Ja,ja,ja, muy buena anécdota!!

Por cierto, y off topic, tu último mensaje me llegó como Spam. Te aviso del hecho porque igual ocurre en otros blogs donde pones un comentario. no sé a quñe se debe???

Saludos.

José Fernández dijo...

Menos mal que de la pantalla no salen las babas que se te caen, sino adios teclado xDD. Atesora estos momentos tío, que son los que hacen la vida grande.

paulamule dijo...

¿Duffy? ¿Billy Duffy? No me extraña que tu pobre hija prefiera el "Billie Jean". Ja, ja, ja.
Salud.

Larry Runner dijo...

Estoy con Gunner, a mi si me pones a Nina Simone, luego al oir a Jacko muevo también el culo eh? jajaja.

Es broma.

Gracias por compartir la anécdota. Una pasada.