RUSH: Beyond The Lighted Stage.

"La fuerza" parece venirme de nuevo pupilandia, después de una desorientación total y una inspiración nulas para escribir sobre rock'n'roll he sentido de nuevo la necesidad de encontrar un hueco y sumergirme en las tripas de una banda tan compleja como RUSH viendo su excepcional rockumentary "Beyond The Lighted Stage".

Ya había visto algunos de sus capítulos 70's cuando forjaron ese trío tan poderoso y creatívamente intrincado pero no había encontrado el momento para acabar de ver su etapa discográfica más oscura y su caída en los infiernos (centrada principalmente en la figura de Neil Peart) y, ahora que ya lo he visionado en su totalidad, debo decir que si ya amaba ciegamente a esta banda principalmente gracias a la tozudez e insistencia de EL RESPONDÓN (y el tiempo record en el que me grabó toda su discografía con sus portadas y contraportadas incluídas) he llegado a un punto de reconocimiento incondicional, de una veneración absoluta por unos músicos tocados por la barita mágica de la inspiración compositiva e instrumental.

Tras ver este documental lo primero que pensé es en el áureo pedestal que merecen dentro de la música y el arte en general porque el contenido es, simple y llanamente, canela fina. Y es que, no se han cortado en mostrar a una banda en todos sus aspectos; sus mejores momentos, sus crisis compositivas, sus diferentes pero tan personales e influyentes etapas, los palos que les ha dado la vida y la industria musical, sus triunfos encima de un escenario, la asimilación de la FAMA, la camaradería y el amor verdadero que se tienen a lo largo de los años, etc,...

Momentos hay muchos y me apetece destripar algunos como 'mis grandes highlights' en este sacro-santo producto. En primer lugar, destacaría la honestidad que siempre ha tenido la banda en todos los sentidos (y que es mostrada en todos y cada uno de sus capítulos) teniendo ante nosotros unos músicos que no son de este mundo pero unas personas que siempre han mantenido los pies en el suelo. Momentos de veneración (video 1) como las disertaciones pasadas de vuelta de Jack Black, la fijación que tenía Billie Corgan por una cara de cierto disco, la admiración instrumental y sonora que demuestra tener Trent Reznor y la demostración por parte de Sebastian Bach de lo que debe ser un 'Die hard Fan' de Rush, etc,... son realmente explosivas. Pero presenciar de primera mano sus inspiraciones compositivas y su perfeccionismo lírico e instrumental son de auténtica antología luchando contra viento y marea por sus composiciones con productores y mandamases de una industria que nunca jamás supo catalogarlos en una casilla concreta.

También, como no, destacaría sus cambios de look en su etapa japo' con esos batines que siempre fueron mofa y burla de grupos como KISS y UFO, "las melenadas" imposibles de Geddy a través de los años y, sobre todo, su etapa estética 80's con los sintetizadores inundándolo todo y la New Wave peinando sus cabelleras y destrozando muy mucho su credibilidad con clips (video 2) realmente infumables que aquejaban de todos los cliches de la época.


La etapa oscura con la desaparición de la hija de Neil Peart y su mujer en muy poco tiempo es la más dura de asimilar, su exilio por la américa profunda y más países y la asimilación del dolor es la que más me ha llegado a impactar en estos momentos pero bueno, las fuerzas volvieron a golpear la puerta de Peart y la reunificación no pudo dar mejores frutos con dos discos más que inmejorables ("Vapor Trails" y "Snakes & Arrows").

Acabaré con dos de los momentos más dulces y cachondos, el primero de ellos es en el capítulo 7 (video 3) en donde se plantean como asimilaron la fama cada uno, el 'momento cafetería' con un cachondo Geddy Lee firmando un autógrafo a la camarera e instando a que Alex le firmase también porque "...él es el verdadero lider del grupo..." es cojonudo y dice mucho de la humildad y camaradería de ellos. El segundo es la cena final en donde ves a tres colegas y mejores amigos pasándoselo en grande ante la cámara generando una conversación de anécdotas y momentos psicotrónicos (no sin cierta ayuda de un vino caro y añejo) que demuestra una vez más que RUSH no es sólo un producto y una máquina instrumental, sino también una conjunción de personalidades basadas en la amistad y el respeto mútuo por encima de todo.

He dicho.









7 comentarios:

Ofersan dijo...

Sinceramente me hice fan de golpe, cuando me encontre toda su discografia de saldo en vinilo en una tienda de liquidación en el Soho de Ny, por 0.50 el disco. je,je.... este documental es glorioso y muy humano.
Saludos

TSI-NA-PAH dijo...

Tengo que hacerme con el! me encanta Rush!
Un abrazo

Anónimo dijo...

Casi una religión... los fans de Rush hemos debido de conectar con algo... no sé... la gente nos mira pero no alcanza a comprender tanta pasión. Y cuando dos fans de Rush se miran sin palabras surge ese " lo sé, lo sé" NO HACE FALTA MÁS.

EL RESPONDÓN

paulamule dijo...

A ver si me meto más a fondo en Rush porque me quedé en los primeros discos y de ahí no pasé. Lo sé, imperdonable.
Salud.

PUPILO DILATADO dijo...

Ofersan - Graciosa tu anécdota de "fan de golpe", jejeje, en mi caso, a pesar de tener también la discografía de RUSH fuí macerándolos poco a poco, como el buen vino pasé de la admiración instrumental a la pasión incondicional.

TSI - Como ya te comenté con la trilogía de Redd Kross, no puedes perderte ni un segundo más uno de los mejores documentales sobre una banda de Rock, el de Anvil fue glorioso pero este es sencillamente SUBLIME!.

PUPILO DILATADO dijo...

EL RESPONDÓN - Qué te voy a decir a tí de RUSH que tú no sepas querido LOCO 2. En nuestro caso no fue un "lo sé, lo sé" fue simplemente un apasionado "....Pussy (de Nashville)", je,je!.

Gracias por haberme hecho apreciar hasta la aguileña nariz de Geddy Lee.

Paulamule - Debe ser una de las pocas lagunas musicales y de calidad que te queden por explorar pero sí, no debes tardar ni un momento más para descubrir las cuatro etapas bien definidas de su carrera. "Moving Pictures" es una obra maestra!!!

Da Muzz dijo...

Que gran documental, a la altura de su leyenda. Uno de los tríos más especiales de la historia.
Un saludo