PEARL JAM "PJ 20", LA CONFIRMACIÓN VISUAL DE SU 'STATUS CLÁSICO'.

Pues sí, el 'status' de clásicos en vida es lo que se han ganado, al menos por mi parte, al visionar el tan esperado documental sobre la carrera de esta banda. El tiempo ya ha pasado y todo el mundo (o casi todo) ha podido hablar largo y tendido de este 'rockumentary'. Cameron Crowe ha hecho un trabajo importante, ellos han podido hacer una gira de aniversario por todo lo alto y el recuerdo y la nostalgia se ha apoderado de todos nosotros.

A pesar de que el documental tiene algunos momentos tediosos y otros en los que se pasa de puntillas sobre aspectos más que 'oscuros' de la banda, el resultado general se disfruta plenamente. He de reconocer que nunca seguí a esta banda con la misma locura que a Soundgarden, Nirvana y a Alice In Chains, quizás por no ser tan punks o tan metálicos como los anteriores mencionados, quizás por estar en boca de todos, pero estaba al corriente de todos sus movimientos y me emocionaron muchísimo hasta "Vitalogy", pero su etapa post-Neil Young me empezó a aburrir y la expontaneidad desapareció de la noche a la mañana cayendo en el olvido tras "No Code".

Con el disco titulado como la propia banda (el disco de la frutita dichosa) volvieron a coger impulso y garra rockera y para mí fue uno de los discos de aquel 2006 que confirmaron más o menos con "Backspacer" (2009) que no me gustó tanto pero tenía algunos temas cojonudos. Mi último acercamiento (y nunca mejor dicho) fue cuando les ví por primera y única vez en el BBk Live 2010 de Bilbao dejándome con la boca abierta y sorprendiéndome porque no esperaba un concierto tan enorme como el que mis ojos presenciaron.

Por todo esto, quería seguir con interés y dedicación lo que los de Vedder & Cia querían contarnos en el 20º aniversario de su gestación y...vaya! el viaje ha sido gratamente satifactorio aunque no haya llegado a un estado orgásmico pleno al decaer la atención llegando a su etapa más dinosáurica y aburrida para este servidor y obviar y pasar de refilón por cosas que deberían haber estado y no les han dado su merecido sitio aquí.

Estaba seguro de que la gestación de la banda en los básicos Mother Love Bone con unas imágenes más que impactantes de Andrew Wood y la tragedia que ello supuso serían un 'punto caliente' e imprescindible en "PJ 20". Y así ha sido, con la perfecta historia de aquellos Temple Of The Dog impregnados de dolor pero renacidos para homenajear al caído con la imprescindible incursión de Chris Cornell que les hizo de antesala perfecta para que 'Mucky Blaylock' se convirtiesen en Pearl jam y Eddie Vedder se cristalizase en el icono musical y generacional en el que se convirtió. La escena en directo con el jugueteo/lucha de los dos cantantes es más que emocionante.

A partir de aquí todo se alteró, el supuesto movimiento 'grunge' con Nirvana a la cabeza, el pelotazo musical y mediático que supuso "Ten", la vorágine de conciertos, su inigualable "Unplugged", la idiosincrasia de la ciudad de Seattle y su escena y el estar en boca de todos y a toda hora supuso un desgaste mayúsculo del que sólo se pasa por encima su relación con Layne Staley y Jerry Cantrell que era mucho más cercana de la que se muestra en estas imágenes. Uno de los mejores momentos de aquella época para mí fue el excesivo y alcoholizado "State Of Love & Trust" en la fiesta de presentación de "Singles" en el '92. Aquí os lo dejo.




Tras todo este cúmulo de sensaciones extremas, pero también nostálgicas, de aquella explosión, se suceden momentos muy buenos, momentos menos buenos y situaciones que se hubiesen podido eliminar por otras menos, digamos, 'correctas' y que hubiesen cerrado el círculo como es debido.

La situación y el litigio contra Ticketmaster eran muy desconocidos para mí, ha sido una declaración de intenciones aquella actitud que les acarreó verdaderos problemas y que derivó en la primera crisis grave de la banda tras aquella 'gira Ticketmaster' y de la que salieron realmente tocados por el boicot que sufrieron y porque muy poca gente les apoyó.

Los problemas de los excesos y las adicciones varias de varios de sus componentes están aquí 'colgados con pinzas' y se entiende hasta cierto punto cuando hasta el mismísmo Mike McCready (y no fué el único) generaba verdaderos problemas a la hora de subirse a un escenario y estuvo muchas veces a punto de abandonar el barco. Otra de las cosas que se quedan tan sólo en la superficie es el problema de los baterias que despachan con una coña muy cutre enfocándolo bajo un punto de vista cómico, muy 'Spinal Tap', con flashes de todos los desafortunados hasta que se quedan con Matt Cameron. Creo que Dave Abruzzese aquí hubiese tenido mucho que decir pero no se le ha dado su lugar, supongo que por no herir susceptibilidades en un aniversario como éste.



Por contra, una cosa que sí está bien enfocada es la época en la que Pearl Jam se quedan 'secos' tras "Binaural", y no sólo compositivamente sino también a la hora de epatar a las nuevas generaciones. La tragedia de Roskilde del 2000, el 10º aniversario de la banda tocando "Crown Of Thorns", las nuevas intenciones y la savia renovada en directo con los constantes cambios de repertorio son más que interesantes, a pesar de no llegar a superar los movimientos de sus inicios.

Pero lo que me sobra muy mucho son los 'recorridos en coche' de Gossard y la manía que se tiene ultimamente en los 'rocumentarys' de poner a la estrella en su casita, caso del citado Gossard y del propio Vedder o en una granja en medio de la América profunda, caso de Ament. Innecesarios a la hora de humanizar al icono musical porque, si con su música se convierte en un referente o en un personaje emblemático ¿Para qué mostrarlo enseñando tazas de café seco o enseñandonos cuadritos de sus ídolos o influencias?. Las estrellas siempre deberían esconder su cotidianidad para sí mismos y dejar al fan tranquilo soñando con la revolución que ellos mismos predicaron.

Puntos negativos debía de haberlos pero no quisiera acabar así ya que el final del film es una conmovedora interpretación de "Better Man" con un público entregadísimo cantando casi 'a capella' el comienzo y el estribillo de esta grandísima canción de "Vitalogy".

10 comentarios:

ÁNGEL dijo...

Lo vi hace unos días en Canal Plus y me pareció un documental más que decente.
Saludos.

Nortwinds dijo...

sabes,no se porque , con lo que me gusta esta banda, y sobre todo sus dos primeros discos, ando reacio a acercarme a ellos ultimamente, al final lo acabare viendo, pero siempre lo paso al final de la lista

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Opino más o menos como tú. No es que fuese un Behind the Music a lo Mötley Crüe, pero los episodios "oscuros" del grupo los pasan de largo y luego hay cosas que faltan, como hablar de Mad Season, que habría sido muy interesante. Es para fans... donde me incluyo. Pero para los que no lo sean se puede hacer un poco pesado, tiene algún altibajo pasada la mitad. Pero merece la pena verlo, claro que sí.

Bounty Hunter dijo...

Vi este Rockumental el dia antes de escribir en el post del directo de Cornell.
En general es un buen repaso de la trayectoria de la banda. Pero se queda en eso, en un repaso.
Lo que más me gustó fue el comienzo. Incidiendo en la creación de Mother Love Bone y la figura de Andrew Wood.
Y el tributo a este en Temple of The Dog.
Me encantó la figura del lider de Soundgarden como maestro para Vedder.
Sus comentarios són los más certeros.
De la mísma forma que usted ;P, solo conozco y me atrea la primera etapa de la banda. Que justamente es la que más importáncia tiene en el metraje.
Como bien se comenta, da la sensación de querer dejar los trapos sucios en un ricón y ensalzar la faceta combativa.
De todas formas, es un placer ver al Vedder más salvaje y desenfrenado haciendo de las suyas por los escenarios de todo el mundo.
PD:Le encuentro un extraño parecido entre las portadas de este documental y su banda sonora con el último recopilatorio de Julio Iglesias!!!

Ofersan dijo...

ESta claro que se habla de todo, los temas de adicciones todos los sabemos, yo mismo vi a un Mcready fuera de si en un show de Neil Young, cosa que agradezco, disfrute con su actitud!!! Los momentos de MLB son tremendos y los de las casas y pueblos tambien me sobran. saludos

PUPILO DILATADO dijo...

ÁNGEL - Pone a la banda en su sitio a la hora de ser un clásico, SON UN CLÁSICO...a pesar de haber necesitado dos horas más para mostrarnos toda su realidad.

PUPILO DILATADO dijo...

NOrty - Cuando te llegue el momento, no te quepa la menor duda de que lo disfrutarás. Entiendo tu postura porque a mí también me ha pasado, de hecho hasta que no sacaron la ed. especial de "TEN" y volví a ver aquel tremendísimo 'Unpluggued' les tenía olvidadísimos.

PUPILO DILATADO dijo...

Aitor - Toda la razón en lo que comentas, el rocumentary de Anvil no te exigía ser fan del 'trash' para disfrutarlo, era desternillante y dramático por momentos, sin embargo "PJ 20" aburre al que los desconoce o no le gustan a partir de la mitad del metraje. ¿Cómo se me puede haber olvidado la no-referencia a Mad Season? Esto todavía me jode más!!!

PUPILO DILATADO dijo...

Bounty Hunter - ¡Extraña coincidencia caballero!! Curioso detalle.

Estaba claro que el 'boom Pearl jam' iba a ocupar gran parte del documental y tenía muchas ganas de conocer ciertas cosas de la banda ya que, como sabes, no la seguí tanto como a Alice In Chains.

Lo de Cornell y su papel de gurú de Vedder fue sorprendente, la complicidad, el respeto, etc,...Un gran acierto mostrarlo aquí.

PUPILO DILATADO dijo...

Ofersan - JAJAJA!! te ha quedado muy bien eso de 'los momentos de los pueblos y las casas', ahora en serio, sabes que a mí también me sobran.

Lo de MOther Love Bone también es extremadamente disfrutable porque nunca tragué demasiado al soseras de de Gossard y es impactante verlo al frente de una banda con tendencia 'sleazy'.

Por cierto, como siempre dando envidia a 'los que no pudimos estar allí', jejeje!.