CASABLANCA LIVE!!!, 21/01/14 Pub D'Legend (Castellón): VELADA HARDROCKERA MEMORABLE!!!


La gira de Casablanca está dando que hablar, es un hecho; tanto antes, durante o como inmediatamente después de que nos hayan dejado con la baba colgando, los suecos han salido airosos pero sobre todo victoriosos de sus descargas por nuestras tierras por lo que he podido ir leyendo en otras crónicas en Barcelona y Gijón y el concierto en el Pub D'Legend no se quedó atrás ni mucho menos.

Con la mejor entrada -¡y era un martes!!- que he visto en la diminuta D'Legend castellonense, pues estaba a rebosar, se notaba el hambre y la expectación por ver a Ryan Roxie y su banda. Es increible que, con tan sólo dos discos, la impresión que me dió por las ganas del público y por la descarga que presenciamos fue como si de una banda con una larga trayectoria y discografía se tratase y es que las tablas de Roxie y la experiencia que pueda haber aportado a sus compañeros de banda se nota a la legua.



La velada comenzó con los teloneros locales Los Criptozoos, que, bueno, para mi gusto no pegaban ni con cola con Casablanca, sonaron muy bien, se les nota con tablas pero ese punk rock cañí con ramalazos ska y sabor ochentero no me acabó de convencer del todo, eso sí, el batería y el bajista me gustaron mucho, por lo demás, poco más...


Pero ahora vamos a lo que realmente importa, a las grandes estrellas de la noche castellonense que me tienen tontorrón y babeando litros y litros con sus canciones. Había esperado mucho este momento y al final tuve a Casablanca ante mis ojos...


El concierto de Casablanca para mí ya comenzó con un simpático y cercano Ryan Roxie probando su guitarra en una improvisada prueba de sonido final y con la enigmática, misteriosa y atractivísima baterista Josephine acoplando también su batería con la ayuda de Anders, el cantante...


Acabada la prueba, todo dios se puso a hacer fotos a la llamativa guitarra de Ryan y es que estamos ante un músico que ha tocado con leyendas, que ha tocado en estadios y grandes teatros con los grandes y verlo en un sitio tan pequeño y tan cerca fue un auténtico subidón, os lo aseguro. Pero no hay que centrarlo todo en el guitarrista porque los demás componentes de Casablanca realizan un trabajo descomunal tanto por la pegada y la entrega de la baterista Josephine que no paró de aporrear los parches y todo lo que se le ponía por delante, como la solvencia y las ganas de animar al personal del bajista Mats, el buen trabajo y maneras de Erik para hacer de segundo espada a las guitarras y, como no, la presencia frikaza y vikinga de Anders que a pesar de sus tics, sus megatrenzas (y demás accesorios) y sus cómicos movimientos no descuidó ni un instante el darlo todo con sus cuerdas vocales demostrando lo buen cantante que es...y lo buen aregandor de público también con esos vítores al público cual jefe de horda vikinga: "Castellóoooonnnnn!!!!, Castellóoooonnnnn!!!!".


El bolo empezó pasadas las nueve de la noche y aunque fue breve tuvimos suficiente con esa hora y cuarto de show en el que desgranaron lo mejor de sus dos únicos trabajos. El sonido no comenzó empastado pero eso se arregó al instante a pesar de un molesto acople futbolero con las ondas hercianas que la banda aprovechó para mostrar su buen humor con alguna que otra coña.


Pensaba que comenzarían con el primer tema de "Riding a Black Swan" pero fue el acertadísimo "Delivery Waysted" el que abrió fuego calentando en segundos a todos los allí congregados. Llegó de inmediato "Riding A Black Swan" (la canción) y "Some Misty Morning" y te das cuenta de lo bien que se acoplan a las canciones antiguas al ver lo bien ensamblados e interpretados que les quedan. Lo de Ryan Roxie no es de este mundo, os lo juro, la clase, las tablas, la entrega, la pasión, el show,...todo lo tiene controlado este rocker de una forma expontánea y natural, es un animal rockero y eso quedó demostrado con creces con su actitud y 'savoir faire'.


El hímnico "Apocalyptic Youth" le siguió y fue coreado hasta el infinito por todos nosotros como si la vida nos fuese en ello para hacer Roxie un pequeño parón y presentar, antes del épico y oscuro "The Giant Dreamless Sleep", al formidable combo que es Casablanca...



Pero el 'high energy de "Hail The Liberation" no podía faltar y lo disfrutamos también al 100 %, al igual que "No Devil In Me" entre acople y acople radiofónico futbolero. "Love and Desperation" fue otro 'highlight' de la noche comprobando que todo dios se conocía la jodida canción además de ver lo bien que saben combinar las 'twin guitars' Erik y Ryan que estuvieron geniales toda la noche desplegando solos y punteos que harían feliz a Phil Lynnot allá donde se encuentre. Tener a Roxie a menos de medio metro fue antológico, increible comprobar como salía MAGIA de sus dedos...




Y llegó uno de los momentos más esperados por el que os escribe, sabéis de sobra el buen rollo que me inyecta en vena "It's Alright" en disco y quería comprobar si eso también me sucedía en directo y....WOW!!! flipé en colores con la magia que tuvo la melodía y lo pegadizo que fue el estribillo el martes pasado pero ¡qué guitarras también las de Roxie y Almström!, ensambladas, sublimes y hasta oliéndolas 'in your face'...

(me perdonareis por los molestos fogonazos y contraluces pero es lo que hay estando practicamente en el mismo escenario con los focos de frente)



A partir de este punto el nivel de disfrute había subido más si cabe para la recta final volviendo a los temas de "Apocalyptic Youth" con un refrescante y semiacústico "Downtown" con Ryan y Anders solos encima del escenario para añadirse la banda en una segunda parte eléctrica, la siempre cachondona "Rich Girl" y, como traca final, "Barriers", el tema más 'sleazy' y barriobajero de su último trabajo que bordó la velada y puso el broche de oro sudado y hardrocker a una velada de rock'n'roll de las que siempre me quedarán grabadas a fuego en mi memoria.

La banda, tras el concierto, bajó de 'sus aposentos' para firmar todo lo que se les puso por delante pero con Ryan Roxie tuve suerte, me regaló el mismo una postal con su retrato firmada...¡sin ni tan siquiera perdírselo!!. Me confesó que lo merecía por la pasión que le había puesto y por 'haberme portado bien cantando todas sus canciones'...¡os lo juro!!


10 comentarios:

laedaddelkojak de andres herrero dijo...

Una excelente velada por lo que cuentas además por lo que veo no ha faltado ninguna de los grandes canciones de sus discos Afortunado

Josi dijo...

¡¡¡Envidia!!! mucha envidia me das, Pupi, eso si, de la sana, eh¡¡¡ Que gozada un concierto de ese calibre en un local pequeño, como se disfrutan. No he tenido suerte con la gira y no me han tocado cerca de casa, otra vez será. Un saludo.

Josi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ofersan dijo...

Hemos tenido suerte los que seguimos el Hard Rock, Roxie es como Corabi, pero la banda no se queda atrás, han sido unos shows excelentes. Saludos

PUPILO DILATADO dijo...

Laedaddelkojack - Afortunado fui, como comentas, una velada intensa, una banda espectacular y, bueno, a mi me hubiese gustado que tocasen todos los temas de sus dos discos, jejeje.

PUPILO DILATADO dijo...

Josi - Viendo las fotos que hice me parece increíble haberlos tenido tocando esas acojonantes canciones en mi cara. Fue espectacular y Roxie uno de los grandes dándolo todo en un sitio tan pequeño.

PUPILO DILATADO dijo...

Ofersan - Ya puedes apostar a que han sido así, jejeje.

PUPILO DILATADO dijo...

Ofersan - Le he dado a publicar sin acabar, sorry!. Te quería decir que ellos mismos hablaron maravillas del concierto de tu ciudad que fue la noche anterior a Castellón, ellos también se lo han pasado en grande.

Anónimo dijo...

Pues yo los vi en Madrid, y mi opinión es como la tuya ... vaya conciertazo!!! Y vaya tíos más majos.
Los conocí en el primer disco gracias a tu blog, y desde entonces lo visito semanalmente.
Pues nada, un abrazo, y de verdad, de los conciertos que más he disfrutado en mi vida (y mira que llevo unos cuantos...)

PUPILO DILATADO dijo...

Anónimo - Me alegra haberte descubierto a semejante bandaza y que te hayas enganchado de alguna manera a los que se cuece por aquí. Con respecto a Casablanca, lo merecen, sus discos son adictivos de cojones y no me canso de escucharlos recordando, como dices, lo cercanos que son y cómo se lo montan en un escenario. Bienvenido!