POR AMOR A LA MÚSICA: LISA KEKAULA & BOB VENNUM 'aka' THE BELLRAYS "LET IT BLAST" (1998)


Me toca hacer de 'Patrón' en este buque insignia de la blogosfera que es el juego "Por Amor a la Música". Recordamos, como siempre, la CLAVE MADRE en esta manga, toca hablar de parejas que comparten tanto la gloria del escenario como 'la calentura' del mismo lecho, tortolitos que, unidos por su 'amor a la música' han unido sus corazones...o sus 'aparatos' sexuales simplemente (...) al ritmo de la música conjunta que marcaron y marcan en sus combos. Me ha sido complicado decidirme, hasta hace dos días tenía bien clarito que iban a ser The Bellrays los elegidos pero tuve dudas, pensé que igual lo ponía demasiado difícil o que limitaba demasiado las opciones a los jugadores (aunque hubiese de sobra para elegir) por lo que me pasé a Blondie con Debbie Harry y Chris Stein además de no perder de vista a Blayne Cartwright y Ruyter Suys de Nashville Pussy como tercera opción (que hubiese sido la opción más facilona y lineal). Al final volví ayer a mi opción inicial y no porque Debbie & Stein no me diesen partido sino porque he escuchado tanto el "Have a Little Faith" de Lisa & Bob desde que empezó esta nueva manga tras las fiestas que me pareció injusto no seguir pa'lante con ellos y defender mi propuesta con los puños y armado hasta los dientes.




¿Estás preparado para lo que viene?!?!?!...'Blues is the teacher, Punk is the preacher!. It’s all about emotion and energy, experience and raw talent, spirit and intellect.'...



En primer lugar, una aclaración necesaria, siempre hay que poner las cosas -en la medida de lo posible- accesibles para los jugadores; que haya estado escuchando hasta la saciedad "Have A Little Faith" no quiere decir que fuese a hablar de él aunque lo desease con toda mi alma pero pensé en que seria una opción ideal para otros jugadores (si así lo deseasen) por ser un disco más accesible y repletito de temazos en muchos estilos.

¿Por qué The Bellrays?, ummmm, siempre he estado enamorado de la banda de Lisa Kekaula & Bob Vennum, no tendrán una historia tan mediática, romántica y dramática como la de Johnny Cash y June Carter Cash (o no, eso no lo sabemos...) al ser una historia más discreta y humilde pero con una carrera llena de pasión por el rock'n'roll, de lucha por unos ideales vitales y políticos comunes y, sobre todo, por el mantenimiento de una independencia artística y discográfica de la que han hecho bandera hasta la actualidad con esa nueva formación que han creado este año pasado llamada Lisa & The Lips. 

Siempre sentí que no eran lo suficientemente reconocidos en la escena musical mundial, sobre todo en su propio país (EEUU) aunque en Europa la gente los ama a pesar de no llegar a explotar para un mercado más amplio.

Como suele ser habitual, conocí a esta banda y al matrimonio Vennum & Kekaula por el Popular 1 y me entraron a la primera, como un chute de cruda adrenalina directo al corazón, como si la fiereza y el instinto animal de MC5 y The Stooges volviese a revivirse con una especie de Tina Turner punk al frente de la formación.El flechazo había surtido efecto de inmediato, fue profundo y lo sigue siendo hoy en día todavía más.

Hablando de la parejita protagonista, Lisa Kekaula, el verdadero reclamo de la banda y una de las frontman con más pelotas (ejem, ovarios) del rock'n'roll nació en L.A. aunque luego se trasladó con su familia a Moreno Valley (California). De madre afro-americana y padre hawaiano le vino esa sangre caliente y el ADN 'soul' que le hizo plantearse desde bien pequeñita que lo suyo era cantar y estar encima de un escenario; a pesar de ello continuó sus estudios, fue aplicada antes de convertirse en una 'pantera negra' y acabó graduandose en la 'University of California at Riverside'. Sus primeros 'pinitos' reseñables fueron en el 'talent show' de la Edgemont Elementary School, su primera incursión en el mundo profesional.

Pero ella no estaba destinada a ser pasto de programas similares a O.T's y demás subproductos televisivos y no tarda en conocer a su maridito Robert Vennum a principios de 1990. La conexión a todos los niveles funcionó y no sólo se plantean un carrera en la escena R & B/Jazz de L.A. sino que entablan una relación estable que dura hasta nuestros días teniendo, como fruto de su amor y de la pasión que se profesan, una hija llamada Twylla. Bonito nombre!.


Pero los objetivos de los novietes cambiaron muy pronto ya que esa intención 'classic vintage' en su música cambió, practicamente de repente, con la crucial incorporación de un tal Tony Fate, bragado en la escena garagera de Los Angeles y omnipresente en mil y una bandas como Streetwalkin' Cheetahs, B-Movie Rats, Sonnie Vincent, The Black Widows, Condors y alguna que otra más que me dejo en el tintero. The Bellrays, ahora sí con el nombre que todos conocemos, se forma en 1991 como un cruce crudo y bastardo de garaje/rock'n'roll/punk/soul con una Lisa Kekaula en plenitud de condiciones vocales e interpretativas y con Bob Vennum pasándose al bajo y dejando a Tony la guitarra para que desatase todo el jugo sangriento del garage punk que llevaba en sus venas.



La banda tiene, hasta la fecha, once ábumes publicados en estudio (sin contar singles, ni e.p.'s compartidos con otras bandas) y uno en directo que creo que sólo ha sido publicado en DVD y ha girado con bandas tan significativas como Rocket From The Crypt y con otro de los matrimonios más estables del rock'n'roll, es decir, con Blayne y Ruyter de Nashville Pussy que son, a su vez, unos de sus mejores amigos y compañeros en el mundo musical.

Yo dividiría la trayectoria de la banda en dos fases bastante bien diferenciadas; si bien es cierto que esa explosividad garaje/punk con ramalazos souleros predomina en la primera etapa desde su debut con "Let It Blast" (1998), es en 2006 y con la publicación de "Have a Little Faith" donde se nota que la banda baja algo de revoluciones para dar más presencia a un blues/soul con alguna pincelada funk, matiza más sus composiciones y ofrece trabajos con producciones impecables a pesar de seguir ofreciendo los tradicionales y rabiosos cañonazos llenos de 'fuzz'.

En 2012 me tuvieron mosca todo el año, incluso hasta les perdí la pista pensando que la banda se había disuelto o que, incluso, había alguna crisis matrimonial más seria de las típicas rutinarias en una relación tan estrecha laboral y sentimentalmente hablando...¡pero no!, se estaba gestando una de las mayores alegrias que tuve este año pasado con la nueva andadura de Lisa y Bob formando una superbanda llamada Lisa and The Lips y publicando un disco lleno de maravillosos temas en donde la fiereza de The Bellrays ya es casi inexistente por ser una banda más orientada al funk, al classic 'soul' e, incluso, a la 'disco music' 70's. Recomendable 100 % Pupilos.

Con respecto a los proyectos y colaboraciones en solitario de los dos, la verdad es que son bien pocas pues su prioridad siempre ha sido The Bellrays pero Vennum ha puesto el bajo en el disco "Punk Rock and Soul" (2001) de los cafres y excesivos Streetwalkin' Cheetahs y ha participado en algunos discos recopilatorios de sellos independientes. El caso de Kekaula es mucho más rico y, por qué no decirlo, sorprendente para mí pues su colaboración más sonada es con la formación inglesa de 'house music' Basement Jaxx (con un videoclip muy chulo con ella como protagonista) pero también ha puesto su sobrado talento y su privilegiada voz negra para la banda electrónica The Crystal Method, la italiana The Bloody Beetroots (electro house, dance-punk) y más recientemente para el portugués Paulo Furtado y su 'one man band', The Legendary Tygerman en una onda 'classic blues'. ¿Sorprendidos?.

Y ahora vamos a saco con "Let it Blast" (1998), la primera puesta de largo de la banda después de la aconsejable 'demo' del '93 "In The Light of the Sun". Tuvieron que pasar ocho años desde que The Bellrays se formaron para ver su primer LP en la calle, su conciencia y actitud independiente quizás ayudaron a ello pero, creo, les vino bien para tener las tremendas tablas y la propuesta bien definida para que "Let It Blast" nos explotase en la cara de la manera que lo hizo y lo sigue haciendo.

El disco contiene muchos temas, en concreto 17 que son verdaderas bombas de relojería que beben de MC5, Stooges, Ramones, The Who, The Sonics pero también del bloque negro y soulero como James Brown, Ike & Tina Turner y Aretha Franklyn con 'interludios' y pasajes jazzys o coñas instrumentales para darle un poco de respiro a los guitarrazos y la distorsión que se masca aquí dentro. Fue grabado en directo en un 6 pistas (luego le añadirían la 'intro' y los pasajes instrumentales y coñeros) en un habitáculo realmente reducido con acoples, mucho 'fuzz' y realmente escuchándose como rasgaban sus instrumentos, pero eso sí, no suena mal ni mucho menos, los instrumentos y la voz se escuchan a la perfección y, aunque la producción no sea la mejor quizás por este hecho se intensifica más el 'ataque sónico' que supone escuchar este estupendo debut...¡Este es un disco de garage/punk, no un trabajo de U2!!



El sonido garajero y urgente es el predominante en todo el álbum, pero también es predominante los alaridos y rugidos de la incomensurable y felina voz de Lisa Kekaula en temazos como el Stooges "Changing Colours", "Hole in the World", "Testify", los cambios de 'tempo' de "Today Was", el calentorro "Black Honey" y el bluesero y extremo "Blues for Godzilla".


No se olvida la Kekaula de ofrecer sus influencias soul y en composiciones como "Blue Cirque", "Good Behaviour" o el magnífico 'crescendo' en intensidad de "King of the World". También podéis encontraros temazos instrumentales como el acojonante "Fuzzhead" con una línea de bajo tremenda por parte de Vennum...



Y acabo con los cañonazos de este magnífico disco debut, los que realmente me vuelan la cabeza y por los que hubiese pagado lo que fuese por haberlos visto en directo en aquellos primeros tiempos de la banda, os hablo de "Cold Man Night", el tremendísimo "Kill The Messenguer" con la banda simulando un comienzo de prueba de sonido, el trepidante "Dark Horse Pidgeon" o "Killer Man" en una onda parecida.

Como curiosidades, "Dead" que me suena muy nirvanero y Sonic Youth , época "Bleach" (linea de bajo tremenda por parte de Bob Vennum) y el rock'n'roll de "Get on Thru" que cierra el disco como si del "Tutti Fruti" de Little Richard se tratase.

Un discazo para enmarcar y reivindicar, luego la cosa cambiaria y la rabia se convertiría en sutilidad entrando en otra etapa distinta pero igual o más interesante. Suerte jugadores!!!

10 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Imaginaba que por aqui irian los tiros, Si yo prefiero el have a little faith si bien conoci a los Bellrays por el disco que comentas. Prefiero la segunda etapa del grupo como la denominas, creo que es ideal para la espectacular voz de Lisa que en esos medios tiempos consigue una expresividad que tanta punkarrada no se aprecia. haber que escogemos esta vez para comentar pues el de Lisa and the Lips que es magnifico ya esta recientemente comentado. Nos estrujaremos los sesos

Forrest Gump dijo...

Hubiera preferido a Debbie & Stein! Mas en mi onda!!Aunque he visto dos veces a The Bellrays y a esta pareja feliz les vi en un homenaje a Sam Cooke de lo mas chulo en la sala Sol donde tambien participaban miembros de Diamond Dogs!
A+

Josi dijo...

je, je, je me has sorprendido Pupi, no se porque pensaba que te ibas a ir con Josh Homme y Brody Dalle, me has sorprendido y eso me lleva otra vez a territorios completamente desconocidos para mi. Pintan fenomenal, la verdad. Publicare el finde y la semana que viene le cambio el turno a Vinny y me tocara a mi. Un saludo Pupi.

PUPILO DILATADO dijo...

bernardo - Como ya te comento en tu post, ¡Te has salido con algo sorprendente e inesperado! a eso se le llama estrujarse bien los sesos y salir victorioso, je,je,je. Yo disfruto las dos facetas de la Kekaula por igual, necesito verla como una leona en celo pero también como una gatita que te susurra a la oreja. Espero que The Bellrays no se hayan disuelto para siempre y que, con Lisa & The Lips, alternen bandas.

PUPILO DILATADO dijo...

Forrest Gump - ¡Menudo homenaje!! Sam Cooke ni más ni menos!!!. Desde luego Kekaula y Vennum tuvieron que estar a la altura de las circunstancias con lo que aman el classic soul. Sabía que a tí en concreto la opción Blondie te iría mucho más pero no estaba del todo convencido y el disco que hubiese comentado mucha gente se lo sabría de memoria y prefería defender a una banda que me hace vibrar cada vez que ruge.

PUPILO DILATADO dijo...

Josi - Estoy al tanto del cambio de turno, tranquilo. En cuanto a The Bellrays....¡Pues claro que te van a molar!!! hay que estar muy ciego para no ver a una banda que pone toda la carne en el asador en cada una de sus canciones. Estoy impaciente por ver con la opción que te has quedado!!!

Vinny Gonzo dijo...

Pues me han entrado a la primera querido Pupi, por mucho que no lo parezca, tiran a mi rollo. Lo suyo es un amor más salvaje, más de revolcón y postcoito.

Joder, esa colaboración de Lisa con los Bloody Beetroots tengo que escucharla pero YA

Un saludo!

Carlos Tizón dijo...

Coño, juro que había comentado, debo haberlo dejado en otra entrada. Gracias por esta elección, Bellrays rules

PUPILO DILATADO dijo...

Vinny - Pues no lo pensaba, creía que se te atragantarian un poquitin pero menos mal, no te he hecho sufrir demasiado. Me ha encantado eso de que son más 'de revolcón y postcoito, jajaja!

PUPILO DILATADO dijo...

Nortwinds - Te habrás olvidado de darle a 'publicar' porque no apareces por ninguno de mis últimos posts, no te preocupes. Me alegra que te haya encantado mi opción semanal, te ha hecho sacar esas historias de vida que tan bien cuentas.