LO QUE ME SOBRA DE SONISPHERE '12...¡JODIDOS LIMP BIZKIT!!

 El Chandal-Nu-metal tuvo un momento muy determinado en mi vida, bandas como Deftones, System Of A Down, Slipknot, Coal Chamber, Korn y Limp Bizkit tuvieron un espacio muy específico y terminaron por finiquitar el post/seudo/grunge que todavía quedaba. Discos tan frescos, directos y potentes como los debuts de Korn y el de System Of A Down y la primera trilogía de discos de Limp Bizkit inyectaron fuerza y un sonido muy identificable y distinto a lo que estabamos acostumbrados a escuchar con unos Pantera en horas bajas, Sepultura descafeinados sin Max Cavalera y Machine head empezando a dar señales de irregularidad y falta de ideas propias.

Fui a varios Festimad's, sí, todavía recuerdo aquel primero en el Parque del Soto de Móstoles en donde Rage Against The Machine, Rancid y Smashing Pumpkins nos volaron la cabeza y unos madrileños Psilicon Flesh tuvieron a bien ofrecer uno de los shows hispanos más potentes de aquella primera cita junto a Sex Museum y Pleasure Fuckers. Un primera experiencia increible si exceptuamos el aburrimiento interminable de Jesus & Mary Chain y lo flojísimos que estuvieronTerrorvision.

Mas tarde repetí de nuevo en el '99 para cuando el "Powertrip" azotaba tímida y fugazmente la industria y nos arrollaba en directo y "Total 13" se convertía en uno de los discos referencia del movimiento 'high energy' de la mano de unos adrenalíticos Backyard Babies en aquel Festimad '99. Dos bandas en su momento, dos bandas que lo dieron todo y más en aquel Festimad de Metallica y The Black Crowes defendiendo estadios muy discutibles para las carreras de ambas bandas. Con Ministry fue un desfase sónico que destrozó por un tiempo mi capacidad auditiva además de poder apreciar la ansiada propuesta de Josh Homme con unos primerizos Queens Of The Stone Age y que no fue más allá de oler a Kyuss y poco más debido al aburrimiento escénico de Josh. El Nu-Metal todavía no había hecho acto de presencia en el Parque del Soto...

...pero llegó el 2001 y el Adidas-Metal, los rapeados y berridos asesinos y los virulentos riffs con los típicos calma/tormenta reinaron ya por todo lo alto en Festimad '01...o eso pareció en un principio...

Bandas en un grandísimo momento como Manic Street Preachers, Biohazard y Backyard Babies junto a formaciones emergentes como Muse y Feeder se colaban en un cartel en el que la brutalidad Nu-Metalera era la gran protagonista con Slipknot y Limp Bizkit como grandes reclamos. Grupos como Amén, Guano Apes, Mudvayne, ambas con influencias muy distintas, se dejaron querer muy mucho por el 'sonido' que crearon Korn. 

Y bien, en líneas generales, me pareció el más flojo de los que acudí, si hablamos de bandas internacionales; con Slipknot nunca conecté demasiado, Mudvayne no me dijeron absolutamente nada, Amen me pareció una caos en todos los sentidos, Backyard Babies habían perdido pegada y actitud 'sleazy' y tan sólo flipé con la aplastante propuesta de Muse, la suciedad garajera de Zen Guerrilla y la honestidad y la actitud de Biohazard...por no citar los grandes shows nacionales con Sôber, Bummer, Rip KC y Mermaid, entre otros.

Me dejo a Limp Bizkit para el final, claro que sí, son los protagonistas de este post al fin y al cabo. Todo el mundo ya conoce el desplante en el último segundo que la banda le hizo a la organización y, por extensión, a todo el mundo que estuvimos allí. No voy a explayarme en detalles, simplemente a los de Fred Durst 'no les salió de la polla' salir a actuar alegando que las vallas no cumplían con la distancia de seguridad y...¡obligando a todo un escenario principal a que su actuación fuese la única que se celebrase allí!! (!!!). Excusas que se cimentaban en parte por el varapalo sufrido en el Bid Day Out de Sidney meses antes con los altercados violentos que acabaron con la muerte de una chica (Jessica) pero que no fueron suficientemente creibles para que uno de los cabezas de cartel (y que más expectación estaban creando) se cayeran simplemente porque sí cuando todo el mundo tomaba ya posiciones para verlos. La organización hizo lo que pudo tentando (de nuevo) a Biohazard como sustitutos y ofreciendo un descuento generoso para el Festimad del año siguiente, el público dió ejemplo, Fred Durst NO.  Como no podía ser de otra manera los de Evan Seinfield lo dieron todo de nuevo supliendo 'la gran ausencia' y Zen Guerrilla ofreció un show arrollador y psicótico pero que no era para la gente de los chandas talla XXXL.

 Me gustan los tres primeros discos de Durst y Borlan, creo que sacaban la rabia adolescente de una época y la rebeldía que todo 'teenager' lleva dentro, tenían un sonido acojonante, unas canciones con mucho gancho y un directo matador, eran polémicos a pesar de que muchos 'piques' eran pura pose y teatro pero la fama les empezó a comer terreno, el bocazas de Durst no supo encajar racionalmente su status de 'guru' de adolescentes y si ya su 'ego' era considerable, tras la explosión de "Significant Other" y su tema-bandera "Nookie", su ombliguismo se disparó hasta límites insospechados y ridículos. El desplante de Festimad me jodió y nos jodió, tenía muchísimas ganas de sentir la energía que en su día me transmitió el show de Rage Against The Machine, tenía muchas ganas de disfrutar de una masa enloquecida y eso no ocurrió. La furia que sentía me sorprendía porque también había ido a Móstoles ha disfrutar de otras bandas pero todo el mundo se comportó excepcionalmente (¡Qué remedio!) pero los castigué al ostracismo estando todos estos años sin escucharlos hasta que los he retomado (sus primeras obras) con su sorpresiva participación en el Sonisphere '12. No espero nada de ellos, no espero nada de sus discos ni de sus shows, me sobran aquí ¡joder! pero bueno, descansaré placidamente tomando sitio para Soundgarden...

Os dejaré dos de sus live's más polémicos, uno fue el de Woodstock '99 con una brutalidad absoluta por parte del público sucediéndose vejaciones, incluso violaciones en toda regla para cuando "Nookie" fue interpretada.



Este segundo pertenece al desgraciado evento del australiano Big Day Out celebrado en Sidney, aquí murió una persona, aquí se dejó los huesos una chica (y pudieron ser muchos más) por culpa del incontrolable éxito que se les escapó muy mucho a la banda de Florida.




6 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Es un auténtico gilipollas. Pero el mundo necesita idiotas de pata negra como Fred Durst. A decir verdad, sus tres primeros discos me parecen dinamita pura, pero sí es cierto que fueron una moda que duró cuatro años. Ni siquiera Gold Cobra me ha dicho nada. Hay bandas que separadas están bien, Limp Bizkit son una de ellas.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Fred Durst se creyó que era Axl Rose. Y si ni siquiera Axl Rose podía creerse Axl Rose cuando se le fue la pinza del todo, pues Fred Durst, menos. Yo les recuerdo con cariño porque allá por 2002-2003, que yo tenía cosa de trece años sonaban sin parar 'Rollin' o 'My Way' entre otras y, las cosas como son, es chunda-chunda, pero tenían un gancho tremendo aquellos hits. Son grupos que duran lo que duran, como se vio. Al menos se lo pasaron bien al principio y a unos cuantos nos enseñaron lo que era hacer ruido.

PUPILO DILATADO dijo...

Alex P. - Lo de 'el mundo necesita idiotas de pata negra' lo has clavado al referirte a este bocazas. En cuanto a lo de que fueron una moda, ahora más que nunca me doy cuenta de que sus tres primeros discos, a pesar de tener muy buenos riffs y canciones con mucho gancho no dejan de repetirse una y otra vez en su estructura. No me extraña que se agotase 'la gallina de los huevos de oro'.

PUPILO DILATADO dijo...

Aitor - Bueno, Aitor, a pesar de que me quedaba algunos para la treintena, habrás comprobado que también tenía ganas de votar a saco en aquel concierto que no se produjo. Básicamente, mi odio hacia Limp Bizkit viene de aquella putada y que luego se cimentó con las 'patochadas' varias que Durst ofreció dia sí, día también.

Möbius el Crononauta dijo...

De acuerdo contigo, aunque también es verdad que el chandal metal nunca fue para mí.

saludos

PUPILO DILATADO dijo...

Möbius - Ni para mí, desde luego, tuvo un momento muy preciso (como ya digo en la primera línea del post)y disfruté de algunos discos pero siempre volvia al rock'n'roll gracias a que el 'high energy' vivía un momento muy dulce.

Olvidé muy pronto, la verdad, hasta ahora mismo si te soy sincero.