ROCK'N'ROLL CONVERSATIONS

Una de las cosas que más me gustan es hablar de rock'n'roll, of course. Discos magistrales, giras inolvidables, auge y caída de una banda, el paso del tiempo para una estrella del rock, las primeras escuchas de discos básicos, la "pérdida de la virginidad" y el bautismo rockero eterno cuando te pasaban ese disco que marca un antes y un después en tu vida, etc,...



Pues bien, hace mucho, muuucho tiempo que este pupilo no tenía una conversación musical como dios manda y por fin este fugaz pero excitante momento se produjo hace unos pocos días. Conversaciones musicales las tengo todos los días a través de la red con todos vosotros y es agradable saber que hay gente como tú en la red pero, no sé, conversar sobre uno de los temas que más te gustan en un entorno inesperado con personas que (inesperadamente) te sorprenden por su sabiduría y bagaje musical siempre es algo cojonudo.



Y bien, ¿Donde se ha producido semejante cruce de rockeras opiniones?....¡Pues en una fría y anodina sala de profesores!!. Tengo la mala suerte de no tener muy cerca a gente que ama el rock'n'roll como vosotros, ni familiarmente, ni en el entorno de amistades más cercanas y estos son uno de los motivos por los que escribo en este blog pero cuando una mañana cualquiera de un día cualquiera llegas al curro, te acercas a la máquina del café, esperas a que la pantallita te de la orden de "retirar" y escuchas el nombre de George Harrison y de Springsteen en menos de diez segundos sentí en ese momento mis orejas crecer más allá de lo que lo hicieron las de Dumbo.




Por supuesto no tardas en "integrarte" como sea en la conversación para felizmente darte cuenta de que, algunos de los compañeros con los que has cruzado limitadas conversaciones (centradas en comportamientos adolescentes) ahora han sacado su pasión y sus experiencias vitales relacionadas con esta música que nos gusta tanto.



Los temas se sucedían de una manera muy fluída y expontánea y cada vez me iba dando cuenta de que todos los que entramos en aquella conversación, menos una sufrida y desorientada compañera, controlábamos más o menos el estilo musical o la banda en cuestión que salían "a la palestra". Los discos en solitario de George Harrison, el reinado 80's del Boss, ¿"Born to Run" o "The River"?, la euforía de Police y el aburrimiento del actual Sting, el majestuoso directo de Sam Cooke, la excesividad 70's de Led Zeppelin y de Pink Floyd, el "petardazo" de Keith Moon al final de "My Generation", hoteles destrozados por rockstars, la disparidad de opiniones sobre el legado de Deep Purple, los dos bandos que se produjeron cuando hubo que decantarse por Hendrix o Clapton (Hendrix, in my opinion!), el auge del Sleazy y el pelotazo del "Appetite..."...



No podía creérmelo pero los temas siguieron (y los compañeros también) hasta la misma sala de Informática en donde se cambió de palo pasando a hablar del papel en el mundo del rock'n'roll patrio, de discos y canciones censuradas y, por último del último gran movimiento que dió el rock'n'roll centrados en figuras como Vedder, Cobain, Jerry Cantrell y Layne Staley o el demonio venido a menos de Cornell con sus reencarnaciones mainstream fallidas entre 007's y aspirante a impersonator' de Jeff Buckley.

Fueron tan sólo setenta minutos de pasión y desenfreno rockero en aquellos educativos habitáculos, con calma pero con nervio divagamos sobre lo que a unos les ha movido el alma hace años ya y sobre lo que a otros nos sigue cosquilleando el estómago y la espalda, sobre descubrimientos personales y revelaciones que llevaban demasiado tiempo macerándose sin una salida.

"It's only rock'n'roll, (But I Like It)".

13 comentarios:

Da Muzz dijo...

No es muy habitual encontrar de repente contertulios que tengan los mismos gustos que tú. Y es cierto que cuando eso sucede las conversaciones podrían durar días.
Un saludo

Aitor Fuckin' Perry dijo...

La verdad es que somos muy agradecidos con estas cosas. A mí también me pasa con el ciclismo, por ejemplo. Es que en líneas generales a la gente le gusta siempre lo mismo y encontrar personas con las que compartes algo tan especial es difícil. Suerte que tienes en ese aspecto en tu lugar de trabajo.

Savoy Truffle dijo...

Pues si, eres un afortunado de tener esas conversaciones, yo siempre estoy enseñando lo que me gusta y casi nadie conoce... en fin.
Saludos.

Alex Noiser dijo...

Joder tío, no sabes cuanto me alegro de que tengas esa suerte.

Afortunadamente, mucha gente de mi circulo comparte mis mismos gustos, y si no los mismos; similares. La verdad es que uno se puede pasar horas y horas hablando de lo que le gusta.

Un abrazo tío!!

ROCKLAND dijo...

Cada vez es más difícil encontrarte con gente con tus gustos musicales. Creo que nos pasa a todos. Los años pasan, los colegas van cambiando y la peña que te rodea en general pasa olimpicamente del rock'n'roll.
Es lógico que disfrutarás como un enano con esa conversación. Ojalá se produciera más a menudo en detrimento del fútbol, política, TV y demás mierda que nos rodea.


Saludos.

JUSTIN CASE dijo...

...Vaya, precisamente ayer me llevé una grata sorpresa cuando a uno de mis clientes le sonó el móvil y era...¡el solo de Comfortably Numb!, inmediatamente alabé su buen gusto y acabé odiándole un poco, con envídia (y de la mala) al saber que había visto a Queen en Manchester, en su última gira de 1986. "Live Magic".

Un abrazo, man...

paulamule dijo...

Esas cosas unen mucho. O por lo menos al principio, cuando lo descubres. Siempre es agradable en un lugar como tu trabajo, poder hablar de temas que te apasionen, ya sea de música, cine o ganchillo. Lástima lo de tu sufrida compañera.
Salud.

ÁNGEL dijo...

En otras salas de esas no pasa de hablarse de la boda de algún príncipe inglés, jaja.

Un saludo.

Josi dijo...

Que afortunado eres, esos son pequeños mmomentos de la vida que aportan grandes satisfaciones. A lo que hemos llegado, que mundo mas insulso, pero bueno habra que buscarle la vuelta. Un saludo.

Johnny Dibud dijo...

He tenido alguna situación similar y realmente es reconfortante dentro de lo anodino de la rutina. Saludos.

PUPILO DILATADO dijo...

Da Muzz - Fue una agradable sorpresa Da Muzz, me quedé con ganas de mucho más!!!. Espero que se repita.

Aitor - Tienes razón, estas cosas "especiales" se disfrutan en pocas ocasiones. No lo esperaba.

Savoy Truffle - Hacía ya tiempo que no sabía de tí y te has puesto misterioso "...enseñando lo que me gusta y casi nadie conoce.." jejeje.

Alex Noiser - Yo también me alegro por tu parte. Envidia sana te tengo colega!.

Rockland - El aborregamiento también alcanza a los temas de conversación, por desgracia el rock es algo raro para conversar.

Os agradezco a los cinco vuestro paseo por aquí.

PUPILO DILATADO dijo...

Justin Case - Acojonante anécdota Justin, el piloto del rock'n'roll se nos enciende enseguida cuando nos pasa algo así.

Paulamule - ...si hubieses visto las caras que ponía cuando le tocaba el turno a Deep Purple o a Hendrix...

Ángel - Así ha sucedido pero yo ya he tenido mi "rock'n'roll conversation" ¡y eso ya no me lo quita nadie!!

Josi - Son pequeños momentos pero salí del instituto "más grande".

Jhonny Dibud - Sólo espero que no pase mucho para que volvamos a retomar 'el tema'.

Gracias a los cinco por el paseo en pupilandia.

Mr. Thunderstruck dijo...

Qué gran momento, cuando sale una situación asi de inesperada y placentera. Desde entonces, surge más confianza entre esas personas. El rock une, está claro. Saludos!