CONCIERTOS!!!: BACKYARD BABIES + CAPITAN BOOSTER + JOLLY JOKER PONIENDO EN EL MAPA DE NUEVO A LA CIUDAD DEL TURIA!!!

Hacía mucho, mucho tiempo que no hacía un viaje desde mis 'dominios dilatados' a Valencia tan nerviosito y excitado. El triple cartel que íbamos a presenciar los asistentes a la valenciana Sala Repvblicca era de auténtico escándalo, casi impensable en una ciudad en la que, desgraciadamente, no se quiere entrar en los circuitos ni en las quinielas para traer a las grandes estrellas del Rock & Roll.

Los suecos Backyard Babies estuvieron hace casi veinte años en la misma sala, presentaban su increible Making Enemies Is God y, si bien no me volaron la cabeza como en aquel bolo del Festimad '99 presentando Total 13, fue un conciertazo sabiéndose ya estrellas absolutas del High Energy Rock'N'Roll de rebabas punk'n'sleazy. Pero, almenos para un servidor, parte de esos nervios al volante de los que os hablaba se dedicaban también en exclusiva a las espectaculares bandas locales/anfitrionas que iban a telonear a Dregen & Cia, los irresistibles Capitan Booster, el reciente nuevo proyecto nacido de Izzra y Alex, ex-Uzzhuaïa con Rafa Roll (Mafarka), Rafa Bonet (Babylon Rockets) y Alex Manza (Lullaby) y los intratables cockrockers de Jolly Joker a los que ni hace falta presentar. ¿Se puede pedir más teniendo a dos de las mejores bandas del panorama valenciano teloneando a los gigantes de Estocolmo?...Es obvio que no.

Llegados a la sala, tengo que agradecer las facilidades que me pusieron en la entrada para facilitarme la entrada. No puedo empezar la crónica de la velada sin contar la batallita de turno, antes de entrar reconozco a Rubén, Dai y Jose L., oséase, la formación entera de otra banda de reciente formación y que me vuelven loco, los 13 Millas. He de agradecerles también su cercanía y humildad, hablamos de muchas cosas buenas pero también de las malas (musicalmente hablando, se entiende) y pasé con ellos varios momentos cojonudos debatiendo sobre la banda y sobre esa Valencia rockera que no acaba de despertarse de nuevo para el Rock en pleno S. XXI. Entrados ya en sala, aquello era como una pequeña familia, en el 'merchan' se encontraban parte de los Boosters y Jolly Joker (vendiendo su flamante nueva t-shirt), joder!, coño!, humildad y saludos varios sin divismos, currantes de la música y de su arte en busca de la oportunidad nacional y también internacional que bien merecen ambas bandas de 'la terreta'. Batallitas aparte, llega la hora de la crónica. ¡¡¡Salta en busca del rock'n'roll más excitante y con pelotas que ha parido madre!!!...

Momento de Capitan Booster. Por desgracia, su sonido no fue el mejor de la noche (muy a su pesar, claro está), la voz y esos maravillosos coros y armonías vocales de los que hacen gala en su E.P. costaba horrores percibirlos, aún así, se dejaron la piel a sabiendas de que tenían una oportunidad de Oro para promocionarse y dejar bien a las claras que este proyecto va a por todas con una banda que suena ya en bloque con una compenetración a prueba de bombas. Ese comienzo aplastante con "Tacones y Carmín" fue la mecha que encendió "Mátame" para pasar por su obligado "Uno de los Nuestros" y volver otra vez a ese 6 Puñaladas de E.P. de las que yo me quedaría claramente con su 'instant classic', "Hierve La Sagre", con todo el personal asistente desprendiendo nervio y adoración absoluta, "6 Puñaladas" con esa crudeza en la interpretación por parte de Rafa Roll y "San Francisco" con un estribillo absolutamente epatador y certero. Además de ofrecernos un tema nuevo que pinta de categoría para su próximo E.P., cerraron con su 'grand finale', el hímnico y sucísimo "Age Of Pamparious" de Turbonegro que casi nos hace olvidar esos problemas técnicos ajenos a los Boosters.

Llega la hora de presenciar los movimientos escénicos y tracklist imbatible de, quizás, la banda maś en forma del rock'n'roll valenciano, os hablo de los Jolly Joker de Lane Lazy, Yannick, Luke y Alex. El sentido del espectáculo que tiene el combo sleazy rocker es brutal, desgranaron uno por uno sus himnos, tanto los de su impresionante  debut de los que yo destacaría zambombazos angelinos como "Sucker" o "Fuck It All" atacados con furia y chulería a partes iguales, además de los más recientes de su segundo disco convertidos en himnos para subyugar a las masas como "Rockin' In Stereo", "No Way Out", mi siempre favorito "Hey You" y, cómo no, el powerpopero "Full Of Beans" que sigue siendo uno de sus platos fuertes para tenernos comiendo de su mano desde el primer segundo que entra ese riff tan Cheap Trick. La banda está en un estado de forma escandaloso, Lane tiene el carisma de los mejores cockrockers 80's, Yannick sigue demostrando su amor por el espectáculo 'a la KISS' y su adoración por Paul Stanley, Luke, el más serio y concentrado, no deja de ser un elemento indispensable con ese bajo tan musculoso y presente y, WOW!, un aporrea-parches como Alex que es el mejor fichaje que podían haber hecho, un tipo joven y hambriento de espectáculo que me recuerda clarisimamente tanto a Tommy Lee como a Steven Adler por su manera de baquetear y que te hipnotiza con su pegada y sus expresiones de estrella del rock'n'roll como si en un puto estadio y ante las masas estuviese tocando. En aquel momento pensé lo difícil que se lo habían puesto a las estrellas de la noche...

Pero los Backyard Babies no habían venido tan sólo a cumplir, sabían perfectamente lo que habían gustado hace casi dos décadas y atacaron un setlist inteligente, como si de un 'greatest hits' se tratase. La banda entera comenzó con una furia y un empuje descomunal, y eso el público se dió perfecta cuenta generándose mucha excitación en las primeras filas al disfrutar a pocos metros de temazos como su inicial "Th1rt3en Or Nothing" o el pegadizo "Disfunctional Professional". Obviamente, el cuarteto sueco ya no presentaba su último trabajo (que a un servidor sigue sin convencerme del todo) descargando tan sólo el citado "Th1rt3en...", mi favorito "I'm On My Way To Save Your Rock'N'Roll" que sonó a gloria Action Punk'N'Roll y "Wasted Years" mostrando la faceta más Social Distortion de la banda. El grueso del pelotón se lo llevaron, como era de esperar, el Total 13 y Making Enemies Is God, contando el primero con tres pepinazos jodidamente demoledores como "Highlights", un explosivo "Bombed (Out Of My Mind)" que me volvió loco y el obligado "Look At You" que fue el excesivo y perfecto fin de fiesta. Con respecto a Making Enemies... un regalazo para los oídos y la vista comprobar cómo afrontan "Brand New Hate" y "Star War" y ponerte a bailar como un cosaco con su "Heaven 2.9" y sentir el más oscuro "Painkiller". De lo demás, clásicos de sus discos posteriores hasta el último con un Dregen empecinadamente entregado como siempre en él es habitual, un Nicke Borg como perfecto frontman (aunque se le echase en falta un poco más de nervio), el simpático 'pasota' de Johan Blomqvist con su pinta eterna de quinto Ramone y el incansable a la par que siempre cercano y entrañable Peder Carlsson con el que siempre flipo y me atonto al verle baquetear de esa forma tan explosiva y salvaje. En definitiva, no esperaba demasiado de los B.B. (secuelas de mi opinión sobre su último álbum, seguro...) pero dejaron claro que están a otro nivel, que son estrellas absolutas en lo suyo y que ofrecieron un muy buen concierto en Repvblicca que quedará para el recuerdo y que espero que sirva como punta de lanza para que las instituciones en esta ciudad tomen buena cuenta de lo que tira el Hard Rock y el Rock'N'Roll por aquí.

2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

buena noche por lo que leo y productiva. No andais mal de bandas por tus tierras no tre quejes jjjj

PUPILO DILATADO dijo...

Bernardo - De las bandas no nos quejaremos, no, pero de la escasa promoción y falta de intenciones para traer a los grandes sí que hay en Valencia, esperemos que con este bolo y otros que están por venir despierten a una ciudad que se olvida del rock a gran escala.

Con respecto a la velada, pues ya ves, las tres bandas lo dieron todo a pesar de esos problemas de sonido iniciales.