FOXY SHAZAM "THE CHURCH OF ROCK AND ROLL", LA CONSAGRACIÓN DE NALLY & Cia.

Por fin, una de la críticas/reseñas a las que le tenía más ganas por ser uno de los discos más llamados a ser y estar entre lo mejor de este presente año. Foxy Shazam han sido cubiertos desde muchas 'casas' (también desde pupilandia) con la expectación que se había generado con su irresistible single "I Like It" y la angustiosa espera para saber si superaría el magistralmente histérico y muy inspirado 2º disco "Foxy Shazam".

No voy a entrar en terminos de 'superar' o 'no superar', de si es 'mejor' o 'peor' porque este disco es, simplemente, diferente. En un principio, sí que caí en estas tesituras porque, lo reconozco, esperaba algo tremendamente cañero y endiabladamente histriónico, pero me encontré con un sonido de guitarras un tanto extraño (y no demasiado potente) que me hizo dudar muy mucho, incluso me desilusionó en la primera escucha. Pero lo que más me confundió es que también esperaba ese histerismo y esa locura esquizofrénica y desenfrenada de su disco anterior y que aquí está sutilmente dosificada, como si Eric Nally y sus secuaces necesitasen espacios más calmados para explotar sus excentricismos bajo una nueva piel.

Todo esto cambió a la tercera escucha. Desde luego que no va a ser mi disco favorito del 2012, más que nada porque el de Van Halen ya le ha quitado el puesto, pero sí que va a estar en una posición privilegiada en mi 'top ten' porque Foxy Shazam han sacado una colección de temas irresistibles y han redondeado más que nunca unas composiciones más centradas en la melodía y la musicalidad que en el 'riff' y en los berridos y alaridos omnipresentes del disco de 'las majoirettes'.

Estoy completamente de acuerdo con Günner a la hora de afirmar que este disco se huele mucho más expontáneo y despojado de complejos y 'poses' para llamar a la puerta 'mainstream', en "Foxy Shazam" se nota esa intención de epatar a la industria y pegar un pelotazo que, desgraciadamente, no sucedió. La banda se encuentra ahora en un nivel al que ya no le tienen que demostrar a nadie su capacidad creativa y sus intenciones artísticas porque ya se han dado cuenta de que no van a estar a la altura de Justin Biever's y J LO's por lo que, ellos a su rollo se han currado un disco 'de muchos matices' y mucha, mucha sensibilidad musical y emocional.

Los cuatro primeros temas del album merecen ya la compra obligada porque son perfectos pastiches sonoros e hipervitaminados teniendo el rock'n'roll al timón del barco. ¿Qué me tenéis que contar de dos bombazos como "Welcome To The Church Of Rock And Roll" con su insistente y machacona bienvenida a 'La Iglesia del Rock' teniendo al reverendo Eric Nally en su púlpito? ¿Y del single del año con "I Like It" y su irresistible 'groove'?."That's the biggest black ass I've ever seen and I like it, I like it.." así reza y berrea Eric Nally en el calentorro texto de una de las canciones más irresistibles y pegadizas en lo que llevamos de....siglo!!!. Este tema me pone cachondísimo pupilos, os lo recomiendo para cualquier fiestón en la que cualquiera de vosotros y vosotras salgáis 'a la caza' de cualquier 'black ass' sexy.

Y si de singles pegadizos e irresistibles hablamos, con "Holy Touch" tenemos otra píldora venenosa y especializada en instalarse en tu cerebro para tararear a todas horas. Un tema de los más 'Queen' que han escrito para este album. Una canción que desprende buen rollo y expontaneidad a raudales, que me alegra el día vamos! y que despertaría a un difunto rockero con esos perfectos coros gospel y ese piano tan machacón acompañando una letra tan picarona. Alex Nauth (trompeta) luce aquí su vena más 'jazzy' en un reposado y oscuro interludio que repite en algún momento más del disco. Para acabar, la coña de Nally vendiendo "Holy Touch" como nuevo single en una supuesta radio siendo interrumpido por los compases finales del tema.

Si Günner no lo hubiese apuntado en su reseña, posiblemente no me hubiese dado ni cuenta, pero es que el mismísimo Justin Hawkins (The Darkness) aparece como co-compositor de todo el disco por lo que su presencia no se ha limitado a colaborar en algún tema y hacer algún cameo aislado. Nuestro héroe Hawkins ha estado omnipresente y en "Last Chance Of Love" es donde más se nota porque es el tema 'Darkness' del disco con ese riff tan característico de la banda de Justin. Otra perla adictiva que te anima el alma y te pone a '100' el espíritu con esas trompetas tan cojonudas en el 'solo' de, nuevamente, Alex Nauth.

Con "Forever Together" Eric Nally se nos pone triste y sentimental en el primer descanso que supone el album. Con una letra la mar de sentida sobre lo doloroso que son las ausencias paternas por estar 'en la tierra del rock'n'roll', Nally canta a la tristeza de abandonar a un hijo y a la incomprensión tanto de la familia como la de su propia banda a la hora de sentirse jodido por no estar al lado de su hijo y los suyos. Hacía tiempo que un tema no me ponía tan triste pero mucha culpa la tiene la delicada línea vocal que el cantante a sacado de sus entrañas.

El gospel/soul más tradicional nos introduce en "(It's) Too Late Baby". Uno de los temas con más fuerza del album a pesar de ser un medio tiempo que no presume de riff rockero al uso. Pero es que la fuerza viene de la dinámica vocal de cantante y coral porque este tema es...grandísimo!!!. El climax final con todas la voces en alto y las trompetas explotando a todo volumen me deja totalmente noqueado con esa épica tan personal que se produce en toda la composición. Se me hace estremecedora, joder!!.

Después de estremecerse el alma con el tema anterior, con "I Wanna Be Yours" se me estremece la 'libido' porque este tema es TAN JODIDAMENTE SEXY!!!. Joder, una canción perfecta para hacer el amor, un ritmo perfecto para moverse entre las sábanas, un estribillo la mar de cachondo "I don't wanna be just anybody's boyfriend, I wanna be yours, yours, yours..." para susurrarle a tu pareja o a tu ligue.

Los aires soul funk se asoman con "Wasted Feelings" que vuelven a subir el nivel de intensidad del album hasta límites insospechados y que nos muestran la versatilidad vocal de Eric con esos falsetes que recuerdan/homenajean tanto a Prince como al mismísimo Stevie Wonder. Un tema en el que 'los vientos' se convierten de nuevo en protagonistas con esos explosivos ataques para animar el cotarro sincopado de la canción y esos cambios inesperados de ritmo.

El riff rockero y 'Sabbathiano' aparece en todo su esplendor con "The Temple", quizás busqué en un principio unas guitarras como estas pero, tras varias escuchas, me dí cuenta de que no hubiesen hecho falta de ninguna manera por todo lo que llevo expuesto hasta ahora. Aquí los coros gospel desaparecen, las sutilezas también y Foxy Shazam se muestran aquí saturadísimos y ultra-épicos con un interludio reposado en donde de nuevo la trompeta oscura y jazzy de Nauth se convierte en la protagonista solista del track.

Con "The Streets" y "Freedom", Fozy Shazam cierran un disco con dos composiciones muy diferentes pero muy parecidas a la vez. Digo diferentes por el estilo acometido ya que el primero es mucho más 'jazzy', muy New Orleans, incluso con tintes Blues y Charleston y con "Freedom" nos encontramos una composición épica adornada con delicadas sonoridades folky/sureñas y un interpretación vocal extrema y de escándalo por parte de Nally que se nutre de los coros gospel que tiene a su espalda el cantante y que hacen que se te ponga la piel de gallina cada vez que el cantante te grita aquello de 'Freedommmm...'. Lo de parecidas me refiero en cuanto a temática porque las letras de las dos son de una sensibilidad tan evocadora que hacen el papel perfecto en esta iglesia del rock'n'roll en que se ha convertido el disco, es decir, te elevan el espíritu y te abren el alma hasta sentir la emoción en todos los poros de tu cuerpo. Alguna lagrimilla se me ha escapado con el tema final del album, lo reconozco.

Y hasta aquí pupilos, el disco se me hace tan corto que me quedo con ganas de más, se me pasa tan rápido que cuando ya me doy cuenta los cuatro primeros bombazos se han pasado sin sentirlo. Es de justicia darles cancha a Foxy Shazam ahora que ya 'no tienen que quedar bien con nadie' porque lo que nos queda en sus alocadas 'performances' en directo y en su futuros discos promete ser de lo mejor que ha parido el rock'n'roll en muchos años.....

...o si no, ¡hechadle un ojo a "I Like it" en concierto hace menos de un mes!!!!


9 comentarios:

Alex Palahniuk dijo...

Es la hostia este disco y este grupo. Yo no paro de escucharlo y sigo pensando que va a ser uno de los discos del año I Like It me encanta, y el resto es excesivo: es la grandilocuencia de Queen y el histrionísmo de The Darkness. Me encanta. Saludos, figura.

Alex Palahniuk dijo...

Es la hostia este disco y este grupo. Yo no paro de escucharlo y sigo pensando que va a ser uno de los discos del año I Like It me encanta, y el resto es excesivo: es la grandilocuencia de Queen y el histrionísmo de The Darkness. Me encanta. Saludos, figura.

Ofersan dijo...

Excelente desglose del album, no lo he dejado de escuchar desde que cayo en mi poder, el sonido de guitarras me encanta, sobre todo el solo d euna de sus baladas, que ha bajo volumen es realmente Heavy clásico, el resto es un conjunto muy completo y Holy Touch los deberia alzar como estrellas. Saludos

ÁNGEL dijo...

Lástima de escenario raquítico.

günner dijo...

Muy buena reseña!
A mí también me encanta Too late baby...
En directo, el Eric sigue estando chiflao!

PUPILO DILATADO dijo...

Alex P. - Desde luego que este disco no debe pasar desapercibido para nadie al que le guste el rock'n'roll. Si sigo con las escuchas, y ya son muchas (te lo aseguro) quizás le quite el puesto a su disco anterior "Foxy Shazam". AL tiempo.

PUPILO DILATADO dijo...

Ofersan - ...¡Ya son estrellas!!! aunque para una selecta minoría a la que le gusta el rock'n'roll más abierto y mestizo. En otros tiempos hubiesen puesto patas arriba el mundo de la música, hoy en día nos tenemos que conformar con verlos en escenarios tan diminutos como el del video que he colgado. No pasa nada!! la energía de Foxy en una sala sigue siendo intensísima, ¿No crees?

PUPILO DILATADO dijo...

ÁNGEL - Ehhh, bueno, yo creo que la intensidad es acojonante y sí, nos gustaría ver a los de Nally trabajándose un estadio pero eso, por desgracia, les queda muy lejos como la industria no cambie ya.

PUPILO DILATADO dijo...

Günner - Viniendo de tí y de tu amor incondicional hacia esta banda (amor que yo también proceso) es un auténtico gustazo que te haya gustado.

El sólo distorsionado de "(It's) Too Late..." es una auténtica delicia y el climax final es de una intensidad....buffff

Nally también es otro CRACK, de eso no hay duda!!!