GARBAGE, LA CRÍTICA DEL DISCO "NOT YOUR KIND OF PEOPLE": POR SU CAMINO Y A SU PUTA BOLA...

Llegó, por fin, una de las reseñas a las que más le tenía ganas. Los 'post' que cuelgo de Garbage nunca han tenido demasiado éxito en cuanto a comentarios y sí en cuanto a número de visitas, sin ir más lejos el último que colgué fue un exitazo. Y yo me pregunto, ¿Qué tienen garbage para que la gente que entra normalmente y la que entra por curiosidad o amor a esta banda no haga ni un mísero comentario?. Con los repetidos post que he colgado de ellos he llegado a la conclusión de que mucho bloguero o 'anónimo' tiene cierto miedo a la hora de mostrar su pasión/odio hacia la banda de Shirley. Da la impresión (gracias a las estadísticas) de que Garbage siguen llamando mucho la atención, les sigue mucha gente....¡pero en la sombra!!!. No entiendo, desde luego, esta postura aunque la respeto, cada uno es libre de comentar si quiere, pero me parece que uno 'no se queda en bragas' ni se le saca los colores si se manifiesta con una opinión, a pesar de que sean considerados un 'guilty pleasure' por muchos de los que entráis por aquí.

Desahogada esta inquietud, llega el momento de comentar su tan ansiado disco "Not Your Kind Of People" tras siete años de sequía y ostracismo obligado. Debo decir, desde el principio, que no me gusta tanto como "Bleed Like Me" por la sencilla razón de que es menos guitarrero, menos rock'n'roll. A mucha gente no le gustó "Bleed..." pero cañonazos tan claros y directos a la yugular como "Bad Boyfriend", "Sex Is Not The Enemy", "Boys Wanna Fight" o "Why Do You Love Me" tanto a mí como a mi mujer nos ganaron desde el principio.

Otro punto cuestionable y que se acusa al principio, con las primeras escuchas, es el poco equilibrio en el orden de las canciones, desde el tercer corte hasta el noveno no hay un tema explosivo que se vaya a convertir en un clásico. Es, por tanto, "Not Your Kind Of People" un disco en el que predominan los medios tiempos y el 'groove' bailongo con los obligados (pero más reducidos) cortes pegadizos y guitarreros a los que siempre nos tienen acostumbrados.



La banda, tras su particular guerra discográfica y su posterior recomposición, ha decidido ir a su aire grabando bajo su propio sello, "Stunt Volume", de gloriosa calavera como imagotipo y contando con Matt Chamberlain (primer batería de Pearl Jam) y Eric Avery (Jane's Addiction) colaborando esporádicamente aquí y allá.

En líneas generales, el disco cuesta entrar en un principio. El 'bache' (siempre entrecomillado) que sientes desde el corte '4' al corte '8' nos es que sea malo, ni mucho menos, pero para cuando el disco se anima de nuevo en el track '9' llega el final precipitado si tienes o has escuchado la edición normal con once cortes. Todo se esto se arregla con creces en la edición super-deluxe añadiendo cuatro canciones más que equilibran el album.

"Automatic Systematic Habit" abre excepcionalmente la nueva obra de Garbage. Una canción directa al grano, con unos teclados 'quasi' industriales y una melodía venenosamente pegadiza. Aquí tenemos a la Manson luchadora exorcizando sus demonios sentimentales encima de una instrumentación que hará las delicias en cualquier fiestón discotequero.



Me salto dos cortes y paso a hablar de ese conjunto de canciones (4-8) que van ganando considerablemente con las escuchas y que recuerdan muy mucho en su concepción y sonido a sus primeros tiempos. "Control" es el primero, un corte que recuerda horrores en su base rítmica a los Fatboy Slim de Kill Bill (secuencia de los coches con O-Ren Ishii) y que se vicia con esas armónicas teniendo a una ralentizada Shirley en su interpretación vocal. Le sigue "Not Your Kind Of People" dejando de un lado los 'loops' y las programaciones para adentrarse en un género que siempre gusto a la cantante, el 'bubblegum' 60's. Con una interpretación vocal más lánguida si cabe y con una voz filtrada que hace de este tema uno de los más atmosféricos y relajados. Me recuerda mucho a "Beautiful Garbage" y cuenta con la colaboración de las hijas de Steve Marker y Butch Vig en los coros dándole ese toque 'teen' con unas armonías vocales muy conseguidas. "Felt" es la combinación imposible de Smashing Pumpkins y Sonic Youth, un tema muy 'indy', el que más me recuerda a la época en la que Corgan mandaba musicalmente. La voz de Shirley sigue atmosférica, mostrando matices y dejando el nervio y la rabia en otro lugar.

"I Hate Love" sigue la línea de "Automatic..." en tanto en cuanto a programación y vocación rompe-pistas. Los ruiditos esta vez recuerdan al disco electrónico de N.I.N., "Year Zero", con una guitarra que nos retrotrae a más de un tema de su disco de debut. Shirley sigue vocalmente en 'hivernación', muy gélida ella. El corte '8' es el más sugerente y sensual de todo el album pero a la misma vez el más frío a nivel de sonido. Aquí la Manson da la impresión de que te esté rodeando susurrándote la canción al oído hasta que llega el estribillo en donde me la imagino mirándome fijamente a los ojos gimiéndole a un imaginario y 'vintage' micro. Nunca me han gustado demasiado las baladas de Garbage pero en este disco me están gustando mucho y este el caso más claro.


Y bien, dejamos las atmósferas y los 'loops' más envolventes para entrar en los temas más potentes y carismáticos, los que sí que van a formar parte de su repertorio presente y futuro. "Blood For Poppies" es el primer himno, el primer single del album teniendo todos los ingredientes bien condimentados para convertirse en un bombazo de canción 'a la Garbage', riff machacón y saturadísimo, 'loops' y ruidillos varios más saturados todavía y estribillo 100% efectivo, muy 80's, recordándome a mucho a Blondie, incluso a 'Bananarama' (!!!). Shirley escupe aquí su decepción con el mundo discográfico semi-rapeando y eso le da una frescura especial al tema.

Saltamos al siguiente tema significativo del album y segundo single, "Battle In Me", otro tema matador con una línea de bajo de lo más machacona por parte de Eric Avery y un sonido epatador de multitudes. ¡¡Este tema engancha pupilos!!!. La Manson liricamente nos demuestra, como ella sólo sabe hacer, sus batallas emocionales con parejas, amistades y 'socios varios'. El 'crescendo' instrumental es increible explotando el tema en el mismo momento en el que finaliza. Tema cañón!.

Y si de temas-cañón hablamos, le sigue "Man On A Wire", el track con la actitud más punkarra y desenfrenada del disco que bien podría estar contenido en el "With Teeth" de Reznor con esas guitarras tan industriales. Garbage vuelven a la carga exorcizando sus decepciones y baches en una industria (musical) que nunca les vió como un producto estable y a largo plazo. Ellos han demostrado lo contrario. Me gustan mucho esos agudos histéricos de Shirley que dotan al tema de un nervio más desgarrador.

"Beloved Freak" tranquiliza la locura, con un tema relajado. No me gusta como final del disco en la edición normal, es demasiado olvidable, una canción que bien podría servir de 'nana' para dormir a mi hija y unos pianos muy Trent Reznor (sí, otra vez!)

"The One" es el primer tema de la edición super-deluxe, el que sería track 12 del disco, y arregla las cosas considerablemente. Es el tema más industrial y potente de "Not Your Kind..." contando con una batería atronadora y saturada y un atmósfera tecno-hardcore que incita al desenfreno en concierto.

Los tres temas que nos quedan no son gran cosa, no aportan nada nuevo y destacable al producto final. "What Girls Are Made Of" tiene una guitarrita muy Robert Smith que se entrecruza y mezcla con las sonoridades electrónicas de "Year Zero", "Bright Tonight" es el tema más luminoso del disco junto a "Big Bright World", aunque "Bright.." en su versión más acústica y 'bubblegum'. A destacar la gravedad de la voz de la cantante y ese punteo 'poppie', poco más. Por último "Show Me", con un riff  'marca de la casa' y una batería potentísima que explotan tras los susurrantes fraseados de la Manson. Un tema sugerente y hasta obsesivo en algún momento pero que no está a la altura de los cuatro bombazos que tiene el disco.

¿Es "Not Your Kind Of People" un disco irregular?, yo diría rotundamente sí en su versión 'normal', no tanto en la super-deluxe, pero hay que darle escuchas, es un disco que se va desnudando y descubriendo a medida que le vas quitando prendas. Como ya dije al principio, me parece inferior a "Bleed Like Me" porque los Garbage cañeros son los que me roban el alma (y a mi pareja todavía más!), pero hay que reconocerles el hecho de estar haciendo algo honesto esta vez sin ninguna presión discográfica. Ellos vuelven a divertirse, se nota, siempre fueron colegas antes que 'compañeros de trabajo' y Manson, Vig, Erickson y Marker han vuelto para quedarse.

Y dicho todo esto...ahora, ¿A ver quién se atreve?...

10 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Tendré que escucharme el disco. Yo digo sin rubor que a mí Garbage me gusta. No tiene nada de malo, peor sería que te gustara El Canto del Loco, ¿no? ¡Un abrazo!

Johnny dijo...

Esa pregunta que planteas yo también lo percibo con un buen puñado de grupos o artistas. Creo que Garbage no goza de mucho aprecio entre bastantes sectores del rock, entre otras cosas por el uso de teclados y por estar más asociado a un terreno indie-pop (por etiquetarlo de alguna forma).

El primer tema suena de escándalo y el moño de la Manson me produce morbo. Tengo ganas de oirlo bien, y verificar especialmente esa combinación imposible de Smashing Pumpkins y Sonic Youth en "Felt". Un abrazo.

PUPILO DILATADO dijo...

Alex P. - Pues claro que no tiene nada de malo, pero no te quepa la menor duda de que hay ciertas reticencias a reconocer que te gusta tal o cual grupo porque tu integridad se tambalearía peligrosamente...¡A mí Madonna me encanta!!! Y no por ello voy a perder ningún 'status' ni a dejar de escuchar los discos más guarros de Turbonegro. Como ves, se cumple lo que vaticiné en el primer parrafo...

PUPILO DILATADO dijo...

Johnny - Lo del 'morbo' está asegurado porque en todas y cada una de las actuaciones que he colgado, la Manson se descuelga con unos 'recogidos' muy chulos.

Bien es cierto que Garbage nacieron en una escena y en un momento muy 'indie' pero siempre tuvieron CANCIONES y SONIDO que les desmarcaron claramente de las demás gracias a su contundencia sónica y conciertos muy potentes.

POr todo ello, sigo sin entender qué es lo que hay que 'ocultar' para con la banda de Butch VIg.

OHR dijo...

Bueno, estoy bastante de acuerdo con tu artículo. Tengo que reconocer que no han cubierto todas mis expectativas después de siete años de ausencia, esperaba que me dieran ganas de llorar de emoción en cada canción que escuchara, y eso sólo ha ocurrido en los cortes que has calificado como más cañeros. Quizá esperaba que esa lucha por sobrevivir en el mundo musical y personal de Shirley se transformara en un sónido aún más especial, con fuerza y rabia pero ha sido lo contrario, parece que han madurado demasiado y han criticado desde la serenidad que tampoco es malo. Lo cierto es que escuchando varias veces el disco, empiezas a saborear el nuevo punto de Garbage y degustar su personalidad, no renuncio a ellos me siguen haciendo vibrar!!! ( y no por los encantos de Shirly pues me gustan los hombres como bien sabes PUPILO

PUPILO DILATADO dijo...

Esperaba tu comment desde hace días 'mon amoir', ¡te has hecho de rogar!.

Coincidimos en muchos aspectos pero no se por qué me da que me está gustando más a mí que a tí, je, je, je. Comprendo que esperases algo más desgarrado y cañero, yo también lo esperaba tras su potente "Bleed Like Me", pero he asimilado sus medios tiempos mejor que nunca y tan sólo me sobra una balada. Eso sí, la próxima vez que dediquen más tiempo a equilibrar mejor el 'tracklisting', en este disco les ha hecho un flaco favor.

Un Beso Azucarado.

Anónimo dijo...

A mi el disco me gusto mucho, tenia susto de que la banda me defraudara despues de tanto tiempo, pero fue todo lo contrario, la he re-encontrado y me siento feliz de su regreso, me encantan TODAS las canciones...



Lo que he notado es que a los que les gusta el album del 2005, no les ha gustado este album, a mi me encantaron sus dos primeros album, tal vez sea por eso.

Anónimo dijo...

Me gusto eso de escucharlo como ir sacando prendas, al principio el disco no me gusto, hoy despues de varias escuchas digo que es el mejor disco de Garbage. Es distinto a los anteriores pero lo siento mas honest. Saludos!

Horacio dijo...

Es un excelente disco.. Valio la pena la espera.

Mike chaires dijo...

Pues a mi parecer es un buen disco con toda la seña de identidad garbage eso si requiere de varias escuchas para encontrarle el punto al disco, pero si esta bueno espero que sigan haciendo musica pues me gustan y mucho.pd. el bleed like me tambien rifa.