STEEL PANTHER "ALL YOU CAN EAT" (2014) DE COMO EL PORNO SE TRASVISTE DE GLAM METAL!!!


Ganazas que le tenía a este álbum, uno de los más esperados en Pupilandia para disfrutar de la nueva dosis festiva y cerda de estos cuatro 'cockrockers' de L.A. A estas alturas ya queda claro que Steel Panther no son una broma, ni son tan sólo una parodia/revival de una época y unos géneros musicales muy determinados, estos tipos facturan grandes canciones que beben del hard rock y el heavy metal más ochentero, desfasado y enlacado con una pegada genial en pleno S.XXI.

Mi experiencia con ellos no empezó con el venerado "Feel The Steel" (2010), su debut, yo me enganché con ellos con el aplastante "Balls Out" (2011) y me quedé 'atontao' ante el humor bizarro y la fuerza que desprendían unos temas que encumbraban los lemas de siempre en esto del rock'n'roll, es decir, el 'party all night long' y el 'sex, drugs & rock'n'roll', antes de que se empezase a hacer aburrido y politicamente correcto a mitad de los 90's. Desde luego que aquellas primeras escuchas de "Balls Out" no me hicieron sentir que estaba ante una 'cover band' o ante unos 'gimmicks' sin gracia imitando a sus ídolos de los 80's, esto era otra cosa porque Micke Love, Satchel, Lexxi Foxx y Stix Zadinia sabían el terreno que pisaban insuflando nueva sabia y actualizando aquellos clichés desfasados con grandes dosis de humor cerdo y toneladas de sexo explícito.



Pero para ilustrarte sonicamente, qué mejor que escuches de fondo el... 'AZOTE DE COÑO'!!!..



Con este 'revival' de bandas como Santa Cruz, Reckless Love, H.E.A.T., los propios Panther etc,... que vuelven a anteponer el humor, el sexo y las groupies, los desfases etílicos y de sustancias y el 'rock'n'roll way of of life' hoy en día uno no debería aburrirse si lo que te gusta escuchar son molones riffs glam metal, aullidos que tributan a los grandes y letras sin complejos desbordantes de expontaneidad, chulería y pelos de coño por todas partes. Esto es Steel Panther, JODER!!!.

Como me sigue poniendo este clip...¡Un clasicazo del Glam Metal!!



A parte de la acertada portada con esa coña perfecta de "La Última Cena" de la que ya os hablé en post anteriores, su contenido es lo realmente importante para los hambrientos de nuevo material de los angelinos. ¿Se puede hablar de evolución en su sonido y en sus canciones?....NAAAAAAAAA!!!! ¿Y quién lo quiere?, en este "All You Can Eat" unicamente podemos apreciar algunos detalles más metálicos en algunos riffs pero, por lo demás, las bases del sonido Steel Panther siguen ahí con la misma frescura que sus dos trabajos anteriores, es decir, juerga y cachondeo a raudales, machismo trasnochado 'a go go', baladas 80's mojabragas/mojatangas y mucha, muuuucha alusión al folleteo y los revolcones 'all night long'.

El disco se abre con una 'intro' que nos retrotrae directamente a la 'intro' del "Battery" de Metallica para, sin concesiones de por medio, explotarnos con el machacón "Pussywhipped" en donde se nos cuenta el posible advenimiento de una dominación femenina. Uno de los temas más cañeros del álbum con un Satchel que brilla como él sólo en todo el álbum sacando riffs fresquísimos y 'solos' que pertenecen a otra época con una naturalidad y unas maneras que abruman.

Le sigue uno de mis dos temas favoritos del álbum, el fiestas "Party Like Tomorrow is the End of the World" con unos aromas a Deff Leppard perfectamente captados. La incitación definitiva a perder tu cabeza y 'tu miembro' en cualquier mansión angelina. "Gloryhole" vuelve a anteponer el riff por encima de la melodía y con un ritmo infernal nos lleva en un viaje lleno de profundos abujeros y pegajosos fluidos con un 'interludio' en plan himno en donde apreciamos lo bien que lo clava Micke Love con su voz seguido de un 'solazo' de Satchel de la hostia.


Seguimos con la 'power ballad' "Bukakke Tears", el único momento en donde la sombra de Jon Bon (Jovi) aparece. Un tema perfetamente ambientado también, sin concesiones, fusilando rapidamente el estribillo que es lo que hace a este tema realmente grande. De la letra, en fin, es realmente una 'obra de arte', llena de lírica y poesia a raudales....

"Gangbang at the Old Folks Home" me recuerda mucho Van Halen pero también a Ratt y a Dokken, un tema más rabioso, más sucio y callejero, sobre todo con el registro más raspado y grave de Love pero aullando cual 'Diamond Dave'. Otro petardazo adictivo, sin dudarlo.

Vamos ahora con "Ten Strikes You're Out" en donde quizás el riff glam metal se deja de lado por otro más 'hard southern' pero pegadizo de cojones. La letra lo deja bien claro,...'en diez golpes estás fuera', no se necesita más para follarse a una 'groupie'. Qué le vamos a hacer...

"The Burden of Being Wonderful" es el medio tiempo del disco, clarisimamente. Con unas cuerdas perfectamente ensambladas entre los punteos de Satchel tenemos entre manos el tema en el que más se luce Micke Love. Impresionante este tipo, cada vez canta mejor o si no probad también con "You're Beautiful When You Don't Talk" otra 'power ballad' 80's (¡cómo está también Satchel aquí!).

Las referencias cerdo-sexuales vuelven con fuerza en el explícito "Fuckin' My Heart in the Ass" y es que un 'cockrocker' también tiene su corazoncito, también sufre y se frustra... Tremendo estribillo, divertido y pegadizo como el chicle (¡Cómo no!). El Glam Metal se hace canción con el 'track' que me está robando ahora mi paquete, os hablo de "B.V.S." ("Big Vagina Syndrome") el lugar preferido en donde estos tipos les gustaría estar las 24 h. del día. De nuevo Ratt, Leppard, Dokken, etc,..van todos de la mano en un tema sucísimo.

"If I Was the King" y "She's on the Rag" cierran este trabajo, sin bajar el gancho, sin bajar revoluciones ni potencia sexual; el primero de esencia más 'trasher', más machacona pero siempre cachonda y molona y el segundo con atmósferas más pesadas envueltas en sintetizadores 80's y con un estribillo que....BUFFFF!...es sangriento de cojones...¡Y no hablo de arañazos o heridas queridos Pupilos!....

Os dejo con un desfasado y excesivo "Gloryhole" que cierra este post como debe ser, lleno de pollas, fluidos de todo tipo, guitarrazos, buenas tetas y mucho, mucho desfase...

Lo han vuelto a hacer, ¡Necesito a Steel Panther en mi vida!!!...



2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Ya habia leido sonadas criticas llanas de alabanzas a este trabajo. el fin de semana el mundo del balompie me impidio escuharlo pero de este fin de semana no pasa. Los videos avanzan horas de diversión para un servidor

PUPILO DILATADO dijo...

Bernardo - ¡Vaya si los avanzan!! lo que me extraña es que no los hayan censurado ya en Youtube o no hayan tenido más polémica con la 'doble moral' americana y el miedo a sacar en un plano pollas y esperma, je,je,je.