¿EL ÚLTIMO SUSPIRO DE SCREAMING TREES?

No sé cuantas veces he escuchado ya "Last Words: The Final Recordings" de Screaming Trees, el último disco de la banda que nos arrebató el corazón con discos tan magistrales y hermosos como lo son "Sweet Oblivion" y "Dust", pero me tiene absolutamente obsesionado.

La historia de este lanzamiento supongo que la conoce ya toda Pupilandia y no me extenderé demasiado, únicamente comentar que Barret Martin (batería de S.T.) ha pulido y remasterizado "las últimas grabaciones" de los Trees que se remontan a 1999 en el estudio de Stone Gossard. La banda no atravesaba un buen momento, de hecho se encontraban en plena crisis comercial por las pobres ventas del bello e intensísimo "Dust" que derivaron y condenaron al ostracismo a los de Lanegan con respecto a cualquier sello discográfico de peso. Un año después, Screaming Trees, darían por finiquitada una carrera de una belleza productiva sin igual y honesta como pocas.

Pero aquellas diez canciones que salieron del estudio de Gossard y que inexplicablemente fueron rechazadas en el "paseo discográfico" han resucitado al fin, han visto la luz de una manera plena en este sorpresivo "Last Words:...".

Me remonto al principio de mi reseña porque, a pesar de haberlo escuchado ya más de diez veces, cada vez que afronto una nueva escucha se convierte en 'otra primera vez', en otro nuevo viaje sinuoso al mundo de los 'árboles vociferantes' que conquista una y otra vez mi corazón y mi alma. Este disco tiene algo que te atrae sin remedio, una pócima de encantamiento que te engancha desde la primera nota hasta la última, en definitiva, un poder bellísimo a la par que oscuro que te transporta a ese mundo tan particular y reconocible que han creado siempre Mark Lanegan, los hermanos Conner y Barret Martin.

Con la colaboración continuada de Peter Buck (REM) y de Josh Homme (el quinto 'Screaming Trees' en el final de sus días) puntualmente en "Crawlspace" estamos ante diez canciones que han superado la barrera del tiempo sin problemas y que, a su vez, nos teletransportan a una década irrepetible para el rock'n'roll y a una banda en pleno estado de forma compositivo. ¿Las canciones?, complicado lo tendría para explicar la cantidad de sensaciones matices y detalles que esconden estos diez trozos de alma, de hecho es un disco que no me apetece desgranar y desnudar bajo mi punto de vista porque sería limitar vuestro oído y 'cuadricular' un disco que está vivísimo en pleno S. XXI. Resaltaré ese primer bombazo 'a la manera Trees' que es el primer tema "Ash Grey Sunday", destacaré el trabajo redondo de guitarra y bajo de los Conner con esa mezcla perfecta de sonidos acústicos y eléctricos que, con tan buen gusto, saben integrar caso de "Refelections" o "Low Life" en contraposición a la rabia contenida de "Crawlspace" (tremendo pasaje instrumental Floydiano con el bajo de Van Cooner en pleno éxtasis) o la "Anita Grey" y, por encima de todo, la omnipresente garganta privilegiada de Lanegan conectando con todos nosotros, tocándonos hasta la fibra más sensible, sucumbiendo ante sus reflexivas y celestiales líneas vocales.

Una delicia de disco y, desde ya, para éste pupilo que os escribe, uno de los discos del año.

P.D.: Os dejo "Crawlspace" en la versión audio y video para no limitar la imaginación, insisto, no harían falta imágenes porque la escucha personal de cada corte es toda una experiencia personal que cada uno debería experimentar.

P.D.: Guiños como los carteles de "El Padrino" (en castellano) y, sobre todo, la imagen de Bruce Lee en "Enter the Dragon" en el chaleco del "sufrido camarero asesino" son detalles que me han dejado K.O.. Amo a Screaming Trees!!!





12 comentarios:

LoRbAdA dijo...

Totalmente de acuerdo... una locura de disco. Tb estoy enganchado a él. Y creo que tenían unas cuantas canciones todavia inéditas que puede que nunca vean la luz. Disco de sobresaliente. A ver si sirve de algo para que vuelvan aunque sea esporadicamente.

Un saludo.

Ofersan dijo...

Es curiosso que sacaran esrtos temas teniendo en cuenta su relación personal, lanegan estaba más fuera de dentro. El batería siempre me parecio el gran perjudicadod e la ruptura, se le veia con ganas en una entrevisat que le hicieron el Popu. Buena apreciación la del chaleco del camarero!!! Saludos

José Fernández dijo...

"A ver si sirve de algo para que vuelvan aunque sea esporadicamente". Secundo la (e)moción. A mi este disco me parece que está al mismo nivel que Dust y que es mejor que Sweet Oblivion, más rico en matices, más ecléctico, con mejores canciones. Lo único negativo es que como hay temas que ya tenía requetescuchados la escucha del disco entero se me hace extraña, con altibajos que no son tales, creo yo.

javistone dijo...

Disco mágico, sin duda. Yo lo había escuchado ya hace años y creía que era el disco que grabaron para Dust y que desecharon porque no lo consideraban bueno, se ve que esta gente desechaba canciones y discos como piruletas. En lo que no estoy de acuerdo es en que sea superior a Sweet Oblivion, para mí su mejor disco. De hecho, es uno de mis discos favoritos de la historia.
Ojalá sirviera para que se juntaran un poco.
Saludos!

Anónimo dijo...

Estás que lo tiras pupilito de mi vida, tu eres niño como yo!!!! Rush, Redd, Trees... magia de la buena, gusto por el buen gusto... aplaudo chasqueando mis extremidades, con todas ellas --las cinco-- tus últimas entradas.
Por Dio... que clase, baby... que clase!
I love you.

EL RESPONDÓN

ROCKLAND dijo...

DISCAZO.
Yo no lo situaré en mi lista de favoritos del año al ser canciones escritas hace una década peor ¡demonios!, es de lo mejor de este ejercicio.
Sólo falta que se junten y ¡gira!

Salduos.

paulamule dijo...

Pues Screaming Trees nunca ha sido mi grupo favorito, sin embargo este disco me ha atrapado desde el principio.
Salud.

günner dijo...

Pues a mí me dijeron dos grandes fans (yo tengo el Dust y Sweet Oblivion, y me gustan, pero no soy un "gran fan"), que estaba guay, pero que no estaba ni de lejos al nivel de sus otras dos obras... lo escucharé a ver que tal.

PUPILO DILATADO dijo...

Lorbada - Esporádicamente NOOO, con un disco tan profundo y bello deberían volver para quedarse.

Ofersan - Ya sabes, el espíritu del pequeño Dragón me persigue y fue una grata sorpresa encontrarse con él. Con respecto al disco y a la situación en la que fue grabado, sinceramenete, parece mentira que surja algo así en la situación en la que se encontraban, dice mucho de la calidad de sus músicos.

PUPILO DILATADO dijo...

José Fernández - Yo también amigo!!, ya me gustaría verlos encima de un escenario. Yo no lo situaria mejor que "Sweet Oblivion"...pero sí a su mismo nivel, jejeje!!. Se te encoje el corazón con algunas canciones.

javistone - Como ya le he dicho a Lorbada..."...juntarse un poco." NOOO!! juntarse para siempre!!! Sería como un sueño imposible...al tiempo.

PUPILO DILATADO dijo...

EL RESPONDÓN - WOW!!! viniendo de la mente del "efebo montalbino" me lo tomaré como un verdadero cumplido. Se hace lo que se puede, se escribe sobre lo que se siente...nada más. Gracias

Rockland - Va a ser de lo mejorcito, te lo aseguro, la calidad, el calado y la profundidad son caballo ganador de esta impresionante banda.

PUPILO DILATADO dijo...

Paulamule - No hay mejor comienzo que este disco aunque...espera! cualquier disco de su trilogía dorada sería magnífico gustándote la música que te gusta!, jejeje.

Günner - Está claro que para gustos colores pero lo que contiene "Last Words.." es la magia de los Trees en estado puro, sin artificios de producción y con un toque maestro para hacer canciones redondas. Dále un oportunidad y no la dejes pasar.