POR AMOR A LA MÚSICA: DIANA ROSS "BABY, IT'S ME" (1977)


El 'groove' de Diana se va a apoderar de tí, 'press slowly baby, press slowly'!...



Ya estamos aquí otra vez con el juego "Por Amor a la Música". Hay que repetir siempre que la CLAVE en la que nos encontramos estas últimas semanas es CORISTAS y que se puede (y se debe) hablar de sus discos en solitario o colaboraciones en álbumes de otros artistas en las que estas grandes mujeres (almenos por el momento no hay hombres) han puesto sus vocales atributos. Esta semana el colega Vinny Gonzo, del blog "Vinny, Vidi, Vici", nos propone a Sherlie Matthews como corista realizando una sorprendente entrada -por lo menos para mí- hablando de la mítica O.S.T. "Saturday Night Fever" de Travolta. Quién me iba a decir a mí que el amigo Vinny se iba a empapar bien empapado de bolas de cristal relucientes, chulería callejera y trajes ajustados y acampanados. El juego no para de depararnos sorpresas...¡Y lo que nos queda!!!.

Aquí tenéis a Sherlie Matthews en una instantánea que demuestra el sentimiento que le ponía a sus fraseos...


No me extenderé demasiado con la vida y obra de la Matthews, más que nada porque ya ha hecho un buen trabajo Vinny, pero si que os confesaré que me he quedado flipado con la versatilidad de esta californiana en el mundo de la música empezando por sus comienzos en infinidad de proyectos, shows y multitud de intervenciones, la mayoría de ellas relacionadas con el mundo religioso y el gospel. A partir de aquí, no sólo se decanta por la interpretación, ya que empieza a hacerse un nombre en la productora Mirwood realizando exitosas composiciones y letras en los 60's-70's para artistas como Bobby Garret, The Mirettes o Bob & Earl.

No tardaron mucho en echarle el ojo los de la todopoderosa Motown porque rapidamente la reclutaron en sus filas permitiendo que siguiese su trabajo en paralelo para Mirwood (esta mujer debió ser hiperactiva o algo así!). Ya dentro de la gran 'maquinaria negra', no sólo continua componiendo para otros sino que también hace labores de producción con muy buenos resultados, o sino que se lo digan a The Supremes, The Jackson 5, Diana Ross, Diana Ross & Marvin Gaye, Marta & The Vandellas y....ya paro porque la lista se extendería demasiado!. A partir de este punto de reconocidísimo prestigio en la Motown, decide hacer segundas voces y coros para muchos de los artistas arriba indicados, así como también para Lionel Ritchie, Bob Dylan, Joe Cocker, Nazareth, Bob Seger, Humble Pie, etc, etc, etc,....así hasta ni más ni menos que más 500 colaboraciones como corista y que tenéis a vuestra disposición en la web de Sherlie Matthews.

De su periplo australiano formando coros gospel, siendo corista para los mejores artistas del país de los canguros y realizando multitud de anuncios existe menos información, es por ello que es el menos conocido pero no por ello menos importante. Su vuelta a Los Angeles en 2008 después de pasar una buena temporada en Inglaterra (descansando no, desde luego) le hace volver a trabajar en dos albumes más y apareciendo en el 50 aniversario de la Motown con su banda The Blackberries. Una auténtica 'hard workin' woman' esta Sherlie.

Y ahora toca hablar del disco que os he propuesto más arriba, toca hablar de una de las artistas y también compositoras que tuvo a Sherlie Matthews una buena temporada como su mano derecha para aprender los entresijos del negocio sufridos y experimentados por mujeres. Diana Ross es la otra protagonista de este 'post' con su disco "Baby, It's You" de 1977.


Con una portada tan sugerente y glamourosa (ummmmm) se nos descuelga Diana Ross con su tercer disco para Motown. Huelga decir que esta mujer no estaba empezando su carrera ya que su exitosa y mediática etapa con The Supremes le dió el status suficientemente cómodo y mediático para empezar con su carrera en solitario en los 70's. Pero "Baby It's You", sorprendentemente para quién suscribe, no fue un éxito como si lo fue su anterior y homónimo "Diana Ross" por lo que rapidamente y realizando una jugada maestra se va a Broadway para producir el espectáculo en directo y en solitario "An Evening with Diana Ross" que le reporta suculentos beneficios y un premio TONY por el show. A partir de aquí, los discos de la Ross fueron perdiendo acogida y ventas (excepto el disco del '79 "The Boss") además de que la relación con el capo de Motown, Berry Gordy, era ya casi inexistente. Una nueva y triunfal etapa en los 80's se abría para Diana fuera del monstruo de Gordy, pero eso es otra historia...

"Baby, It's You" (el disco) se compone de diez canciones en donde tienen cabida estilos tan dispares, pero tan bien fusionados en los 70's, como el Soul, la música Disco, el Jazz, el Funk y el Pop. Un trabajo de escucha muy agradable, que entra a la primera y que me llena de paz, optimismo y alguna que otra dosis de 'calorcito sexy' del bueno. El trabajo de Sherlie Matthews se extiende por todo el álbum -de hecho tan sólo hay tres de los diez temas en los que Diana Ross interpreta sin coristas adicionales- y aquí teneis uno de los mejores ejemplos con el segundo corte "You Got It", de base 'funk' y alma tan 'soul'...



Pero el trabajo empieza con el suave y delicado single "Gettin' Ready for Love" con una picarona Diana 'preparada para el amor' y que no entiendo como no ocupó un puesto de privilegio en las listas en aquellos años.

El tercer corte, "Baby, It's You", es uno de los que más me gustan, es el más seductor, el más 'molón'. De alma completamente poseida por el FUNK con letras mayúsculas, me recuerda horrores a los Red Hot Chili Peppers de "Mothers Milk" y "Blood Sugar Sex Magic", todo 'groove' con un ritmo tan irresistible. De excepción la colaboración a la segunda voz del cantante de Toto, Bobby Kimball.

"Too Shy To Say" es un precioso 'cover' en clave 'jazz' del tema de Stevie Wonder. Aquí Diana Ross llena todos los espacios con esa voz tan aterciopelada y comedida, como meciéndote, como susurrándote a la oreja esta preciosa canción.


Después de ponernos tiernos y muy amorosos con el tema anterior, toca subir la temperatura corporal con "Your Love Is So Good For Me" y meternos en una 'disco' con la obligada bola de cristales de espejo reflejando a Tony Manero y sus secuaces realizando sus particulares contoneos para calentar a las nenas. Un temazo JODER!!, lleno de sexualidad, dobles intenciones maliciosas y sonido Motown de muchos, muchos kilates con Sherlie Matthews y demás coristas cubriéndole perfectamente las espaldas. Otro 'highlight' que no explotó como merecía en las listas.



La cara 'B' de "Baby, It's You" no se queda muy atrás, destacaría las poppies y pegadizas "Top of the World" (ésta más disco) y "All Night Lover" celebrando esa vida nocturna de amantes y demás 'roces' con unos coros clavados, así como "Confide in Me", otro tema de corte 'jazz', nocturno, con una atmósfera llena de glamour y 'high class'.


No me quiero dejar el soulero "The Same Love That Made Me Laugh" con un mensaje irónico hacia alguna fallida relación de la artista. Diana baja tonos y, en un registro un poco más grave de lo acustumbrado, escupe de manera sensual (pero afectada) sus cuchillos sentimentales.

Lo vuelvo a repetir para finalizar esta reseña, un disco injustamente valorado por el público -que no por la crítica- cuando Diana Ross se hartó a vender discos en aquella década que fue suya. Un álbum sin ningún bajón, muy equilibrado y divertido, pero profundo y sexy, una 'delicatessen' para paladares selectos.

Cierro el 'post' con "An Evening with Diana Ross" con dos interpretaciones (sobre todo la segunda) de escándalo con un público entregadísimo a la Diva.

12 comentarios:

Chals dijo...

hay que ver, este juego nos llevará por caminos que nunca pensamos pisar, je je je. Desde luego hay que reconocferle a la Ross que pese a tener todos los dejes disco de los 70 fue muy buena, y nuestra protagonista... por dios!!! que le daban de comer de pequeña!!! más de 500 colaboraciones!!! impresionante. No sñe si llego tarde para publñicar hoy, al menos mañana seguro.
Enorme post compañero. Saludos

Josi dijo...

Recuerdo aquellos 80´s en los que la presencia de cantantes tipo Diana Ross no me decian nada, musica melodica bonita, sin mas, pensaba por aquel entonces. Pero madre mía, que miga había detras de esta señora y de todas las de la época, vaya historias y que carreras musicales, por dios. Y Sherlie Matthews, mas de 500 coñaboraciones y que variadas, por dios, ¿quien de hoy en dias haría eso? creo que nadie, y de la calidad ni hablamos, por supuesto. Buenisimo post, Pupi, apasionado, enhorabuena, un saludo.

PUPILO DILATADO dijo...

Chals - De esos 'dejes disco' que hablas me acabo de quitar yo más de un perjuicio con esta grande. En cuanto a Sherlie, wow!! qué manera de facturar música de la buena y en todos los estilos!!!. En este disco tanto ella como las demás coristas hacen lo que tiene que hacer una corista de raza, embellecer y vestir mejor las canciones sin resaltar demasiado.

PUPILO DILATADO dijo...

Josi - Nadie amigo Josi, nadie!! Nadie puede competir hoy en día en cuestión de raza musical e inspiración compositiva con aquellas grandes mujeres de los 60's/70's...¡Y eso que todavía no me he metido con The Supremes, Martha & The Vandellas, The Mirettes y toda, absolutamente toda la discografía de Ike & Tina Turner!!.

Se agradece el piropo super 'Josi', esta música a uno le pone y mucho, ya me gustaba de antemano pero no tanto como la estoy disfrutando ahora!!!

bernardo de andres herrero dijo...

Por fin se reconoce a la Ross, Denostada por todos los Biopics, la mala de las Supremes, No es una gran soulwomen no tiene voz para ello Pero a Diva no le gana casi nadie.
El disco de lo mejor de su carrera, junto con Ross y mis 2 favoritos Diana Ross con Chic y The Boss Y LOVE HANGOVER versión de 10 minutos es de los temas imprescindibles de la música, ejemplo de producción

PUPILO DILATADO dijo...

bernardo - me voy ya mismo por los discos q comentas, todo un descubrimiento para mí con los prejuicios q tenía con diana. gracias por las referencias.

Vinny Gonzo dijo...

Lo primero, perdón por el retraso

Lo segundo, yo a esta mujer sólo por las versiones de "I will survive" y "I love you baby" ya la admiro muchísimo (bueno y después del "Ain't no mountain high enough" aún más). Y "You got it" es BSO de polvo como una casa.
Ya veo que os deje loquísimos con la fiebre del sábado noche, pero es que uno es una caja de sorpresas...

Y por último, aviso ya por adelantado que esta semana que viene no podre publicar el jueves y que seguramente tendre que posponerlo hasta la semana que viene, porque estoy de viaje. Pero lo haré, lo prometo

TSI-NA-PAH dijo...

La Ross fue una enorme cantante pero una imbecil total!!!Pero eso no es mi problema..algunos discos suyos siguen encandilandome y aunque no suelo pinchar mucho sus trabajos, me ha entrado ganas de mirar entre mis vinilos alguno de sus discos mas emplematicos.Es increible como Sherlie Matthews sabe almondarse al cualquier estilo...Que tia, ademas de ser otro bellezon, sabe cantar como una diosa.Este disco de la diva Ross, lo conozco poco, pero es buen momento para recuperarlo.
A+

PUPILO DILATADO dijo...

No te preocupes colega vinny y disfruta de viajes y vacaciones, el sol, las olas y las jamonas deben ocupar un lugar referente ahora.

suponia que la Ross te gustaría y por las canciones q comentas ya te puedes ir de cabeza a ppr este disco. te va a encantar.

PUPILO DILATADO dijo...

TSI - Pues sí, te harás un favor si lo recuperas, a mí me ha ganado desde el principio y eso que nunca tuve una intención seria de ponerme con ella más allá de su etapa Supremes.

Lo de Sherlie no tiene nombre, una acojonante corista por vocación! En "baby, it's you" se sale junto con las demás coristas.

paulamule dijo...

Esta señora también mete miedo pero por su voz y belleza. Y estos nombres que leo ya me gustan más. Menos mal, me había asustado. Je, je, je.

Salud, Pupilo

PUPILO DILATADO dijo...

Paulamule - Menos mal que gracias a la Ross has salido del Tunel del Terror de Pupilandia!. Un inesperado descubrimiento Paulamule, nunca pense que me gustaria, de verdad te lo digo. No sé si en los 80 meatraparía igual pero en los 60 y 70's era muy grande.