LAYNE, 1967-2002







La cita con la muerte vuelve a golpear duro en Pupilandia el día de hoy, 5 de abril de 2011, con el eterno recuerdo de Layne Staley en el día de su muerte allá por el 2002. Para el que os escribe la pérdida del vocalista de Alice in Chains supuso en su momento cómo si uno hubiese perdido ese hermano "bala perdida" al que nunca pudiste ayudar, como si uno de tus gurús musicales y, por qué no decirlo, espirituales te hubiese abandonado para siempre y sin motivo. El vacío que sentí fue tan mayúsculo que imaginaba enfermízamente, una y otra vez, cómo nadie a su alrededor pudo evitar lo peor aún a sabiendas del estado tan extremo en el que se encontraba.


Desde luego que no voy a negar que estaba más que cantado que una sobredosis acabaría más tarde o más temprano con él pero, joder, me había acostumbrado ya a su lánguida efigie final consagrada en aquel celestial "unplugged" y a sus "renacimientos" en forma de lanzamientos discográficos léase "Alice in Chains", el "Unplugged" antes citado, el mágico disco con Mad Season y algún clip de la última época en vida que luego fue incluido en la box de Alicia "Music Bank". Siendo sinceros, siempre albergué la esperanza de que encontrase la salida del agujero y la fatídica noticia fue un jarro de agua fría que aún todavía recuerdo como uno de los escalofríos más tristes y lúgubres que he sentido en mi vida.


Es extraño pero las primeras preguntas que me hice nunca estuvieron relacionadas con si Alice in Chains continuarían o no o sí encontrarían un sustituto para Layne; todo interrogante siempre pasó, durante una buena temporada además, con el cuestionamiento de su espiral descendente, con cómo serían sus infiernos particulares en vida y, en definitiva, cómo pudo ser vencido por sus adicciones teniendo a su alcance personalidades de la industria musical que podían haberle metido en mil y un sitios para sacarle de su denso hoyo.


Todo pasó ya y nada ni nadie nos devolverá a un vocalista dolorosamente bello, a un cantante estremecedor que hacía vibrar tu alma con sus armónicos alaridos. El recuerdo perdura, el tributo y el homenaje también y desde esta humilde casa te recordaremos eternamente en cada surco de "Dirt", en cada linea vocal de "Jar of Flies", en cada puto segundo de "What the Hell have I".









'Good old days', tiempos de excitación y experimentación, tiempos de gestación y consagración de una banda inigualable, de melodías personalísimas y de canciones que perdurarán por siempre en lo más profundo de nuestras almas.







12 comentarios:

Aitor Fuckin' Perry dijo...

La muerte de Layne fue la más trágica de todas. A mí también me tuvo obsesionado bastante tiempo, pensando que se podía haber hecho algo. Su agonía fue larguísima, estuvo prácticamente desparecido desde 1997. Tremendo tu recuerdo. Será siempre una de las voces definitivas del rock, al menos eso sí que quedará para siempre.

Da Muzz dijo...

Una auténtica tragedia, sin contar con la sordidez que debió rodear su existencia en los últimos años. Mostró como pocos que del dolor se podía sacar arte.
Un saludo

Anónimo dijo...

una desgracia como tantas en esto del rock and roll,gran banda,gran cantante,es curioso que disfrutaramos tanto de un disco como dirt sabiendo de que iba la cosa,no por la calidad de la musica si no por las letras,letras escritas por un yonki(sin querer insultar)en las que te daba a entender que la ese momento llegaria tarde o temprano aunque a mi me impacto mas que lo de cobain.
de alice hay canciones que no puedo escuchar de lo dolorosas que son un ejemplo es down in a hole,cruda y real como la vida misma y en la que layne desgarro mi alma ,o ese unplugged..que Dios lo tenga en su gloria y yo para siempre en mi corazon.
t.mena

Alex Noiser dijo...

Una pena lo de Layne, sin lugar a dudas uno de los tíos con mayor personalidad del rock y con una magnetismo en la voz que pocos han igualado. Estupendo recuerdo, un saludo!

TSI-NA-PAH dijo...

La que me tuvo obsesionado ami fue la de Jeff Buckley, que acababa de ver hacia poco en Londres!
La de Layne fue otra tragedia como la de Shannon Hoon o Kurt Cobain!
Una lastima morirse , pero aun mas tan joven
un recuero profundo para todos ellos!
un abrazo
Tsi/Jesse

ROCKLAND dijo...

Enorme pérdida, sin duda. A mi me tocó más la de Jeff Buckley y Shannon Hoon, creo que eran más jóvenes que Layne.

Gran post para un cantante irrepetible.

Saludos.

Anónimo dijo...

El destino no está escrito...pero ¡claro que lo está!... sus gestos, su mirada, su forma de moverse, sus canciones, todo, todo, todo era una enorme señal, desproporcionada y desgarrante, de que esto acabaría pronto, pronto y de mala manera... un pronto que se antoja cruel; ¿ podemos luchar contra nuestro destino ? uhhnn, puede o puede que NO

EL RESPONDÓN II

JUSTIN CASE dijo...

Sincero y sentido homenaje a uno de los mártires del rock. Desgraciadamente cuando sucedió, no pilló a nadie a sorpresa, porque todos sabíamos cual sería el desenlace. Fué a grandes rasgos, un poco como el caso de Antonio Vega.

PUPILO DILATADO dijo...

Aitor - Su agonía fue demasiado larga y sigo maldiciendo a aquellos que no pegaron un puñetazo en la mesa y no pusieron los medios que hubiesen hecho falta.

Da Muzz - "...del dolor se podía sacar arte.". Preciosa frase que ejemplifica lo que supuso "Dirt".

Anónimo - Bienvenido amigo, la de Kobain también me afectó lo suyo pero quizá aquella muerte tan desgraciada pero masificadamente mediática no me llegó tanto como la de Layne.

Alex Noiser - Tú lo has dicho, su voz y su persona desprendian un magnetismo irresistible. Gracias

PUPILO DILATADO dijo...

TSI/Jesse - ¡Qué putada lo de Buckley también!, terrible coincidencia, terrible pérdida.

Qué hubiese pasado musicalmente con Layne, Shannon, Kurt y Buckley todavía entre nosotros???

EL RESPONDÓN - Tu última pregunta en este caso confirma la segunda opción, estaba cantadísimo que Layne nos dejaría pero, despues de tantos años de agonia y tortura y continuar entre nosotros quería creer que no existiría el tragíco final. El nuestro está escrito???

Justin Case - Te agradezco el cumplido. En aquellos momentos mi corazón quedó destrozado y pocos tuve a mi lado que comprendiesen la importancia de su pérdida.

Agradeceros a los ocho que dilatéis el sentimiento aquí

paulamule dijo...

Un pérdida irreparable y anunciada por desgracia.
Siga descansando en paz.
Salud.

PUPILO DILATADO dijo...

Si después de la vida existe algún tipo de existencia vital, Layne estaría deleitándonos con su atormentada pero maravillosa voz.

DEP