SONISPHERE FESTIVAL, CRÓNICA DEL SÁBADO 26!

Llegó la hora de afrontar la segunda jornada del festival Sonisphere. En este día las hordas más metaleras tomaron el recinto más que nunca y llegó hasta agobiar bastante el color negro que todo el mundo llevaba además de las omnipresentes calaveras con el logo de Metallica. Este servidor, desde luego optó por hacer lo contrario e ir de blanco, una por el calor y otra por no sentirme aborregado así que opté por la imagen promocional del Elvis de "Heartbreak Hotel" ¿Un acierto? ¡Pues sí! ya que tres metaleros rindieron tributo al Rey.

En cuanto al festival, desde luego era obvio que las colas iban a ser mayores para todo y que la masificación ralentizaría las cosas pero nada reseñable, más allá de tener que pelear un poco más con los 'metal-heads' para coger posiciones y tener una visión medianamente aceptable. La fresca cebada fue haciendo su camino en la cola principal y, para cuando pudimos pasar ya estábamos lo suficiente hidratados como para afrontar una de las actuaciones a las que más ganas le tenía por la disparidad de opiniones en cuanto a su directo. Estoy hablando de Mastodon.

La banda de Brann Dailor y Brent Hinds vinieron aquí para gustar, eso lo tengo muy claro. Tienen un disco que está vendiendo una burrada para los tiempos que corren y hoy, más que nunca, son conocidos en muchos estratos de la música más dura por su ejemplar evolución y su reconocible y personal sonido. Lo que a esta banda les falta es tener una puesta escénica más entregada, ciertos detalles de conexión con el público y más empaque visual a sus movimientos porque sí, sonicamente sonaron como un cañón pero parecían, en determinados momentos, una banda que nunca ha tocado para grandes audiéncias y creo que ya llevan unas cuantas a sus espaldas. Muy tímidos visualmente pero muy compactos a la hora de ejecutar e interpretar las canciones de su exitoso "The Hunter" con especial antención a una histérica y excesiva "Blasteroid" y con dos incursiones de sus discos anteriores, "Crystal Skull" de su 'disco de la tierra' y "Blood And Thunder" de su 'disco del agua'. Muy buenos pero podrían ser tremendamente mejores.



Vino despues Within Temptation en mi espectante espera para Ghost, pero voy a meter en este mismo 'pack' también a Evanescence porque seré muy breve. Estas dos bandas suenan de fábula, hay que reconocerlo pero, sencilla y llanamente, no son para mí. Las performances y la belleza de movimientos de Sharon Den Adel y la sutileza a la hora de interpretar de Amy Lee me cortan el rollo en este tipo de festivales porque me da la sensación de que estoy en el plató de O.T esperando a que Risto Mejide las juzgue. Tienen buenas canciones, tarareables todas, pero no me identifico para nada con sus discos y directos, sorry babies!!!

Pasemos a Ghost, las ganas que tenía de ver a este combo venido del infierno eran tremendas. Como ya dije en el post que os dejé hace una semana, tenía ganas de comprobar si 'El Reverendo Manson" tenía ya sustituto o eran un ente diferente a nivel sónico y visual. Bien, os confieso que sentí esto segundo desde el mismo momento en el que 'Papa Emeritus' hizo acto de presencia  bendiciendo a todos y cada uno de los 'nameless ghouls'. Su puesta en escena es todo lo contrario que la de Mastodon y su imagen puede restarle crédito a su música pero, nada más lejos de la realidad, su concierto fue el que más me impactó y gustó por detrás de Metallica y su disco "Opus Eponymus" en directo gana mucho más en pegada. Sonaron muy contundentes y comprobé que no hace falta 'comerle la polla a tu bajista' (como hizo Manson en su momento) para llamar la atención porque con la puesta en escena minimalista y los contenidos gestos de Papa Emeritus es más que suficiente para meterte en su pesadilla insana y diabólica sin necesitar nada más. La banda sonó clarísma y la instrumental (ahora mismo no recuerdo su nombre) con un Papa en estado de letargo y sin percibir el más mínimo movimiento por su parte fue un puntazo genial con los 'nameless ghouls' expandiendo el pecado sonoro.



Corriendo rapidamente al escenario 1, ¡era el turno de Slayer!. Nunca había visto a la banda de Kerry King y por fin he rellenado esta gran laguna en directo. Su grandísimo "World Painted Blood" y sus incendiarios directos siempre son una apuesta segura y ahora me pregunto 'a toro pasado' porque no he remediado esto antes.

Me vuelve ha asaltar de nuevo la decepción de Machine Head porque si Rob Flynn se quedó al día siguiente, tuvo que sentir auténtica vergüenza de lo que ofreció en directo viendo lo que ofrecían Metallica y Slayer encima del escenario principal. Lo de Slayer no se centró, ni mucho menos en "World..." su último disco es del 2009 y, a pesar de que ya están preparando el siguiente, centraron su 'setlist' en el mejor y más infernal 'greatest hits' que la banda podía exprimir para el poco tiempo del que disponían. Me gustaron mucho "Psychopatic Red", "Mandatory Suicide" y, por supuestísimo, "Raining Blood" y "Angel Of Death". La verdad es que este concierto fue en el más adrenalítico de todos y disfruté como un cosaco con semejante ametrallamiento sónico. El desparrame fue total sumándose a la fiesta una 'panda' alocada y rockera de polacos (y polacas) que hicieron más bestial el pogo que se formó en la barra más cercana al escenario. A destacar la ausencia de Jeff Haneman que sigue todavía convalenciente siendo sustituido por el guitarra de Exodus. Slayer lo siguen teniendo...¡Y que les dure!!

Y por fin, muchos pupilos estáis esperando este momento y hemos llegado al final del viaje con los cuatro jinetes de San Francisco. Para vuestra información, mi desconexión con Metallica (y mi odio) ha sido mucho en todos estos años. Llevo en mi Mp4 el "Lulu" desde que apareció y no he pasado jamás (lo digo muy en serio) de la segunda canción esperando un momento adecuado que no llega nunca (y no llegará seguro). Por todo esto y mucho más que ya habréis intuido, Metallica no eran mi 'plato fuerte' para este festival pues Soundgarden, Kyuss, Mastodon y Ghost fueron los que me hicieron emigrar a Getafe pero el "Black Album" es el "Black Album" y escuchar canciones que nunca habíamos oido en directo tenía su morbillo.

Y bien, no podía estar más equivocado porque la mayor 'tapada de boca' me la dieron 'los hombres de negro'. No había visto nunca en directo su 'intro' "The Ecstasy Of Gold" de "El Bueno, el Feo y el Malo" y la verdad es que emociona, pero lo que vino después fue un no parar de emociones encontradas teniendo delante a una banda con unas ganas tremendas de darlo todo a su audiéncia que los ama. Mastodon deberían de aprender muy mucho de James Hetfield & Cia porque Metallica se metió en el bolsillo a todo un Sonisphere desde la primera nota de "Hit The Lights" continuando con un durísimo y carismático "Master Of Puppets". La crudeza y los ritmos cortantes de "The Shorstest Straw" prepararon el terreno para el clásico entre los clásicos "For Whom The Bell Tolls" que me sigue volviendo loquísimo para acabar con el discretísimo "Hell And Back". A partir de aquí "Black Album" al revés, o del revés, como ustedes gusten pero este quinto disco de Metallica suena fresquísimo en pleno siglo XXI y parece que una cápsula en el tiempo nos teletransportó a 1991 (en mi caso 1992). James Hetfield estuvo espabiladísimo e indestructible, el mejor 'frontman' del metal y uno de los mejores del rock'n'roll, Kirk Hammet me convenció (y mucho) después de una época en la que lo veía como una marioneta de Hetfield & Ulrich, y más me convenció Lars ya que estaba convencido de que había perdido toda su pegada y su credibilidad en directo con 'salidas de tono' de todo tipo. Aquí no fue así, ya no tiene su larga cabellera y su cinta de tenis en la frente pero estuvo muy cerca de sus mejores momentos en su época dorada y me hizo olvidar las 'cagadas sin fin' a las que este hombre nos tiene acostumbrados desde hace más de una década. El caso de Trujillo fue complicado para mí, yo amo a este hombre con Suicidal y con Infectious pero con Metallica nunca me acabó de convencer y menos en esta gira tan especial en la que la sombra de Jason Newsted esta, obligatoriamente, tan presente. Donde más lo noté fue en los coros, ¡Metallica hoy en día no tiene buenos coros!. Newsted siempre hizo una labor encomiable doblando a Hetfield (incluso sustituyéndole) pero Trujillo no le llega ni a los tobillos. Cumplió a la perfección, esta clarísimo, tuvo mucha entrega y sudo su eterna camiseta de basket pero, no lo pude remediar, heché mucho de menos a Jason.

De lo que vino tras el 'album negro' no se puede tener la más mínima queja, o sí, porque los lasers de "One" no me gustaron nada y taparon por completo la ejecución e interpretación de los de San Francisco. Tanta parafernalia sobraba en mi opinión, menos mal que "Seek And Destroy" arregló rapidamente esta confusión cibernética y nos dejó extasiados y orgásmicos con el conciertazo que se marcaron. LOS ADORO, HE VUELTO A CONFIAR EN METALLICA, AMO A METALLICA...aunque tan sólo sea en directo, a día de hoy siguen sin tener rivales en un escenario, es un hecho.

10 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Bueno, Slayer sin ser una de mis bandas favoritas, tienen un directo que es sencillamente demoledor. Sales con el cuello hecho cisco, la verdad. Y Metallica... Es que no puedo con ellos. Y eso de que tienen un buen directo, lo tiene sobre todo James, en muchos he visto a Hammett haciendo una mierda y a Ulrich entrando tarde. Lo del Black Album es otra estratagema más para tapar la vergüenza que son desde hace muchos años. No obstante, me alegro de que los disfrutaras. ¡Un abrazo tío!

Beatles dijo...

Gran concierto,sin duda,el de Metallica.Se han puesto el listón muy alto.

Por mi parte decir que también desentonaba un poco con la indumentaria general.Pantalones verdes y camiseta negra,como no, de los Beatles.xDD.

Un abrazo.

Möbius el Crononauta dijo...

No vi a Mastodon, pero coincido en cuanto a Slayer y Metallica. Ojalá los de Frisco sigan por ese camino.

saludos

PUPILO DILATADO dijo...

Alex P. - EL de Slayer fue un concierto loquísimo, amigo!! En cuanto a los de San Francisco, te aseguro que me cagaba en ellos hasta "LULU" pero viendo lo que ví tengo razones más que suficientes para volver a amarlos...aunque sea en directo!!! Fueron un máquina sin fisuras que hicieron arder Sonisphere...¡y sudando la camiseta!!!

PUPILO DILATADO dijo...

Beatles - ¿Pantalones verdes? ¡Qué puntazo!! Supongo que lo hiciste en homenaje a 'Apple', jajaja!

Hetfield & Cia fueron una puta apisonadora y los temas menos conocidos de "Black Album" sonaron a gloria.

PUPILO DILATADO dijo...

Möbius el Croconauta - Sinceramente lo dudo, el "European Black Album Tour" llegará a su final y Metallica tendrán que defender su carrera de nuevo. ME han complacido, eso es cierto, pero no espero demasiado de ellos en estudio.

Mastodon estuvieron muy, muy bien, pero es que lo de Slayer y Metallica no tiene nombre!!!

Anónimo dijo...

Si alguien inventase la " cabina del tiempo para cuatro" no dudo ni por un instante que Metallica se tiraba de cabeza a ella para arreglar todo lo que vino precisamente después de su multimillonario y multitudinario trabajo...yo los ví en septiembre de 1988 y quiero morir teniendo "solo" esa experiencia Metallica... aunque si hubiese visto la del 2012 ni yo mismo sé que sensaciones me hubiese producido este combo que la cago a base de bien traicionando su maravillosa esencia.

RII (dedos,vengaaa)

PUPILO DILATADO dijo...

RII-DII - Pues supongo que muy parecida a la mía, no las tenía todas conmigo pero me ganaron a base de bien hace una semana. Lo de arreglar sus 'desaguisados', venga hombre!! ¿Crees que con un truño como "LULU" piensan que hicieron mal con los LOAD'S y St. ANGER's??? NO WAY!!!

Anónimo dijo...

claro...por eso tocan enterito tu último trabajo "potabilizador de la esencia Metallica".... ¿ a qué no tienen güevos a hacer lo mismo con el Load y siguientes...? lo saben, por supuestísimo que lo saben.

RII C3PO

PUPILO DILATADO dijo...

RII-DII -...Espera que llegue el 20º aniversario de los "Load" y "Reload" porque los verás haciendo una gira de los mismos. No me fio de ellos con respecto a sus movimientos, me fio en cuanto al placer que todavía siguen dando en directo.