TURA SATANA (r.i.p.), KILL KILL in heaven.


Otra más que nos deja, Tura Luna Pascual Yamaguchi, más conocida por Tura Satana acaba de dejar este mundo hace seis días (casi en paralelo al también fenecido Gary Moore) debido a un fallo cardíaco. ¡Qué gran pérdida pupilos!. Mujeres como esta que reinan en nuestra libido consciente deberían ser inmortales, joder!!

Consagrada ídolo independiente, esta actriz, pin up y stripper nació en Hokkaido, Japón, pero pronto emigraría a la tierra de las oportunidades U.S.A. instalándose toda su familia en Chicago. Con un padre (actor de cine mudo) de ascendencia japonesa y filipina y una madre artista de circo nativa americana descendiente de cheyennes, escoceses e irlandeses, la mezcla no podía haber sido más explosiva para crear a semejante mujer.


Sus comienzos en la tierra prometida no fueron nada fáciles debido a la ascendencia de sus progenitores ya que la segunda guerra mundial incentivó el odio hacia los asiáticos por lo que tuvo que estar con toda su familia en un campo de concentración en California. Su infancia y juventud posteriores fueron de conflicto en conflicto pues sufrió acoso durante dos años desde el sector negro femenino a lo que podemos sumar una presunta violación a los diez años. De lo primero, consiguió su venganza propinando unas cuantas hostias a ni más ni menos que a cinco muchachas de color; de lo segundo, desgraciadamente no salió muy bien parada y no se llegaron a probar los hechos.



De atleta de primera en el instituto no tarda mucho en encontrarle el punto al "lado oscuro" y pronto se granjea su fama de stripper y pin up aprovechando su exotismo en los locales más cerdos de New Orleans en donde era conocida por la "La señorita belleza del Japón". Por cierto, su pasión por el Kárate continúa, consiguiendo en aquella época su deseado cinturón negro que posteriormente aumentó con varios "danes" más.


Desde los años 60 al 63 se convirtió en la reina y señora de las strippers en la "ciudad decadente" empezándose a codear con la "beautiful people" y teniendo continuos escarceos guarrillos y romances más que tórridos incluso con el mismísimo Elvis (aunque en la lista también se encontraban Sammy Davis Jr., Dino, Jerry Lee Lewis, etc,...).


Su escalada hacia Hollywood no pudo tener mejor comienzo ya que en el 63 consiguió un pequeño papel en "Irma la dulce" con Shirley Mc Laine y Jack Lemmon que la convirtió en una de las actrices más prometedoras del momento. Desgraciadamente su pasado stripper no tardó mucho en descubrirse...¡ah, y su fama de ninfómana insaciable también! por todo esto, se le empezaron a cerrar puertas para papeles de mayor importancia y fama masiva.







No importó demasiado este hecho pues continuó su labor de stripper y pin up hasta el '66 en donde, esta vez sí, la suerte estaría de su lado, cruzándose en su vida el gran Russ Meyer y ofreciéndole el papel de su vida siendo Varla en el film de culto "masivo" "Faster Pussycat, Kill, Kill!!".


El largometraje tiene momentos delirantes que son ya un clásico en este tipo de cine de culto y Russ Meyer acertó de lleno con el reparto escogiendo un trío de hembras atómicas de auténtico infarto como lo eran Satana, Haji y Lori Williams. Tura aquí estuvo de "10" creando un personaje excesivo y dominador pero deliciosamente atractivo y seductor.


La famosa y clásica escena de la pelea entre Tura y el novio pijo es asombrosa y me arriesgo a decir que es la que le dió el cetro de primera mujer "dominatrix" o 'bad ass girl' de la historia del cine. Tarantino debería decir muchas cosas sobre la influencia de todo el film en su "Death Proof", sobre todo en el tratamiento de los personajes femeninos.


A pesar de que ya tenía un look muy estudiado antes de realizar el film jamás mostró de manera tan clara sus atómicas TETAS, su look a lo Bettie Page y esos modelitos negros ajustados hasta la asfixia. La escena del principio intercalándose el baile stripper y la carrera nos muestra los tremendos atributos de la Satana.





Otra escena para el recuerdo es cuando Varla se nos pone melosa y quiere ser cortejada como una conejita angelical en ese pajar tan 'campy'. Los diálogos y las miraditas entre ambos son, por momentos, un poco sonrojantes pero sobre todo temes la furia imprevisible de nuestra protagonista a la que en cualquier momento podía cruzársele el cable.

Gran contrapicado que tenemos aquí abajo!, eras tremendísima querida!







Pasado el boom cinematográfico que produjo uno de los films clásicos del cine de la serie B, el tandem Meyers-Satana no fructificó en otros trabajos y cada uno siguió por su lado. En el caso de nuestra dominatrix favorita la llama se fue apagando poco a poco con trabajos menores como el papel secundario que hizo para "Our man Flint" (especie de Bond protagonizado por James Coburn) o incursiones musicales souleras y rockabillys con más pena que gloria.




Sería reseñable comentaros sus dos últimos trabajos cinematográficos gracias a uno de sus últimos romances que tuvo en aquella época con el cineasta Ted V. Mikels. El realizador también tenía fijación por las mujeres atómicas y neumáticas en su obra y de él se decía que era mantenido por ocho concubinas en un castillo de California(...). El caso es que con Mikels, Tura rueda "The Astro-Zombies" en el '68 y "The Doll Squad" en el '73 siendo esta última plagiada en idea y en forma para "Charlie's angels" ("Los ángeles de Charlie") al tratar sobre tres investigadoras femeninas que trabajan para un mismo jefe que se mantiene en el anonimato y que se comunica con ellas a través del teléfono. Estos dos trabajos tuvieron un leve reconocimiento comercial que no fue mucho más allá de no ser catalogadas como cine "trash".


Es en este momento, cuando Tura Satana se retira del entertainment hollywoodiense sin saberse todavía muy bien los motivos de su desencanto artístico. Décadas después y con el resurgimiento de la obra del maestro Meyers se la encuentra haciendo labores de enfermera e incluso pasando llamadas al doctor de turno.

Con el 'Comeback Meyers' su vida artística vuelve de nuevo al "candelabro" con innumerables homenajes y, en todo este tiempo, no ha parado de ir a conferencias y convenciones haciendo honor a aquel personaje tan misterioso y con tanto magnetismo que mostró en aquel film que la catapultó como icono de una era y como estandarte del "Girl Power" y las 'bad ass girls'.

TURA SATANA, We love you baby!!







La escenita de marras con Varla demostrando lo que puede pasar si se le sopla. ¿Nos atreveríamos ni tan siquiera a mirarte a los ojos?...Igual mirábamos más abajo (!!!).

3 comentarios:

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Han caido muchas estrellas en lo que va de año.Una lastima, pero queda el consuelo que todos ellos son inmortales en su musica, sus peliculas y sus fotos!
esta noche me pongo Faster Pussycat Kill Kill!
Un abrazo
Tsi/Jesse

Benet García dijo...

TITIES & BEER for ever.

¡Menuda base de datos de bit tities tienes! jejeje.

Nortwinds dijo...

lastima, pedazo de mujer de bandera