STALLONADAS (PART XIV): "CREED" (2015), RETOMANDO LAS RAICES DEL PERSONAJE DE BALBOA.


NOTA: 70%

Por cuestiones que no vienen al caso, no he ido al cine a verla como me hubiese gustado, pues es donde siempre he vivido mejor esta saga (aquella proyección en pantalla grande de Rocky IV me marcó de por vida), así que he tenido que ver el 'spin-off' de la franquicia 'ROCKY' en pantalla pequeña, eso sí, con el privilegio de disfrutarla en versión original y con la siempre icónica voz de Stallone que siempre es un añadido a la hora de ver el 'slang' ('argot') que utiliza su personaje más famoso.

Sinceramente, no puedo ser objetivo, soy un 'die hard fan' de 'Sly' por lo que cuando éste vuelve a retomar a su 'Potro Italiano' uno siente ese gusanillo por el estómago imaginándote y elucubrando qué es lo que le ocurrirá esta vez al boxeador de Philadelphia. Está claro que tras la cuarta entrega con Ivan Drago la magia original desapareció para mí con un Rocky V (1985) 'prescindible' (ya lo dijo John Rambo..) pero el personaje y su historia volvieron para un epílogo más que interesante y que cerraba a las mil maravillas la historia (aquella escena con el 'Potro' saludando a su público ya lo dejaban claro)

Fuí bastante excéptico y crítico con aquellas primeras noticias sobre Creed, espeté que si era un Rocky VII encubierto, en que si Michael B. Jordan estaría a la altura del personaje de su padre (interpretado por el increíble por aquel entonces Carl Weathers) y en que la saga ya había quedado cerrada a la perfección con Rocky Balboa (2006). Pasado el tiempo y habiendo acabado el visionado de Creed ayer mismo, puedo decir que me tengo que tragar mis palabras...aunque sea a medias.

Para empezar, Sylvester no estaba por la labor, como más abajo podréis comprobar en la entrevista que se le hace, pero tuvo que sucumbir ante la frescura y la capacidad cinematográfica que vio en el joven director Ryan Coogler que creyó firmemente en el proyecto desde el principio. También es la primera peli de la saga en la que nuestro púgil no ha participado como guionista y, bueno, en líneas generales se nota claramente que tanto Coogler como Aaron Covington han moldeado a Creed en paralelo (aunque remozado al S. XXI) a aquel Balboa perdedor y desorientado de Rocky (1976) al que se le da la oportunidad de su vida para estar en paz consigo mismo y con el entorno que le rodea.

Con respecto al argumento, sin parecer excesivamente forzado, se han inventado a un hijo 'secreto' de Apollo, Adonis, que crece siendo un problemático chaval. La viuda de Apollo lo 'rescata' y le da una vida de privilegios. Pero esto no es suficiente, Adonis lleva en la sangre el boxeo pero también la necesidad de demostrar al mundo que puede vivir independiente a su apellido. Lo intenta en L.A. y no tiene éxito por lo que decide contactar con Balboa para que le entrene. El mundillo del boxeo no tarda en enterarse que Adonis "Hollywood Donnie" es hijo de quien es, por lo que el mánager del actual campeón de los pesos semi-pesados, Ricky Conlan, monta una pelea parecida a la que ya montó Apollo en el '76 dando una oportunidad a un 'novato' como el hijo de Creed. Balboa aquí también tiene su peso cinematográfico porque vemos el desgaste emocional y la degradación que sufre al padecer un cáncer y su lucha contra los sentimientos encontrados sobre el linfoma que se llevó a su mujer y su capacidad innata de lucha.

Y bien, entrando ya en opiniones, la película me ha gustado, no es un peliculón pero está bien llevada, tiene un guión correcto y justifica a las mil maravillas que a Stallone le hayan dado un Globo de Oro porque la interpretación de Balboa es realmente destacable, incluso mucho mejor que la que hizo en Rocky Balboa siendo ésta, en mi opinión, mejor película que Creed. Y es que el carácter del Potro que han intentado imponer aquí refresca un poco su 'rol' de perdedor atontado, de ex-matón callejero y de abuelete-cuenta-batallitas de la anterior. Aquí se ve un Rocky experimentado, turbado por sus sentimientos y sus dramáticos recuerdos, sí, pero ya no es ese personaje al que siempre parece 'que le falta un hervor', ya no cuenta chistes malos ni historias que a nadie importan. Rocky sufre también los avatares de su enfermedad, su degradación y su convalecencia por lo que el carácter interpretativo sube, necesariamente, enteros.

Con respecto a Michael B. Jordan, bien, se podría decir que tiene por delante una larga carrera si la franquicia de Creed decide expandirse, no tiene el carisma de Stallone, ni la dramática y austera situación del personaje de Balboa, pero solventa el personaje decentemente a excepción de la pelea final...

Y sí, esa pelea final. En fin, vamos a ver, para empezar el contrincante es lo más flojo que se ha visto en un peli de la saga a excepción de aquel Tommy "The Machine" Gunn ya que Ricky Conlan está lejísimos del miedo callejero que provocaba Clubber Lang, de la socarrona chulería y la clase de Apollo y del frío perfeccionismo de Ivan Drago. Muy descafeinada, la verdad, el rodaje y el montaje son la hostia pero le falta algo, no me llega del todo, no me eriza la piel, y, joder! le sobra Hip Hop por detrás en todo momento quitándole mucho de épica a la contienda.



Acabando, la he disfrutado, mentiría si os dijera que no, sobre todo ese personaje 'renovado' de Balboa aportando experiencia y sabiduría 'serias' y dejando de lado chistes malos y maneras de perdedor deprimido. Lo que no me convence tanto es 'repetir' la fórmula cinematográfica que le dió la fama pero no me molesta, la trama creada se hace creíble y te entretiene por lo que, en definitiva y en líneas generales, ya tenemos entre manos la continuación (y el relevo) de las peripecias boxísticas del de Phily.

Por cierto, Tessa Thompson está que se parte de buena y también convence como 'Bianca' renovando y actualizando el personaje de Adrian.
Aquí algunas impresiones de SLY...

2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

creo que le han robado el oscar Claro que no podia permitir el star system que tuviese mas que el eterno cara niño delñ dicaprio

JLO dijo...

la acabo de ver, me diste mas ganas de hacerlo.... soy fan de Sly desde los 80's asì que no me la iba a perder igualmente....

claro ue me gustó, es mas que digna... y además hizo de Stallone un mejor actor no por lo que hizo sino por el reconocimiento que tuvo de una buena vez con los premios... nosotros ya sabemos que él es grande je...

hasta la definición de la pelea me gustó, sin tanta estridecia.... y estoy de acuerdo en todo lo que decís de la película... que recién leo ahora porque tenes que aclarar que vas a contarla!!! jaja.... sos rock....

abrazo y estamos de fiesta entonces nosotros con Sly!!!